Los maltratadores las prefieren jóvenes

ece0b82202d300499a220f490bee1138
Autora: Sannan Helena Berger

Los caballeros las prefieren rubias y los maltratadores las prefieren jóvenes. ¿Por qué? Fácil. Una relación hombre-mujer siempre comporta una desigualdad, nunca podrá ser horizontal. Pero a esa desigualdad siempre se le podrán sumar otras y la diferencia de edad trae una diferencia de poder.

Cuando hablamos de parejas heterosexuales en las que el hombre es significativamente mayor, el privilegio económico y el privilegio adultista se suman al privilegio masculino, dejando a las mujeres jóvenes en una situación de vulnerabilidad a la violencia machista mucho mayor que en relaciones de pareja sin una diferencia de edad pronunciada.

los maltratadores buscan víctimas jóvenes
Fuente: Instituto Nacional de Estadística. Nota: Según la OMS, 1 de cada 3 mujeres han sufrido violencia de género. Al leer estos datos tengamos presente que se trata sólo de las personas que han denunciado y obtenido medidas de protección, las víctimas son muchas más.

Desigualdad económica

La diferencia de edad suele implicar una diferencia econónomica. Es probable que un hombre de 30 años tenga cierta estabilidad económica, un trabajo, años de experiencia profesional, habrá terminado sus estudios, etc. Mientras que una chica de 20 años seguramente está formándose, vive con sus padres y tiene recursos económicos limitados, especialmente teniendo en cuenta la crisis de paro juvenil que existe actualmente en Europa. En este caso, el privilegio de clase se suma al privilegio masculino.

El maltrato económico es una estrategia de control que pretende dejar a la víctima sin recursos y generar un desequilibrio de poder. En la mayoría de casos, los maltratadores intentan que su víctima deje su trabajo o sea despedida, que deje los estudios o empeorar su rendimiento para impedir que alcance independencia económica. En este caso, la mujer joven no suele ser económicamente independiente de entrada y la desigualdad económica se da naturalmente.

Desigualdad social: adultismo

El fenómeno del adultismo es el privilegio de las personas adultas por encima de personas más jóvenes. Existe una desigualdad de poder de las personas debida a la edad, independientemente de los recursos económicos que esta posea. Un ejemplo de esto es la condescendencia con la que se trata a los niños, adolescentes y jóvenes adultos, la minusvaloración sistemática de sus opiniones, conocimientos y logros, silenciarles o restarles credibilidad, menospreciar sus experiencias, juzgarlos en base a estereotipos, etc. Una serie de microagresiones sutiles y prácticamente invisibles.

El psicología social, uno de los tipos de poder social es el poder “legítimo”, que es la capacidad de una persona de influir por encima de la otra debido a una serie de convenciones sociales que le confieren autoridad. Debido al adultismo, el hombre mayor de la relación tiene mayor credibilidad a nivel social, más estatus y un tratamiento de autoridad que puede venir dado incluso por parte de su pareja joven. En definitiva, el adultismo sitúa culturalmente al hombre mayor en un estrato superior al de su pareja joven, generando una situación de desigualdad social.

Si queréis aprender más sobre adultismo, os recomendamos la lectura de Superando el adultocentrismo de Unicef.

Interseccionalidad: privilegio heterosexual y privilegio cisgénero

En este artículo sólo hemos tratado las relaciones heterosexuales, pero es necesario que tengamos en cuenta que todas estas desigualdades se acentúan si hablamos de una mujer LGTBIA+ o fuera del binarismo de género, ya sea trans, asexual, bisexual, pansexual, gender-fluid, agénero o intersex, ya que en este caso podría sumarse también el privilegio heterosexual o el privilegio cisgénero a los privilegios que ya hemos comentado.

Con esto no pretendemos decir que todos los hombres que se relacionan con mujeres más jóvenes sean maltratadores, si no que, en el caso de que la pareja joven sea maltratada, está en una situación de vulnerabilidad mucho mayor. Hablamos de los hombres que buscan siempre relacionarse con mujeres mucho más jóvenes, plenamente conscientes de su privilegio en esas situaciones, maltratadores en serie que van cumpliendo años, pero sus parejas siempre tienen la misma edad.

Seguro que hay relaciones super sanas con hombres mayores. Si habéis tenido una relación genial de este tipo, este artículo no va de vosotras.

Skulla

About Skulla

9 thoughts on “Los maltratadores las prefieren jóvenes

  1. Además, el patriarcado ha acomodado todo para que sea normalizada la relación mujer joven/hombre viejo con instrumentos como la mentira de que “las mujeres envejecen más rápido y los hombres envejecen mejor”. o “en una relación buena el hombre debe llevarle a la mujer una media de 10 años”…

    Es que, como anota el artículo, si no existe horizontalidad en una relación hombre/mujer de la misma edad, ¡muchísimo menos en una donde el hombre sea mayor!

  2. Me encantaría ahondar más en este tema. Aquí se centra en el tema del maltrato pero yo tengo la idea intuitiva de que hasta un hombre que no sea un maltratador cuando busca una mujer más joven busca en realidad ese plus de poder, no lo que nos venden que es y él mismo se creerá seguramente de que es que es joven, guapa y todo es refrescante. Lo que “refresca” es que normalmente esos hombres salen de una relación no igualitaria en la que la mujer se quejaba de la situación e intentaba imponer justicia, y ahora nadie les dice ni pío y además les admiran y adulan, eso es lo que “refresca”. Me inquieta porque he sido testigo de una situación así en unos amigos cercanos y sin poder intervenir porque no va conmigo el asunto me da muchísima rabia.

    ¿Me podrías recomendar bibliografía al respecto si la conoces? Estoy por investigar y escribir yo misma el libro…

    Muchas gracias por tu artículo y un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *