Carta abierta a todos aquellos privilegiados que me llamáis feminazi

Autor: Kwangho Shin
Autor: Kwangho Shin

Cada vez que leo los comentarios de un artículo sobre una mujer asesinada a manos de un hombre o temática similar me pongo enferma. La ley de Lewis se cumple casi de manera matemática: los comentarios en cualquier artículo sobre feminismo justifican el feminismo. Nunca falta la horda de machitos quejicas diciendo lo mismo, ¿y de los hombres que mueren asesinados a manos de mujeres, qué? ¿Para cuándo esa igualdad por la qué supuestamente lucha el feminismo?

A todos estos victimistas ignorantes les informo:

1) Todas las vidas valen lo mismo, sea un hombre o una mujer, pero el motivo por lo que se hace eco con las mujeres maltratadas es porque la cifra de hombres maltratados simplemente no es comparable con las mujeres. Además, el fenómeno de la violencia de género obedece a razones sociales fuertemente arraigadas, mientras que los hombres asesinados por su pareja mujer son hechos aislados y puntuales.
2) Cuando una mujer asesina a su pareja, por muy horrible que sea, y por supuesto debe ser castigado, no se activan mecanismos que lo justifiquen como dar voz a los vecinos para decir que era una bellísima persona o que algo habría hecho su pareja para que perdiera la cabeza, mientras que la violencia de género se caracteriza por una situación de desigualdad, el hombre siente que debe ejercer su superioridad como macho sobre su pareja femenina.
3) Sólo el cero coma de las denuncias son falsas. Y el sistema está especialmente diseñado para cribarlas y que no lleguen a nada. Dejad de apoyaros en que muchas denuncias por violencia de género. Si pretendéis que hay muchas más denuncias falsas que las condenas por denuncia falsa, también tendréis que admitir que hay muchos más hombres que maltratan de los que realmente son condenados por maltratar. Las mismas reglas del juego para todos.

El primer párrafo de la Ley Integral Contra la Violencia de Género, en su exposición de motivos, lo explica de forma muy clara:

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Al margen de un tema tan serio como el asesinato, que es la punta del iceberg de la violencia cotidiana que soportamos por el mero hecho de ser mujeres, hay un millar de cosas que me cansan. Me cansa oír que las feministas de antes luchaban por el voto y las de hoy en día luchan por chorradas como lo de teñirse el vello de las axilas o no depilarse, como si el poder disponer de nuestros propios cuerpos con plena libertad fuese un problema menor, o como si fuese asunto vuestro qué hacemos con nuestros pelos. Queridos amigos, es fácil decirle a una mujer que no se depile si no quiere, pero ¿para cuándo vais a dejar de juzgar a una mujer por no hacerlo? Es fácil ser hombre y no afeitarse, dejarse barba, pero si eres mujer y no lo haces, eres sucia (cuando la depilación del vello público por ejemplo incrementa el riesgo de contraer enfermedades), descuidada y además, no eres deseada, como si no ser deseada por los hombres heterosexuales fuese el peor de los castigos que podamos sufrir como mujeres (?). También estoy harta de no poder hablar abiertamente de mi libertad sexual sin que me llamen puta; de no poder decir que no quiero casarme ni tener hijos sin que me llamen rara, amargada, egoísta o que simplemente me digan con una sonrisa estúpida que ya cambiaré de opinión. Estoy harta, a mis 25 años, escuchar comentarios estúpidos a tíos de mi edad, como cuando me dicen que no me queje de los babosos si llevo escote.

Y después de esta reflexión de mujer, que a muchos hombres a los que tanto les gusta criticar sobre feminismo no les interesará, les digo lo siguiente:

Se llama feminismo por que busca la IGUALDAD DE DERECHOS de las mujeres con respecto a los hombres. No busca la superioridad, ni es un movimiento antihombres, ni somos feminazis. Las y los feministas no solo luchamos por que las mujeres tengamos los mismos derechos y libertades, ni luchamos solo para que no se nos juzgue por temas que consideráis banales por que a vosotros no os afecta como la menstruación, la depilación o la libertad sexual. También luchamos para que VOSOTROS podáis vestir del color que os de la maldita gana sin ser llamado maricón, para que os quedéis en casa cuidando de los hijos mientras vuestra mujer trabaja si es lo conveniente sin que te llamen poco hombre y básicamente para que no tengas que sudar testosterona para ser considerado un machote. Por todas estas razones y muchas más lucha y existe el movimiento feminista actual. Así que no me jodáis con que el feminismo no es necesario.

Elena Sánchez Jiménez

About Elena Sánchez Jiménez

Estoy hasta el coño

4 thoughts on “Carta abierta a todos aquellos privilegiados que me llamáis feminazi

  1. Hola me ha encantado el artículo y me gustaría añadir que el término “feminazi” surgió de un hombre estadounidense que comparaba la lucha feminista con el holocausto moderno y de ahí surgió el término feminazi que en si no existe

    1. Que cosa es ser feminazi? Yo quisiera que alguien por favor me explicara cómo esas dos palabras pueden juntarse, que alguien me cuente que cosas hacemos las feministas parecidas a el movimiento nazista?

  2. BRAVO!! De todos los artículos que he leído en esta web, que son unos cuantos, es el que más me ha gustado. Dice absolutamente todo lo que quería leer. Y es que da rabia cuando alguien usa el término feminazi para desprestigiar el feminismo, especialmente cuando se trata de alguien que NO SABE LO QUE ES EL FEMINISMO. Criticar insultando (“feminazi” es un insulto) no está bien nunca, pero aún peor está cuando uno no sabe lo que está criticando. Sinceras felicitaciones a la autora.

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *