“También hay hombres buenos”

patriarcado feminismo machismo violencia machista
Fotografía por Sin Continente

Hace poco leí el artículo viral “El feminismo me ha jodido la vida” . Dejando a un lado el hecho de que yo no creo que el feminismo haya jodido nada, suscribo las palabras de la autora. Pero no hace falta buscar mucho para toparse con los comentarios de algunos hombres en respuesta del texto.

Y es que muchos son los hombres que se indignan cuando generalizamos sobre la existencia de machismo, cuando se habla de “violencia machista” y no de género, cuando se habla de que los hombres nos incomodan y nos avergüenzan con sus comentarios si vamos por la calle con falda y/o escote o cuando decimos que nos hemos sentido acosadas o infravaloradas por culpa de los hombres. Muchos se exaltan y afirman que son casos aislados, que la mayoría no son así, que no deberíamos generalizar, que somos unas exageradas, que “también hay hombres buenos”.

Pues bien, yo generalizo abiertamente.

Generalizo por los pocos hombres que conozco (si es que conozco a alguno…) que no tienen pelos en la lengua para afirmar contundentemente que son feministas. Generalizo porque la desinformación sobre ese término está tan generalizada como la palabra feminazi. Generalizo porque cuando no vamos depiladas nos preguntan qué opinan nuestros novios al respecto. Generalizo por las veces que me han preguntado que por qué no tengo novio, siendo una chica tan mona. Generalizo también por las veces que se nos desacredita porque quizás tengamos la regla y por eso estemos tan susceptibles. Generalizo por cada uno de los “vas provocando” que se han pronunciado.

Generalizo porque cada año, con el chupinazo de los Sanfermines, sabemos que no sólo dan comienzo las carreras, las fiestas y los bailes. Da comienzo un fin de semana en el que la noticia no la dan sólo los toros.

Generalizo por todas y cada una de las mujeres que conozco, porque todas ellas han sentido miedo volviendo a casa de noche, y más aún, generalizo por las que vimos nuestro miedo hecho realidad y tuvimos que entregarnos a una batalla desequilibrada que no pedimos, ni perdimos.

Generalizo, finalmente y sobre todo, por las que sí perdieron la batalla. Generalizo en nombre de los 63 hombres que decidieron el año pasado matar a sus parejas, y por las 39 mujeres asesinadas de este año. “¿Y los hombres asesinados qué?” – dirán algunos. Generalizo porque se mata a un hombre por cada cinco mujeres asesinadas, y esa cifra me da el derecho. Generalizo porque nunca le hemos quitado importancia a esa minoría de hombres asesinados a manos de mujeres, ni tampoco a los hombres maltratados o acosados. Son una minoría que también merece protección, pero que no basta para afirmar que exista un problema coyuntural o social (o quizás de mentalidad o quizás una mezcla de todo lo anterior), como sí lo es en el caso de las mujeres.

Señores, en una sociedad en la que nosotras aún tenemos que acarrear con salarios más bajos que vosotros, con dificultades en la contratación si estamos en una edad cercana a una hipotética maternidad, con premios científicos inaccesibles, con comentarios despectivos, con incomodidad, con que cada año haya que explicar en San Fermines que el hecho de que una mujer se quite la camiseta no le da derecho a nadie a tocarla y menos violarla, con noticias trágicas ya normalizadas, con miedo, con secuelas por malos ratos y tratos, con ideas absurdamente arraigadas sobre el amor romántico, con los cánones de belleza femeninos rozando la ficción, con más de 5 muertes mensuales de mujeres a manos de sus parejas, con debates políticos que apenas contemplan el problema, con el machismo y misoginia…  Señores, os pido por favor, por respecto, por educación y por el bien del feminismo (y sin quitarle peso a vuestros problemas masculinos diarios) : acarread vosotros con la generalización.

Julia Federica Giráldez Velasco

About Julia Federica Giráldez Velasco

Jurista especializada en derecho de la Unión Europea, activamente feminista y potencialmente fotógrafa.

7 thoughts on ““También hay hombres buenos”

  1. ¿Por qué no acatar el problema desde un punto de vista como una lacra en la sociedad? Son en su mayoría los hombres machistas, también lo son en mayoría mujeres machistas (en mi opinión)

    De todas maneras estoy en acuerdo con todos los puntos.

     

  2. Estoy de acuerdo con el artículo. Con la opinión de Julifede. Y también estoy de acuerdo con lo que comenta Javier.

    Estoy completamente de acuerdo en que sí, por desgracia, estamos en una sociedad no igualitaria. En una sociedad que no promueve la felicidad de tener un hijo, una vivienda, y una estabilidad social y económica sea el género que sea.

    Pero el machismo no está en el hombre. El machismo está en la educación y la sociedad en sí.

    También hay mucho machismo en las mujeres. Por cultura, convicción, o es lo que esperan o consideran que es un hombre. Un hombre no es eso. Claro está que hay hombres y hombres. Al igual que hay mujeres y mujeres.

    Hoy en día. Las nuevas generaciones que entran, y vienen, aún son más machistas. Y es debido a haber dejado la educación en manos de los abuelos y no haber sido los padres quien la han realizado. No hay que hechar la culpa a los abuelos. Son de otra generación. Pero en lugar de haber avanzado notamos, y notaremos, un paso atrás en eso que queremos todos, o al menos creo yo, que es Respeto e igualdad indistintamente del sexo. Respecto e igualdad a la persona.

     

     

  3. Totalmente de acuerdo, desde la primera a la última letra.

    Los hombres que dicen “ofenderse” por ser “tratados de forma negativa” con estas situaciones olvidan que el hombre, en especial el hombre blanco heterosexual, ha gozado de demasiados privilegios a costa de oprimir a todos los demás, bien mujeres, bien otras razas, bien homosexuales.

    Y como resultado de su status encima han desarrollado una mentalidad despótica y despectiva en la que no entra como concepto nada que no sea su propio criterio.

    Es la hora de quitar de la cima a los hombres blancos heterosexuales y bajarle al mismo nivel que todas las demás personas de un mundo donde cada vez tienen más peso la mujer, los colectivos homosexuales y otras razas.

    pd: ¿feminazi? eso no existe, salvo en las mentes de machistas neanderthal.

  4. Durante toda su historia la mujer ha sido demonizada, infravalorada, tratada poco más que como medio de reproducción y cocinera. Si una había hecho algo mal, repercutía en el concepto de todas las mujeres del mundo, y si alguna intentaba  defenderse o argumentar algo, se la ignoraba o se la reprimía. Por lo visto la forma de igualar a los géneros es hacer a los hombres lo mismo que nos han hecho a nosotras a lo largo del tiempo, generalizar, ignorar la voluntad de cada individuo, incluir a todos en un mismo saco y si te parece mal… ah! haber elegido no nacer hombre!

    No estoy diciendo que no haya hombres que merezcan nuestro más profundo desprecio, y que haya que señalarlos para defendernos y poder hacer justicia, porque por desgracia todas las mujeres en algun punto de nuestra vida nos hemos encontrados con situaciones machistas de mayor o menor grado, pero no entiendo qué ganamos poniendonos en contra de todo el género.

    El feminismo, a mi parecer, no es un saldar las cuentas con los hombres, sino ir abriendo paso a la mujer en la sociedad, darle la misma voz que el hombre, y eso por desgracia no se gana rápidamente de una generación a otra pisoteando a quien nos replique, sino con trabajo constante, y a veces se gana y otras se pierde.

    A poca empatía que una pueda tener, sabe cuándo un hombre te falta al respeto por falta de información o porque de verdad quiere hacerte daño. Hay que defender nuestra persona, pero es más constructivo educar en la igualdad, a largo plazo será más estable.

     

  5. Personalmente cuando alguien me dice que generalizo, les pongo el mejor ejemplo que he leído: Hay un bol lleno de caramelos, y el 10% están envenenados. Coge un puñado y come. Tranquilo, hay caramelos buenos, muchos. Sólo que no sabes cuáles son.

  6. Muy buen artículo, gracias. Y que si, que no podemos generalizar (ya se sabe”not all men” ), pero al mismo tiempo “todas putas”, como dicen muchos (la mayoría).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *