He aquí el casito que me pides: explicación del patriarcado nivel básico

Fotógrafa: Meg Gaiger
Fotógrafa: Meg Gaiger @harpyimages

Después de algunos años inmerse y liberade en el feminismo, hice balance. Y mi resumen de los últimos años es: “Es que tú, que eres la que lo vives, la que lees y sabes de que hablas deberías explicar(me)lo“. Y aquí va unos ejemplos tan claros que aún así serán negados serán por cualquier neomacho random en cuanto lo lea. Pero nosotres ya lo sabemos: nunca nada de lo que digamos os resultará suficiente o válido porque nunca os será agradable. Necesitáis verlo con vuestros propios ojos, o experimentarlo en vuestra propia piel, para empezar a plantearos que quizá, SOLO QUIZÁ, no estemos exagerando.

Patriarcado es que cuando voy sola por la calle y me cruzo con un hombre o varios tengo miedo de que me violen, no de que me roben. Y que cuando me han robado he sentido puro alivio de que no me violen y joder, qué contenta porque no soy un hombre y siempre todo puede ir a peor.

Patriarcado es un sistema con la capacidad de amoldarse a los nuevos tiempos y a esta era tecnológica con tal de perdurar. La violación y las violencias machistas pueden ser grabadas desde cualquier móvil, es más la grabación y difusión de tu imagen sin tu consentimiento es una violencia machista. Una muestra más de cómo nuestro propio cuerpo se percibe como algo que no nos pertenece, está a disposición de ellos, de los machos para su uso y disfrute. A veces incluso le roban y graban desde el propio móvil de quienes han violado. Y esto, querides, en algunas ocasiones es el medio por el que la superviviente se entera de que sufrió violencia sexual. Pero como yo me he propuesto buscar ejemplos claros para a ver si así os animo un poquito a que vayáis entendiendo que nos estáis asesinando, violando y maltratando os comento: la grabación de una violación supone que se pueda creer a le superviviente, porque las pruebas físicas y forenses no son siempre garantía para apoyar la declaración de le superviviente. Si no se movió porque ha sido drogade, por el shock, como mecanismo de autodefensa para evitar dolores y desgarros o si cuando estás preparade para denunciar ya no tiene secuelas físicas, una grabación puede suponer un posibilidad para que puedas emprender tu camino hacia la justicia. Debes compartir tu horror, que otros lo vean y exponerte a ese nivel para que se tenga en cuenta que en un mundo en el que centenares de mujeres son asesinadas y violadas se tenga en cuenta una nueva denuncia entre preguntas sobre qué llevabas puesto, qué habías tomado y cuánto le habías provocado. Esto es la violencia institucional patriarcal.

Machismo es que tú, que nunca te cuestionas nada, ni modificas tus hábitos de consumo, tu forma de relacionarte ni le reprochas nada a nadie mientras que a nosotres, les feministas, siempre tengamos que justificar nuestro discurso. Porque de repente nace de tu interior un sentimiento revolucionario imparable ante la lógica del capital.  Y no, no es (solo) culpa del capitalismo, es más nosotres somos quienes decimos que patriarcado y capital, alianza criminal. Lo siento mucho por vuestro ego de intelectualoides y líderes pero tras tantos siglos de roles múltiples y compaginar tareas de las que no os hacíais cargo porque no queréis, también sabemos que somos capaces de llevar muchas luchas a la vez.

Sexismo es que en un mundo adultista, en el que se prima y premia el individualismo disfrazado de autonomía y se niega la importancia de la educación informal y la interdependencia entre humanes, tú amigo mío, me exijas que te explique, que te ponga ejemplos, que te dedique mi tiempo para que me hagas el favor de no ser machista. El favor de que te gestiones tu propio cambio hacia un mundo en el que no me violenten. De tener más posibilidades estar viva, en definitiva. Pero es un favor que nos haces, no es de gratis y tenemos que currárnoslo y explicaros a vosotros lo que tenéis que hacer. Y porque yo también tengo que cuidaros, emanciparme pero teniéndoos en cuenta, sin molestar, sin gritar, sin que se note que me duele. La cosa abochorna mucho más si recordamos que los que os (auto)infantilizáis sois los mismos que lleváis siglos diciéndonos que no somos inteligentes por naturaleza y escribiendo tratados conductuales para copar todo espacio de poder que nos reste movimiento convencernos.

Sexismo es que en un mundo especista, que separa la razón (cualidad atribuida a hombres) de la naturaleza (cualidad atribuida a mujeres y devaluada con respecto a la primera), que requiere de una jerarquía para todxs lxs animales para que así, nuestros hombres, estén en la cúspide más alta imaginable, la naturaleza del hombre sea la excusa más rentable para el patriarcado. Un mito en el que se les plantea con una naturaleza violenta, agresiva y en el que la razón en los hombres desaparece. Una naturaleza violenta propia de animales que no tienen raciocinio. Un macho, cazador, proveedor, dominante e incapaz de controla sus impulsos. Vaya, justamente razón, la cualidad que con tanta ansia se le atribuyó para legitimarles a oprimirnos. ¿Y a qué puede deberse la necesidad de violencia cuando tienes a todxs lxs seres en estratos inferiores a ti? ¿Algo que defender? Pues sí, tus privilegios.

Patriarcado, machismo, androcentrismo y todo lo malo que se me ocurre es que el calificativo “machista” haya pasado de ser descriptivo a convertirse en un insulto Resulta que no ahora no les estamos señalando que están haciendo un ejercicio de poder, si no que buscamos insultarles. Sí, un elemento descriptivo, una indicación de que estás ejerciendo violencia sobre mujeres e incluso otras identidades que no son hombres se le ha dado la vuelta y ¡zas! se invirtieron los roles de violencia y ahora resulta que somos nosotras quienes les estamos agrediendo e insultando al señalarles su machismo. Y se desvía misteriosamente la atención hacia sus sentimientos heridos porque como buen neomachista él sabe que ser machista es algo grave, él abiertamente expresa su deseo de no querer serlo, pero omite que no se está revisando los privilegios y que no está atendiendo mi demanda. La acusación de haber ofendido a un macho se convierte inexplicablemente en igual de grave que un acoso sexual, apropiación de espacios y/o palabra, violencia simbólica, ninguneos variados, etc. Y su dolor vale más que el nuestro. Sí amigues, cuando estamos violentades, se minimizará o simplemente se negarán tus propias percepciones o emociones, pero quienes han impuesto las reglas de este juego, son como la banca y siempre quieren ganar. Tienen el poder y los apoyos para colocar sus intereses en primera línea y que se conviertan en interés y cuestión para todes. Es un juego trucado.

 

About Reverdía

Su hembrismo y cada día el de más gente.

Deja un comentario