6 cosas que las feministas blancas pueden hacer por el feminismo negro

feminismo negro
Ilustración por FkaGabriella

A mediados del mes de diciembre di una charla en Zaragoza, invitada por Afroféminas, sobre la descolonización a través del movimiento Go Natural, que implica dejar de alisarse el cabello y volver a lucir el afro natural. En el debate, una chica perteneciente a un colectivo feminista me preguntó qué podía hacer El Feminismo por las mujeres negras. Y de eso es de lo que quiero hablar hoy.

He puesto “El Feminismo”, así en mayúsculas, no porque lo dijera ella, sino porque lo digo yo, aquí y ahora. Cuando me refiero a El Feminismo me refiero al feminismo eurocéntrico, hetero, blanco, normativo… ese al que no todes pertenecemos, ése que no a todes nos representa.

Oigo una y otra vez eso de que el feminismo debe ser transversal o interseccional… bueno, no sé cómo denominar a ese feminismo inclusivo que debe tener en cuenta todas las reivindicaciones de todas las mujeres.

Bien, volviendo a la pregunta que me hizo la compañera sobre qué puede hacer El Feminismo por las mujeres negras, esto es parte de la respuesta que yo, como mujer negra, le di, y esto es lo que tengo que decir al respecto.

Inciso: yo me represento a mí, y no a todas las mujeres negras. Es posible que muchas mujeres negras estén de acuerdo conmigo, pero no pretendo representarlas a todas, por lo tanto habrá mujeres negras que crean que lo que digo son tonterías (sí, igual que las mujeres que dicen “ni machismo ni feminismo: igualdad”). Espero que eso se entienda.

Qué puede hacer el feminismo por las mujeres negras

Insisto: esto es lo que yo como mujer negra y a nivel individual creo que pueden hacer los colectivos feministas de mujeres blancas.

1. Reconocernos

Reconoced que tenemos voz. Dejadnos expresarnos cuando se trata de la interseccionalidad entre machismo y racismo. No necesitamos que nadie hable por nosotras. Solo necesitamos los espacios para hacerlo.

2. Alejarse del whitesplaining

Me atrevería a decir que esto va de la mano de lo que he explicado en el punto anterior sobre el reconocimiento, en realidad.

Las personas blancas no sabéis más que yo sobre mi propia experiencia, así que no es necesario que me expliquéis cómo debería sentirme, ni cómo debería tomarme las cosas.  No interrumpáis mi discurso como mujer negra para tomar el protagonismo, explicarme el racismo haciendo referencia a toda la bibliografía que sois capaces y minimizar mi experiencia. La mía o la de cualquier otra mujer negra. Es nuestra experiencia sobre racismo, o sea, sobre algo que las feministas blancas sabéis porque habéis leído o porque os han contado y no porque lo hayáis vivido, así que toca callar.

3. Revisar las propias conductas racistas

Hay muchísimas conductas y expresiones racistas. ¿Por qué? Porque vivimos en países que han sido colonizadores. Y el racismo es estructural.

Hace apenas cincuenta años España todavía tenía colonias; de hecho España y muchos países europeos, junto con Estados Unidos, siguen en las mismas, ahora con el neocolonialismo. Después de siglos y siglos de ser un país colonizador, hay que ser consciente de que todas esas conductas colonialistas no se han eliminado. Así que no, la esclavitud y el colonialismo no son cosas pasadas porque impregnan muchas creencias, conductas, comportamientos, frases hechas y refranes.

Hey, ¡es que hasta yo tengo que revisarme constantemente! Porque soy negra, pero también me he criado en la misma sociedad que vosotras. Me he criado aprendiendo la misma versión de la historia que vosotras, así que también tengo que revisarme.

Además, tengo que reaprenderme y reconstruirme mientras vivo en una sociedad que tiende a negarme, ningunearme y silenciarme constantemente. Yo también reviso mis conductas racistas, porque me he criado y me han educado en la misma estructura que a vosotres.

Por lo tanto, si llega una persona no blanca y os señala una conducta racista, un comentario racista o un lo-que-sea racista, abrid los oídos y, antes de negar sistemáticamente que seáis racista, revisaos. Sed capaces de aceptar que el punto de vista de la otra persona también puede ser válido… y que puesto punto de vista también puede ser cuestionado.

4. Reconocer vuestra situación de privilegio

Y aquí un símil para que se entienda la mar de bien: en cuestiones de afrofeminismo, vosotras, como mujeres blancas sois quienes detentáis la situación de privilegio y quienes, por tanto, podéis oprimir. Igual que los hombres. Así que, en este caso, las mujeres negras somos doblemente oprimidas: por los hombres (blancos y negros) y por las mujeres blancas.

5. Usar el privilegio de forma positiva

Lamentablemente, las personas blancas siempre son más escuchadas cuando se habla sobre racismo, por esto pasa eso tan curioso de que en muchas asociaciones que luchan contra el racismo, el número de personas negras parece que sea para cubrir el cupo y decir que, ¡eh!, tenemos a un negrito o a una negrita… pero el negrito o la negrita está de florero y muchas veces no tiene ni voz.

También pasa que se organizan eventos para hablar de racismo sin los sujetos que lo viven a diario, o sea, sin personas no blancas. Y, sinceramente, ¿qué tienen que decir cuatro señores o señoras blancas sobre el racismo si no lo han experimentado en su piel jamás en su vida?

Algunas personas blancas me dicen que siempre estoy a vueltas con lo mismo, que basta ya de hacerme la víctima, que supere de una vez Lo de la esclavitud. Las feministas blancas tenéis la oportunidad de usar vuestro privilegio para ser aliadas.

6. No cuestionar los espacios no mixtos

Como personas blancas no tenéis por qué estar en todos nuestros espacios. En ocasiones, las personas negras necesitamos espacios para debatir de forma segura. Esos espacios deben ser libres de personas blancas. Voy a ir más allá: las mujeres negras necesitamos a veces también espacios libres de hombres negros cuando se trata de cuestiones afrofeministas.

No cuestionéis esa necesidad. Si el espacio es mixto, seréis bienvenidas; si no lo es, no lo es. Se acepta y ya.

Si sois feministas, es posible que esto os suene porque es lo mismo que las mujeres feministas reclaman a los hombres, ¿a que sí? Bueno, pues ahora toca que os apliquéis el cuento y, por eso del sisterhood, arriméis el hombro y os planteéis algunas de estas cosas.

Con calma, que es un proceso largo.

Desirée Bela-Lobedde

About Desirée Bela-Lobedde

21 thoughts on “6 cosas que las feministas blancas pueden hacer por el feminismo negro

  1. Hola ! Me gusta lo que decis y cómo lo decis. Gracias por compartirlo y por abrirme un poco mas los ojos. Te mando un abrazo fuertee y muchos cariños! !

    1. Mujer latina NO es sinónimo de mujer blanca,mestiza o nativa….Habemios millones de mujeres latinas negras,afrolatinas luchando por ese feminismo inclusivo que habla la autora.

  2. Hola 🙂 tu entrada me ha revelado muchas cosas que no conocía. Tengo amigas latinas, pero no conozco a ninguna negra personalmente, y la verdad es que nunca me había planteado estas cosas del racismo dentro del feminismo. Es curioso que, por mucho que queramos ayudar y ser una piña, podamos llegar a oprimir sin darnos cuenta a otras, como tú dices, porque el racismo es estructural y lo hemos mamado desde pequeñas. Tomo nota.

  3. Muy buenas Desirée. Tienes toda la razón. Como mujer blanca, una lectura que me fue muy bien para entender lo que explicas, fue El color purpura de Alice Walker. Un abrazo y sigamos con la lucha ❤

  4. Estoy de acuerdo con todo lo que dices. Salvo que yo si he sufrido racismo. Al vivir en u pais arabe 6 años tuve que aguantar perlas del tipo “largate de aqui” “vuelve a tu pais” gente que pasaba a mi alrededor y decia “¿Pero que le está pasando a este país?” Y racismo mezclado com acoso sexual, ese odio castigador con tintes de violacion de algunos hombres. Creo que de la experiencia sobre el racismo a negros y afroamericanos es algo de lo que yo no puedo hablar y me toca escuchar, pero sí sé lo que es aguantar comentarios racistas y lo que duele en el alma y sí podría hablar sobre ello. No ha sido toda una vida de aguantar racismo pero si que ha dolido lo suficiente como para poder hablar de ese dolor y tratar de empatizar. Por una parte me alegro de poder acercarme y ver un poco mas allá que algunas u algunos.

    1. El racismo tiene un significado ddeterminado porque se dio a nacer en un contexto determinado y hacia personas y colectivos determinados, no mezclamos los conceptos.
      El racismo dio a luz al colonialismo militar, cultural y económico y por lo tanto no creo que hayas estado en un país árabe que haya colonizado a tu país y que ahora lo está defamando en los medios y lo están sometiendo al neocolonialismo.
      Los comentarios dirigidos a tu persona pueden muchas cosas menos racistas porque el racismo tiene un significado muy determinado como he dicho antes.

  5. Soy blanca y la verdad que no cuestiono tus necesidades. Son las tuyas. Comento lo que no me gusta o no entiendo: la expresión “toca callar”. No me gusta opinar de lo que no conozco y tampoco opino de las experiencias ajenas pero puedo tener mi propia versión sobre el racismo (aunque no lo haya vivido, que no hace falta sufrir una situación para tener una opinión) siempre desde el respeto. Últimamente me da la impresión que no se puede hablar más que de lo vivido. Y de lo políticamente correcto. Y revisándose a cada rato para no decir algo que pueda ofender a un determinado colectivo. Es agotador. Tampoco entiendo muy bien (y no quiere decir que no lo respete) la necesidad de espacios propios de mujeres negras. No se, creo puede suponer un desmembramiento importante. Una separación justamente por lo que no queremos que se produzca: el color de la piel. Quizás tenga que darle más vueltas, pero de entrada me chirría. Creo que el feminismo es cuestión de género no de raza, pero esa , obviamente, es mi opinión. ¿Que las mujeres negras tienen más posibilidades de ser oprimidas que las blancas? Si, estoy de acuerdo. ¿Que las mujeres blancas tenemos más privilegios respecto a las mujeres negras? También estoy de acuerdo teniendo en cuenta la historia de nuestro país y sin tener que echar la vista atrás. Lo que me gustaría es encontrar un equilibrio entre todas nosotras, con sus diversidades, con sus diferencias, pero sin separar o fragmentar. ¿Son compatibles esas diversidades con el ansiado equilibrio? Pues no lo sé, quisiera creer que si.

  6. Entiendo la frustración. Sin embargo, no entiendo bien… las 6 propuestas explican qué NO hacer. Cuál es la diferencia entre una persona no racista implicada y una persona no racista no implicada? En BlackLivesMatter, lo que se pide es que luchen todos. Y aquí, parece que entorpecemos más los que nos implicamos, que los que no nos implicamos. Me gustaría que algún día escribas otro post sobre lo que SÍ hacer.

  7. Mi nombre es Ismael, no soy una mujer, pero soy un ser humano, soy mulato, me he criado entre dos razas ANTAGÓNICAS, se muy bien de q va todo esto… la reflexión de desirée, está llena de fuerza, que es la experiencia viva que te da la vida; hay personas como ella, que sacan el valor de la pura Injusticia, que lo ven muchas personas, pero muy pocas se atreven… que decir ante tal exhibición de determinación y sensatez: pues que estoy hasta el final con personas como tú; a ésta chica que se llama GRIS, le diría que no se entristezca, hay personas de raza blanca (como mi madre),y muchas más que han luchado, por la injusticia; si tu eres una de ellas, Gris… entonces tú corazón debe ser fuerte y descansar en paz. Si algún dia, os reunis, y la presencia de otro ser humano (hombre) no os incomoda, entonces yo gustosamente iría, para aprender de mujeres de verdad. Os dejo mi correo. I.M.R.21!hotmail. com Saludo

  8. Esto la verdad es que nunca me lo llegué a plantear el relacionar de esta manera el feminismo y el racismo. Ahora esto me ha abierto los ojos para así dejar de oprimir a las feministas negras. Yo no sé lo que es el racismo en primera persona, pero tengo amigxs que sí lo han vivido, a sí que en parte lo entiendo, pero obviamente no tanto como alguien que lo vive.
    A si que, feministas y aliados, tomemos nota. ✊

  9. Pingback: diário de duas
  10. pues mira. recièn veo el sitio y el articulo. No estoy de acuerdo en eso de lugares no mixtos… porquè? me parece que es seguir dividiendo. De lo demas, algunas cosas, dan para pensar
    gracias

  11. “Hace apenas cincuenta años España todavía tenía colonias” querida Desirée, se nota que eres negra, pero no canaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *