¿Laicismo beligerante? Sí, existe.

Con este articulo pretendo, simplemente, poner sobre la mesa con un poco de humor que desde que se hizo pública mi participación en este medio han sido una constante los mensajes cuestionando la posibilidad de compaginar varias de mis identidades. Con el tiempo iré subiendo artículos sobre cómo convivo con ellas, quienes más trabajan sobre el tema y cómo algo que parece tan imposible al final sólo lo es cuando nos empeñamos en meter todo en las diminutas cajas que nos han hecho creer que existen. Sólo os pido un poco de paciencia y estar dispuestes a liberaros de prejuicios.

Salir del armario como creyente y encontrarse laicismo … ¿Que?

Hace unos tres años largos acudí a una charla sobre: islam, izquierda y lucha por la liberación. Yo aún estaba en trámites para salir del armario como creyente y me presentaba más como curiosa que como alguien con verdadera necesidad espiritual por conocer y conocer sobre estos temas. ¿El motivo de eso? La pereza total de tener que dar explicaciones. Me resultaba mucho más cómodo ser feminista en la calle y dejar la espiritualidad para casa.

Entre las ponentes Brigitte Vasallo, Nahella Ashraf, y Neus Roca debatían sobre la importancia de la interseccionalidad y lo incómodo del laicismo beligerante que sufrían en muchas ocasiones las comunidades musulmanas. Ahí fue cuando yo dije: “¡Eh! ¡Wow, esto a mi también me pasa!” En su momento escribí un artículo sobre ello:

Y me ofende que me me juzguen. Que me juzguen los católicos cuando me ven entrar en algún templo es algo que se que va a pasar, No espero lo contrario, sería infantil e inocente. Pero que personas de izquierdas, que se declaran progresistas me miren mal y cuestionen mis decisiones me sorprende y me molesta. Sobre todo, porque sus argumentos son fácilisimos de desmontar, porque no se han documentado y argumentan desde el desconocimiento y la ignorancia. Y lo peor no es que desconozcan y juzguen, lo peor es que encima esten orgullosos de su desconocimiento y sean arrogantes. Por favor, yo animaría a esas personas a escuchar y aprender antes de emitir una opinión (que no es lo mismo que un juicio!) Dejad de daroslas de respetuosos y progresistas y cuestionaros un poquito… porque resulta altamente agobiante tener que estar dando explicaciones constantemente.
Islam, izquierda y lucha por la liberación en Queer Punk Riot

Tras mucho pensar, voy a intentar ser breve y hacer un TOP5 de las cosas que más nos molestan a las personas espirituales. (Recordad que hablo como cristiana, imagino que a otras espiritualidades se las cuestiona con otros puntos. Pero pensad también que como cristiana tengo una desventaja: la gente cree que sabe de que habla porque de pequeñe fue a un colegio de monjas, el cura de su pueblo fue desagradable con su hermano que es gay o bien hay un pasaje de la Biblia que dice x y eso ya es un argumento (sin más ejercicio de exégesis, ni estudio, ni comprensión del momento histórico del texto, ni nada. Comprendéis mi desesperación , ¿Verdad?). Sin más dilación, ahí va:

Las 5 frases que más molestan a las personas espirituales

  1. La cara de sorpresa de las personas al enterarse de que eres creyente y el: –¿En serio crees? Pero…tu parecías … osea, como tan progre… Entonces, ¿Crees en Adan y Eva y todo eso? No hagáis eso, por favor. Ser creyente no significa creer a pies juntillas todo lo que pone en un libro de hace 2000 años. (Tampoco implica ser judeo-cristiane, hay más espiritualiades)
  1. La cosa todavía no ha empeorado del todo, todavía pueden decirte: – Osea, no digo que tú seas tonta, porque tú eres muy inteligente… por eso me sorprende… Pero estarás conmigo en que la mayoría de gente que es creyente es muy sectaria, pobre, ignorante y se creen muchas tonterías… Además siempre intentan imponer su opinión. Pero no digo que tu seas así. Claro, porque tu conoces a todas las personas creyentes de todas las espiritualidades y sabes como son. Eso no es un argumento, es una suposición llena de prejuicios y además es clasista porque estas asociando una manera de pensar a la ignorancia y esa ignorancia a la clase socio económica de las personas.
  1. Si la conversación no sigue por el punto 2, no te preocupes que empeorar siempre puede empeorar, por ejemplo podría ir por la siguiente vía: – Pero a ver, cari… tu vales para mucho más, como puedes creerte esos cuentos. ¿Tu estás bien? Porque es normal creer en Dios cuando una esta mal y, oye, igual va a ser que estas deprimida o necesitas respuestas que no encuentras y te aferras a eso. En serio, ¿tanto cuesta de comprender que crea en algo? No, no estoy perdida y no me infantiliceis, gracias. (Y aunque estuviera perdida, merezco que se respeten mis creencias). Y de paso, no seáis capacitistas. Creer es algo que sale de dentro y fin, sin tener que estar rota ni desesperada ni porque sea una más o menos capaz de encontrar respuestas. Y como tal, merece respeto.
  2. Yo lo entiendo y casi lo respeto, pero a ver… pruebas no tienes. Claro, porque tu tienes en tu casa un armario lleno de pruebas de física cuántica de nivel avanzado y cada noche te las miras para estar segurisime de que Dios, Allah, o en lo que sea que creamos nosotres no existe. Vuelve a ese cajoncito a pensar lo que acabas de decir, anda.
  3. Como vas a ser creyente, no puedes ser creyente porque tu eres feminista, poliamorosa y mil cosas que la iglesia rechaza. Sorpresa, la institución y la espiritualidad no son lo mismo. Puedo ser creyente y puedo ser feminista, bollera y poliamorosa si me apetece. A la institución déjame que me ocupe yo de intentar cambiarla, tu ocúpate de cambiar tus prejuicios.

>Y … un Bonus Track, El top MARAVILLA de las respuestas al enterarse de la espiritualidad ajena:

La persona de turno saca la Biblia (o lo busca en Internet, sin ningún complejo) y ¡Redoble de tambores!: te cita un capítulo – versículo que supuestamente va a desmontar por completo tu fé. Como si nunca hubieras leído los textos, como si jamás te hubieras cuestionado nada.

Esto es el mansplaining por excelencia, el laicosplaning o ateosplaining, como queráis llamarlo. Este motivo maravilla es el que me llevó a la universidad. La única manera que encuentro de entender esto como algo divertido es convertirlo en un duelo de versículos. Probadlo, es fácil ganar si eres una friki de los textos.

Silvia Valle

About Silvia Valle

Pedagogía, Sexoafectividades no convencionales, Educación sexual, Pornografía, Feminismos, Veganismo y Teología.

7 thoughts on “¿Laicismo beligerante? Sí, existe.

  1. “Tu tienes en tu casa un armario lleno de pruebas de física cuántica de nivel avanzado y cada noche te las miras para estar segurisime de que Dios, Allah, o en lo que sea que creamos nosotres no existe.”

    Esto es una falacia. En base a este argumento, podríamos enunciar o dudar de la existencia de cualquier cosa. Así que haz tuyo el “cajoncito para pensar” y replantea el punto 4 entero.

    El artículo, igualmente, propone un conflicto interesante y que da para mucha charla, pero ese punto…

  2. Si hablase sobre ateismo beligerante podría entenderlo, porque los ateos podemos ser un poqui cansinos (aunque nos limitamos a dar el turre via internet) pero lo del “laicismo beligerante” me parece un contrasentido total. El laicismo no tiene apellidos. O un estado es laico, esto es, tiene separación entre iglesia y estado, o es mas o menos confesional.
    Ese apellido del laicismo beligerante lo podría haber dicho uno de los ínclitos ensotanados de la conferencia episcopal.

    Entiendo que en la cuestión del islam es un asunto delicado por decirlo finamente, y ahí tenemos instrumentalización de leyes que persiguen ciertas vestimentas de esa religión (y solo esas vestimentas concretas) en sitios públicos en donde no debería ser así (una playa no es un juzgado).

    Pero una vez dicho eso, lo dicho. El laicismo no entra en demostraciones sobre veracidad o no de la religión.

  3. Yo antes pensaba que con ese nombre la revista era una parodia y no le presté atención, me alegro de haber leído este artículo y de haber salido de mi error. ¡Buen artículo!

  4. Interesante artículo.
    Sin embargo muchos puntos se desmontan solos. Por ejemplo, para empezar, la Biblia no se escribió hace 2000 años sino que es un compendio de libros y escritos que se han ido transformando a lo largo de los tiempos (entre el 900aC y el 100 dC) y muchos de ellos fueron reformulados en el Sínodo de Roma (382 dC) y en el Concilio de Hipona (392 dC) y ratificados en el IV Concilio de Cartago, (419 dC).
    Pero, como bien dices no hay que confundir ser espiritual con ser creyente.
    Aunque ahí te lías con una cosa, ser espiritual o creyente no es exclusivo de la religión católica apostólica y romana. Que sea la espiritualidad que tu profesas no quiere decir que sea la única y, ni mucho menos, la verdadera. Es decir, cuando mencionas ser espiritual o creyente debes explicitar de que fe o movimiento religioso hablas, ya que hay muchísimas espiritualidades, creencias e iglesias. Eso no quiere decir que no respete tu espiritualidad, sólo indico que hay muchas y que deberías ser más específica a la vez que respetuosa con todas las demás).
    Evidentemente no hay que mezclar espiritualidad con inteligencia. Aunque es cierto que se han aprovechado las religiones para conquistar pueblos indígenas a través de ellas, eso no quiere decir que los que profesan una religión u otra sean más listos o más tontos que los que no profesan ninguna. Pero es un tópico y la gente tira de él. Paciencia. 😉
    Sobre el tema de las pruebas, entiendo tu argumento y lo comparto parcialmente. Hay un tema irrefutable, el hecho que existan y hayan existido tantas religiones, dioses, fes y espiritualidades diferentes a lo largo de los tiempos me hace pensar que ninguna de ellas es válida o, si quieres complicarlo más, ninguna es falsa (todas son ciertas). Por lo tanto, la espiritualidad es algo muy personal y válido o no válido para uno mismo; entiendo que es una forma de buscar explicaciones a nuestras preguntas. Si embargo, cuando entramos en religiones, ya lo veo como un tema de dogmas, de dominación de unos pocos sobre unos muchos y ahí ya soy muy incrédulo y beligerante.
    Los siglos de imposición por la fuerza de muchas religiones y de la católica apostólica y romana en el caso de España, hace que el movimiento contrario (laicismo, ateísmo, agnosticismo, etc…) sea también muy beligerante y -quizás- un poco agresivo. Pero lo hacen porque están sobre tierra quemada y hay mucho terreno por recorrer. A nivel de ejemplo, aunque está reconocida en la Constitución la libertad de religión, exactamente dice: “Ninguna confesión tendrá carácter estatal.” (Título I, Capítulo 2º, Sección 1a, Articulo 16.3). Cuando hay un accidente grave (varios muertos en un accidente de autobús, avión, un atentado terrorista, etc…) se procede a hacer una misa católica apostólica y romana, sin opción a otras confesiones (y menos a ninguna). La iglesia católica apostólica y romana lo copa todo, por eso los que que no son de esa confesión son tan peleones, porque se pegan como lapas a sus parcelas de poder. Y por eso son agresivos en als discusiones contigo.
    En fin, perdona el rollo, espero haber ampliado las perspectivas al respecto. Un saludo y mucha suerte!

  5. Excelente artículo, soy pastora evangélica (feminista también) y es muy difícil luchar contra esos prejuicios con ateos y feministas “académicas”. Espero que sigamos respetando la espirituaidad o no espiritualidad de nuestres compañeres.

  6. Yo llevo mas de dos decadas en una casa cristiana pentecostés.
    La biblia es machista, por mucho que yo traté de apaciguarlo y tratar de darle un enfoque distinto simplemente no funcionó, no tenía lógica.
    En sí los argumentos que te ha tocado son puros estereotipos muy tontos.
    Pero no es bueno tampoco tapar lo mediocre que es ese libro. Ser cristiano es ser seguidor de cristo y es verdad, es una creencia distinta. Pero no entienden y yo tampoco le vi sentido cuando tenía mis debates interiores. Simplemente me convertí al paganismo y reindivique mis creencias a Dioses femeninos y dedicarme a ellos. Quiza por el desagrado que tenía el como hablaban de las mujeres y como se les satanizó a esas diosas libres.

    Yo lo único que espero de cualquier persona religiosa o espiritual es que mantengan a los niños alejados de eso, que les instruyan en las distintas religiones y caminos y que ellos decidan en que creer.
    Acá es super feo lo que se vive con los adolescentes cristianos con los que convivo.

  7. pues yo te agradezco enormemente este artículo y hace que me sienta un poco menos sola. De verdad que hay pocas cosas que me parezcan más feas que el intentar convencer a otra persona de que sus creencias personales están mal y deban desaparecer porque blablabla. ¿Hola? Es que a ver, no sé. Cualquiera sabe que la Biblia o cualquier texto sagrado está lleno de metáforas, símbolos e historias que van más allá de una lectura literal y de lo aparente o material. Venga, señorxs, dejen de dar la brasa con su “ateosplaining” y que cada unx crea lo que le de la real gana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *