No, el feminismo no es para que los hombres puedan llorar

nuevas masculinidades revolucion feminista hombres feministas
Fotografía: Saesura

 

Atraer hombres al feminismo “vendiéndoles” las ventajas que tiene para ELLOS es continuar con el androcentrismo que queremos erradicar. No sé cuántas campañas habré visto de “el feminismo también ayuda a los hombres, ¡uníos al feminismo!” y siempre me sorprende que se les dé tanta importancia. Siempre me sorprende, de hecho, que haya tantas campañas así.

Al fin y al cabo, se está diciendo que tiene que haber un beneficio para los hombres, que es necesario que  saquen partido de un movimiento que se basa en prestar atención, por una vez, a las mujeres (una persona me dijo una vez que el feminismo es justamente el intento de hablar sobre nosotras, en esta sociedad que nos enseña a hablar sólo de hombres); y eso crea muchos malentendidos que a largo plazo solo dificultan las cosas.

Habrá quien diga que es cierto que los hombres pueden sacar ventaja, sobre todo si no cumplen el estereotipo de “hombre” generado por la sociedad patriarcal; y habrá quien diga, también, que no tiene nada de malo comentar que existe ese estereotipo. El problema es ofrecer eso como un motivo para unirse a la causa feminista, y ese es el mensaje que dan imágenes y campañas en las que se recalca que el feminismo también ayuda al hombre, como si fuera siquiera su objetivo. ¿Queréis un motivo para que se unan a la causa? Que es justicia social, que es una lucha legítima, que la estructura social en la que vivimos oprime a las mujeres y hay que erradicarlo.

Todo esto crea la idea de que las conversaciones en el feminismo deben ser equitativamente sobre hombres o mujeres. Y eso solo daña al mismo feminismo. Para empezar: es mentir. El feminismo no busca darle nada a los hombres, sino liberar a la mujer. Busca erradicar los privilegios de los hombres en la sociedad. El feminismo está creado para ayudar a la mujer, y por eso debe estar centrado en nosotras, que somos quienes estamos en en una posición social inferior. Si perdemos esa idea, estamos perdiendo el feminismo y nuestra emancipación. 

Y lo peor es que los mensajes con los que “convencemos” a los hombres son muy superficiales. Les decimos: “no te sientas mal por llorar” cuando deberíamos explicarles que llorar no es cosa “de chicas”. Que la idea de “afeminado” es un insulto para las mujeres usado para mantenerlos en el privilegio. Deberíamos explicarles la función de los roles de género como herramientas de opresión hacia la mujer, cómo su vergüenza por llorar “y ser como una chica” implica que se nos identifique con lo malo, y que eso tiene consecuencias sociales que sufrimos día a día.

Pero no. Hay que suavizar el discurso, perdiendo gran parte de él, porque tenemos que caer bien a los hombres que ostentan el poder. No es la manera de explicar al feminismo; no faltando al feminismo. Si no somos protagonistas de nuestro propio movimiento, ¿para qué tenemos ese movimiento entonces? ¿De qué sirve?

Algunas personas me han dicho que con este discurso el feminismo no va a conseguir aliados, que normal que “caiga mal”. Para ellos y ellas tengo un mensaje: el feminismo no es una campaña de marketing. Es un conjunto de principios, un análisis de la sociedad, un movimiento que pretende acabar con esa sociedad.

feminismo hombres feministas

Como feminista lucho por lo que creo justo, y para ello no creo ni veo necesario tener que gustar a nadie, es absurdo. Y menos aún renunciar al movimiento y su base para suavizarlo (diluirlo, al fin y al cabo) y venderlo. ¿Venderlo de qué? El feminismo no se creó para caer bien, se creó para liberarnos de las cadenas, para ser Revolución. Y las revoluciones no se hacen cayendo bien. ¿Por qué se le exige al feminismo?

Alba Metafora

About AlbaMetafora

Feminista, me quejo mucho por Twitter, a veces me da por reflexionar y la mayor parte del tiempo solo digo tonterías.

32 thoughts on “No, el feminismo no es para que los hombres puedan llorar

  1. Permitidme que exprese mi desacuerdo a este artículo. Como madre que soy, para mì el feminismo tambièn es luchar por que mi hijo pueda llevar ropa rosa, el pelo largo, apuntarse a canto, o hacer lo que le plazca sin que la frase “pero eso es de niña” tenga un significado negativo y frene su libertad de expresión. Asì que sì: para mì feminismo significa tambièn darles a los hombres la libertad que ellos mismos se están quitando.

    1. El “pero eso de niña” esta insinuando que ser niña es algo negativo ¿te parece negativo ser una niña? Al final de cuentas le estás dando la razón al artículo.

      1. Ella misma reitera como quiere que su hijo pueda hacer con su cuerpo e identidad sin que se le critique negativamente con comentarios como aquellos no porque ella crea que este mal ser niña, sino que en ese contexto se le usa como un insulto

    2. No creo que el artículo vaya en contra de eso, sino va en contra de querer “venderles” el feminismo a los hombres no feministas diciendo que, para ellos, también hay ventajas.

      Aún así tampoco estoy de acuerdo con este artículo. Decir decididamente que el feminismo también tiene ventajas para los hombres, no tiene que ser necesariamente para ganar a hombres no feministas por la causa. Puede servir muy bien para romper con el cliché de que el feminismo va en contra de los hombres y no quiere igualdad, sino supremacía de las mujeres. Un pensamiento que aún está muy difundido en la sociedad.

    3. No son ellos los que se quitan su libertad, somos nosotros y nosotras mismas que con nuestras pautas de crianza y el “reglamento” social les enseñamos como se deben comportar y como no, totalmente de acuerdo con el hecho de que ellos también tengan el derecho a liberarse de las cadenas de tradicionalismo patriarcal inculcado en sus cabezas

    4. Y también podrías luchar para que tu hijo trate a las mujeres por igual, las respete, no perpetúe el sistema patriarcal, no forme parte de la cultura de la violación… Y tantas otras barbaridades que el sistema le va a meter en la cabeza. Si logras todo eso él no vivirá como un insulto la frase de “eso es de niña” y vivirá libre de estereotipos de género. Pero no olvides que él ha nacido del lado de los privilegios.

  2. Lo cierto es que la mayoría de los hombres que conozco no tienen ningún problema en vestir de rosa, llevar el pelo largo, depilarse o llorar cuando les apetezca. Y se les permite porque han desarrollado la “seguridad en sí mismos” de seguir siendo “muy hombres” aunque hagan esas cosas.

    Si el niño se apunta a danza, por ejemplo, sus compañeros le dirán “mariquita” y sus padres, creyéndose super igualitarios le dirán que no les haga caso, que él no es “menos macho” por eso, cayendo en la trampa: “haz lo que quieras, porque eres un machote”.

    Ese es el rechazo social, ese es el objetivo de esos condicionamientos, no que no hagan esas cosas, sino que las hagan en la reivindicación de su masculinidad, porque lo masculino mola y lo femenino es ridículo.

    No necesito defender mis derechos como hombre porque, precisamente por ser hombre, ya los tengo todos, y tampoco necesito que me convenzan de nada. Si no soy capaz de ver una injusticia y querer actuar contra ella porque lo es, no por lo que pueda ganar, me estoy enfrentando o, como mínimo, estoy poniendo impedimentos a quien lucha por la justicia.

    Y, si quieres avanzar en un camino, no puedes ir disculpándote con las piedras…

  3. Muy de acuerdo, los hombres ya lo tienen todo, no necesitan “empoderarse” aun más de ninguna manera. Por supuesto, hay hombres que no encajan en el estereotipo patriarcal pero eso es consecuencia de identificar lo femenino como malo, ellos no necesitan adquirir el derecho a hacer “cosas de chicas”, quienes tenemos que dejar de tener cosas propias como género somos nosotras. Y sinceramente, llamar derecho a vestir de rosa me parece absurdo con el número de problemas reales a los que nos enfrentamos las mujeres a diario.

    1. Estoy de acuerdo con ciertas cosas del artículo, porque como hombre feminista, hallo ridícula la idea del feminismo doble que busca un “compañerismo” hipócrita entre hembras y varones. También comparto el hecho de que el feminismo no es, ni debe ser una estrategia de marketing político. Eso es emular las estrategias políticas patriarcales.

      Ahora, si usted cree que existe un sólo Feminismo, está equivocado. He dedicado cierto tiempo de mi vida a documentarme debidamente sobre esta Teoría política, e incluso, Judith Butler, una figura feminista importante nos hace cuestionarnos si realmente somos “hombres” o “mujeres” en un sentido estricto. Entonces, demos también el sustento teórico debido para esgrimir los argumentos y hacer uso de la Razón que tanto evocaba Mary Wollstonecraft en 1792. Del feminismo no se puede excluir al hombre, no porque represente un beneficio similar a un privilegio, y de algo tan fútil como “poder llorar” o “vestir de rosa”, sino porque somos humanos.

      Los hombres feministas debemos ser compañeros de lucha (activa, ideológica o académica), sin que eso implique que debamos tomar crédito. Esto es algo que es comprensible, Bourdieu en La Dominación Masculina menciona el hecho de que, todo lo que haga un hombre en el sistema patriarcal, contará de aprobación y legitimidad automáticamente, así sea que haga algo que no se considere propio a su género.

  4. El feminismo sí nos ayuda a los hombres y mucho, no en el sentido que está expresado en el artículo sino en la liberación de nuestro patrones machistas, los tenemos muy arraigados y el feminismo nos llama a tomar conciencia de ello, transformándonos.

  5. Pues claro que beneficia a los hombres el feminismo, ¿acaso no es un beneficio ser mejor persona? El feminismo no tiene por qué buscar el beneficio para los hombres, pero al final, lo consigue, porque tener un mundo mejor beneficia tanto a hombres como a mujeres.

    La cuestión es si ese mundo mejor se puede conseguir sin buscar la complicidad de los hombres, que es lo que parece cuestionar el artículo. O si el feminismo tiene que ser una forma de vida y no de cambio social, porque para que haya un cambio social, toda la sociedad, hombres y mujeres, deben querer que cambie.

    No habrá jamás un cambio social si sólo los hombres, o sólo las mujeres, quieren que se produzca.

    Y voy a ser polémico. El movimiento feminista es como el antiracismo o el antifascismo. No hay término medio, o se es feminista o se es una mierda de persona. Pero, dicho esto, el feminismo no puede detenerse en ser un modo de vida de un movimiento social reinvindicativo, tiene que intentar imponerse como forma de mejorar la sociedad.

    Como hombre, no quiero que el feminismo se quede en un modo de vida de quien lo defienda, un movimiento de retórica y discursos “intelectuales” que acaban creando cientos de “feudos”, quiero que la sociedad sea feminista.

    1. A ver cómo empiezo la explicación. XD ¿El feminismo puede beneficiar a los hombres? Sí. ¿Es lo que busca? No. Es una consecuencia de liberarnos del patriarcado, de liberar A LA MUJER de la opresión rompiendo las relaciones de poder basadas en la construcción social que es el género. Por lo tanto, sí puede beneficiar pero no es lo que busca ni su objetivo, es algo secundario porque el feminismo es en sí mismo el espacio que da protagonismo a las mujeres en una sociedad centrada en los hombres. Como he dicho en el artículo, la razón como hombre para unirte a la causa debe ser que es justicia social, no que te aporta beneficios o no. Eso significa básicamente que las mujeres no te importan, que su opresión no te interesa y que eres incapaz de ver una sociedad que no esté centrada en los hombres; tan incapaz que no comprendes que en una sociedad así de injusta haya un movimiento que se centre en la parte oprimida.

      Dices que como hombre no quieres que el feminismo haga tal o cual. Es que como hombre en el feminismo lo que tú quieras o no no es importante, es importante liberar a las mujeres, y para ello lo primero es dejar claro que el movimiento es por y para nosotras, y aclarar que en las dicotomías de poder las que salimos mal paradas somos nosotras, por lo que las que hemos de liderar y protagonizar el movimiento somos las mujeres.

      ¿Quieres una sociedad feminista? Muy bien. Permítenos al menos hablar de los problemas de las mujeres en un movimiento que es para liberarnos.

      1. No hace falta que te pongas condescendiente.

        Yo no he dicho que busque beneficiar a los hombres, si no que busca un beneficio de toda la sociedad, por lo tando, los hombres, si o sí, nos vamos a ver beneficiados con el feminismo. Soy feminista por la misma razón que soy anticapitalista, antiracista y antifascista, porque creo que el feminismo lucha contra la desigualdad, contra la injusticia, y si el feminismo se impone, que es más que necesario, los hombres también nos beneficiaremos.

        A mi las mujeres me importan tanto como cualquier otra persona que forme parte de este mundo, creo que habéis sido sometidas a una injusticia brutal durante siglos en la mayoría de sociedades. Que digas que soy incapaz de ver la opresión de las mujeres es algo gratuito que no viene a cuento, porque no te has parado a pensar lo más mínimo lo que he escrito. Lo mismo te digo cuando dices que lo que yo quiera, o no, no es importante para el feminismo, lo cual es un error, porque, insisto, para que cualquier cambio social se imponga, la sociedad debe quererlo, y los hombres somos parte de la sociedad. A diferencia del capitalismo, en manos de un 10% de personas, la sociedad está formada por una mitad, más o menos, de hombres. Lo que yo quiera individualmente es tan relevante como lo que quieras tu, porque es mi opinión y también tengo derecho a expresarla, y tengo derecho a soñar como quiero que sea el futuro, igual que tu.

        Jamás he negado que pueda hablar nadie de lo que quiera, no me niegues tu a mi ese derecho. Lo que he dicho es que perdernos en mil retóricas al final diluye el problema, y partiendo de una visión común que ambos tenemos, al final estamos duscutiendo por matices o malas interpretaciones.

      2. ¡Muy buen comentario! Puede que el artículo no quedara claro, pero ahora lo has explicado tan bien que no da lugar a dudas. Obvio que el feminismo beneficia a los hombres, pero no podemos olvidar que es la consecuencia del cambio social que perseguimos. 🙂

  6. Me gusta mucho que se mencione este enfoque que, si bien debería ser obvio, ha ido pervirtiéndose por el maldito toque-de-midas que tienen las redes sociales.
    Sin embargo, hay algo que me hace ruido. Retomaré el tema de llorar en público para no ir más lejos: Los que “insultan” diciéndole ‘niña’ a un hombre que llora, son los mismos que le dicen ‘macha’ o ‘machorra’ a una mujer que juega fútbol… la misma gente de mente cerrada que tiene MUY arraigados los roles de género decimonónicos.
    Entiendo perfecto que no hay razón para tomar lo estereotípicamente femenino como referente de “malo”, pero CREO que esto sucede en ambos sentidos, hacia ambos sexos.

      1. ¡Exacto!
        pero el insulto no radica en parecerse a una niña/mujer sino en no ser ‘completamente hombre’, según el standard popularmente arraigado.
        En términos generales, es la misma cosa, pero creo que las sutilezas hacen una diferencia:
        Como cuando llaman “hombruna” a una mujer que no es delicada como “debería ser”, según la misma maldita tradición popular.

  7. Además, ¿por qué tendríamos que caer bien? ¿Caerle bien a quién? ¿A los que nos dicen cómo debemos hacer nuestros feminismos? ¿A los que nos van a catalogar de “buenas femministas” y “malas feministas” (cayendo como siempre en la falsa dicotomía de “mujer buena” y “mujer mala”? ¿A los que fiscaizan el discurso, invisibilizando y minimizando la razón de nuestro disgusto (nos están matando de a siete por día en México, pero hay que decirlo suavecito pa’ que no parezca que todos los hombres son asesinos y pedirlo por favor)? ¿A lo que asumen que “igualdad” significa que a los hombres también los violen y las mujeres hagan servicio militar (que no violen a nadie y que nadie esté obligado a servir como crne de cañón para propósitos chovinistas de élites políticas y empresariales es una idea disparatada)? ¿A esos que creen que el feminismo no es necesario porque las mujeres “ya pueden votar e ir a la escuela” (ignorando las estadísticas y el hecho de que #NoTodasLasMujeres han alcazado esos derechos)? ¿A los que les encanta hacer mansplaining? ¿A los que niegan tener algún privilegio? ¿Los que asumen que los vagones exclusivos del transporte colectivo son un “privilegio” de las mujeres (que nos acosen también debe serlo)? ¿A quienes se van de putas cada sábado? ¿A los machos progres que son bien chidos hasta que una les hace notar su privilegio?

    Enserio, ¿por qué tendríamos que gustarles a esos, si son exactamente los mismos de los que nos estamos emancipando?

    No gracias, no quiero gustarle a ninguno de esos.

  8. Entiendo y comparto la idea de que en el feminismo no se pierda el foco en la mujer y que definitivamente no es un movimiento para los hombres, pero no creo que eso quiera decir que ellos no deban beneficiarse de él y que este elemento deba ignorarse.

    Creo que el feminismo trata sobre la dignidad humana que le ha sido sistematicamente negada a la mujer, pero que busca ponernos a todas las personas en un plano de justicia a partir de lo que somos en un sentido más profundo que el del sexo o género. Entonces no se puede ignorar que para destruir el actual sistema se necesita y beneficia a todxs. Por supuesto, no hay que tratar de vender la idea o de convencer con argumentos azucarados a nadie, pero tampoco resultar “combatiendo fuego con fuego”.

    El feminismo no fue pensado para los hombres, pero también los va a ayudar y si estos quieren apoyar (y deben hacerlo, no por corrección política sino por convicción ética) que lo hagan. Que se les presente toda la gama de injusticias en las que todas las personas nos manejamos actualmente y que participen. El feminismo tampoco puede decirle a un hombre que por su biología no puede tomar parte en esto.

    1. El artículo no dice nada de lo que has entendido. Dice que no se usen los beneficios que tiene el feminismo para los hombres como “arumento de venta” para hacerlo más popular, no que no tenga beneficios.

  9. Buenas! No estoy deacuerdo con el articulo.. Haber, tener razon tienes, el feminismo para ser cortos es la lucha contra el patriarcado, el feminismo NO es para los hombres, pero ellos benefician de el de forma indirecta y si alguien es feminista por eso no le veo el problema. Aunq los hombres no se permitan llorar “porque es algo de chicas” y que eso implica que ser una chica es malo, también es negativo para ellos porque se les impide expresarse como quieren. Dudo que un niño de tres años crea que ser niña es malo, a menos que sus padres se lo hagan pensar de forma indirecta y subliminal mediante esas «costumres» . gracias por leerme 🙂

  10. No entiendo este artículo, a una chica cuando es algo mas basta o bruta se le llama “machorra” como algo despectivo o con la imágen de que todo hombre es así, siendo también un insulto al género másculino. Vivimos en una sociedad en la que se pretende diferenciar hombre y mujer como distintas especies. Es completamente cierto que las mujeres tienen mucha mas discriminación que los hombres en este aspecto, pero pienso que el feminismo en si deberia buscar la erradicación de este tipo de discriminación por parte de ambos sexos.

    Por experiencia propia, por el hecho de ser mujer tienes mas facilidades a la hora de pedir la custodia de tus hijos, estas cosas siguen mostrando una sociedad muy dividida, porque no por el hecho de ser padre, mi mujer va a cuidar mejor de mis hijos.

    Pienso que el feminismo debería mirar por ambos sexos, ya que la exclusión que veo del género masculino en este articulo al fin y al cabo acaba generando un odio y un rechazo al género masculino y llegando de un extremo al otro.

    Quizás tenga una opinión algo equivocada, me gustaría que me respondeseis para ver distintos puntos de vista en este aspecto, no vengo a ofender a nadie, solo vengo a informarme un poco más de este movimiento y a cambiar un poco de opinión sobre esta visión algo negativa que tengo sobre el feminismo. Gracias por vuestra atención

  11. Pero entonces qué es lo que busca? 😮 no me queda claro. El feminismo que yo apoyo es en el cual se eliman los privilegios de género, donde se entiende que solo somos seres humanos sin roles especificados por nuestras preferencias. Obviamente la lucha partió desde las mujeres y deben ser las que lo lideren, pues yo como hombre jamás lograré sentir toda esa presión y violencia que han vivido por siglos, pero no por ello eliminaremos la conexión que existe de violencia en general a todo tipo de género por parte del patriarcado. Entiendo que emputece que se ocupen los problemas de género que atañen al hombre para acercarnos al feminismo, pero ese es un problema mayor al de género, es el problema del individualismo de la sociedad actual. Hoy para que la gente apoye y entienda que debemos trabajar en conjunto debe sentirse afectada, ya que quienes intentamos velar por el bien mutuo sin querer recibir algo a cambio somos pocos. No nos segreguemos, todxs queremos llegar a la eliminación de los roles de género donde se respete al ser humano solo por serlo sin discriminación de ningún tipo, pero para llegar a ello en esta sociedad lamentablemente se debe apelar al individualismo.

  12. Estoy en total acuerdo que si un “hombre” necesita que le vendan el feminismo en vez de apoyarlo simplemente por sentido común de lo justo y equitativo esta cayendo como piedra en estanque a un doble discurso, sin embargo también creo que hay diversas filosofías de como llevar el feminismo y el creer que todos los movimientos feministas solo se trata de los puntos que ella puede observar es desmostar que solo se limita observar el movimiento hasta donde su idiosincrasia le permite, pues a fin de cuenta el feminismo no es una lucha de un solo ámbito, busca un cambio estructural de la sociedad en el sistema de roles y es algo que nos afecta a todos…

    La libertad no se exige se elige… 

     

  13. Por supuesto que el feminismo no tiene que caer bien. De hecho, si tuviera alguna relevancia evaluar la calidad de un movimiento de lucha social por las simpatías generales que despierta, casi cabría decir lo contrario, pues significaría que esa lucha es verdaderamente disruptiva, que está rompiendo nuestros esquemas habituales de percepción, nuestros patrones de pensamiento, en definitiva, que está poniendo en entredicho nuestra egoica visión del mundo, y eso siempre resulta doloroso y antipático. A pesar de ello yo considero que sí beneficia a todo aquél que más profunda o superficialmente está dispuesto a cambiar el modo en que nos relacionamos en una sociedad eminentemente injusta y desigual, pues permite detectar relaciones de poder incluso más allá de las relaciones de género, en todos aquellos aspectos de las relaciones humanas en que los rasgos de nuestro carácter se expresan performativamente.

  14. Me causa mucha gracia que a las mujeres les importe que los hombres lloren, como si esa fuera la cura para el patriarcado: descongestionar las emociones de los susodichos.

    Pues cuento mi experiencia: hace tres años estuve con un tío que sí que sabía llorar y lo hacía mucho. Yo pensaba que me había sacado la lotería (¡por fin un hombre capaz de expresar sus sentimientos!) y que su emotividad se traducía en empatía. Resultó que me llevé la decepción de mi vida porque, para él, sus lágrimas eran legítimas y las mías una “exageración” y una forma de “hacerme la víctima”. Incluso, cuando se trató de un acoso laboral violento que sufrí  con un jefe, el tío minimizó mi sufrimiento y hasta le hostigaba que a mí me afectara.

    Pero, anda, sigan tratando de enseñarles las ventajas que les otorga llorar.

  15. Muy de acuerdo. Siempre me ha parecido comparable a que los afroamericanos, en su lucha por la igualdad, hubiesen dicho : vosotros los blancos podréis tocar jazz y bailar como “negros” sin sentir que hacéis cosas de inferiores. Apuntaros al carro de la igualdad de derechos, ganamos todos.

  16. Me alegra leer esta publicación porque yo también he caido en eso. También he argumentado que el feminismo es un movimiento que nos beneficia a todxs en un absurdo intento de hacer entender a quien no quiere entender. A quien busca encontrar contradicciones en cualquier feminista, y no para debatir, ni enriquecer o madurar su propia visión; sino para ridiculizar el movimiento y tildarnos de hipócritas.

  17. Me parece errado que se insinue que luchar por la igualdad sea algo que esta condicionado directamente por los genitales, justo cuando es uno de los factores que se critican del feminismo. ¿Acaso un persona no como constructo social sino por nacer con determinado órgano reproductor, debe quedar excluido de un movimiento que propone el cambio social y cultural de esa misma parte de la población? ¿no es eso acaso similar a la heteronormatividad falocentrica tan criticada? Pido reflexión en este hecho: cualquiera que tenga un poco de sentido común apoyaría la igualdad. No resulta parecer que haya igualdad al decir que una persona con pene merece exclusión, resulta hipócrita y tremendamente estúpido teniendo en cuenta la historia del movimiento feminista. Pensemos en la situación, de que si no se es posible ser aliado de la lucha por la igualdad, o se impide serlo, se promueva por inacción la herencia de privilegios. O peor, se promueva la idea de que es el feminismo es excluyente y enemigo de la igualdad, cómo suele suceder, aferrándose al machismo y misoginia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *