¿Qué es racismo?

¿Qué es racismo?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.

 

Hoy me adueño de estos versos de Bécquer para la introducción de mi post, porque siento que hoy toca hablar de eso, de qué es racismo. Y quiero hacerlo a raíz de algo que me dijo un Señor™ cuando publiqué la foto de la mano blanca tocándole el pelo a una niña negra y de la que ya hablé en este post titulado No me toques el pelo.

Resulta que llega este Señor™ y dice que tocarle el pelo a una persona negra no es racista. No contento con eso, va más allá y dice:

Racismo fue el asesinato de Lucrecia Pérez. Lo demás es buscar casito.

25 años del primer asesinato racista

Lucrecia Pérez Matos se encontraba cenando con otras personas en la discoteca abandonada Four Roses, de Aravaca. Cuatro encapuchados entraron y la emprendieron a tiros contra las personas que estaban en el recinto. Después huyeron en un coche que les esperaba fuera. Dos balas alcanzaron a Lucrecia, una de ellas en el corazón. A Lucrecia Pérez la asesinaron el 13 de noviembre de 1992 a la edad de 33 años. Este año se cumplirán 25 años de su asesinato.

La Guardia Civil atribuyó el asesinato a grupos de extrema derecha. Y días después detuvo a un agente del mismo cuerpo y a tres menores como autores del crimen. Así que evidentemente, se trató de un asesinato racista. Aquello fue racismo.

 

El racismo llevado a los extremos

Varios años después, y esto ya es una experiencia personal (creo que en 1995), te cuento lo que me pasó. Volvía con unas amigas en el último tren hacia mi ciudad. El tren iba repleto de tipos con cabezas rapadas y marcas de ropa que en aquel momento se relacionaban con los neonazis y botas con puntera de hierro. En ese tren, un grupo de chicos de estética skinhead le daba una paliza tremenda a un chico negro que viajaba con su novia.

Antes de ir a por ese chico, esos cuatro individuos me rodearon. Cuando el que estaba delante mío hizo ademán de avanzar para atacarme, uno de los colegas le agarró del brazo y le dijo “pasa, que es una tía”. En la siguiente parada se subía el chico negro que se llevó la paliza de la que yo me libré. Mientras le pegaban y se oían golpes que no cesaban, oía -oíamos, todas las personas de varios vagones- a su novia llorando y gritando horrorizada “por favor, por favor, dejadle. Por favor, no le peguéis más”. Nadie se movió.

Finalmente alguien tiró de la palanca de parada de emergencia. El tren paró y aparecieron los agentes de seguridad de Renfe en el tren. Bajaron a los cuatro autores de la paliza y supongo, espero y deseo que al chico lo llevaran a un hospital.

Aún después de haberlos expulsado del tren, los cuatro pedazos de escoria que atacaron al chico se dedicaron a tirar piedras a los cristales del tren mientras estaba parado. Tiraban piedras y más piedras a los gritos de “Arriba España”, “Viva Franco” y “p**a Lucrecia”. Aquello también fue racismo.

 

¿Qué es racismo?

Está claro, dear white people, que todo eso es racismo. Desafortunadamente hay otras muchas conductas menos violentas, más veladas que también son racismo. El problema es que están tan integradas y tan aceptadas que la mayoría de gente, como no las sufre, no las identifica como situaciones racistas.

Sin embargo, queri,  una persona blanca no apaliza o asesina a una persona no blanca de la noche a la mañana porque sí, por arte de magia. Tiene que haber algo más, en eso estarás de acuerdo conmigo.

Porque, al final, la agresión física o el asesinato son solo la punta del iceberg del racismo. Por debajo hay muchísimas conductas más que tal vez tú no sabes identificar. Aquí algunas de ellas:

Qué es racismo - iceberg con conductas racistas
Fuente: Si los negros hablaran como los blancos

¿El racismo es agua pasada?

Es muy ingenuo creer que el racismo es Algo Del Pasado, y que vivimos en una sociedad multicultural. ¿Multicultuqué? Mira, no. Es que ese término, para mí es una patraña.

No vivimos en una sociedad multicultural. Vivimos en una sociedad (hablo de la sociedad española) que ha evolucionado desde un reino imperialista que tenía colonias. Te lo digo de otra forma, si prefieres. Vivimos en una sociedad que levantó un imperio a costa del sufrimiento, expolio y esclavitud de otros pueblos.

Eso significa que el racismo en la sociedad española es estructural, como en muchas otras. Te recuerdo que España es el país en el que nací y en el que vivo. Y mis padres, si te lo estás preguntando, también son españoles. Nacieron en Guinea Ecuatorial, país que fue colonia española desde 1778, y después devino provincia española. Guinea Ecuatorial logró la independencia el 12 de octubre de 1968. Como puedes ver, no han pasado ni cincuenta años de esto.

Te cuento esto para que entiendas que el pasado colonial de España es demasiado reciente como para pensar que se han erradicado el racismo. O que solo es racismo el asesinato o las agresiones físicas de las que te hablé, porque cuando hablamos de qué es racismo, vamos mucho más allá

¿Qué es racismo? Pues mira, si quieres saber qué es racismo lee lo que te explica mi hermanita Winnie en el pie de una foto que publicó en Instagram hace unos días:

 

Pie de foto de Winnie en su cuenta personal.

Todo lo que comenta Winnie también es racismo. La cuestión es que como son cosas que para ti no son violentas, ni humillantes, ni molestas porque no las vives, te cuesta más identificarlas. En el peor de los casos, te atreves a explicarme a mí, que soy negra, por qué lo que acabas de decir no es racista. Y por eso cuando una persona no blanca te llama la atención sobre un comentario que tú consideras totalmente inocuo y te lo señala por racista, te llevas las manos a la cabeza.

 

Unas consideraciones finales

Mira, no voy a decirte que no tienes legitimidad para hablar de racismo porque no lo vives. Podría decírtelo, pero no lo voy a hacer. Y no lo voy a hacer porque, mal que me pese, hasta hace muy poco las conversaciones sobre racismo las han liderado personas blancas. Afortunadamente eso está cambiando. Estamos ganando espacios donde se nos escucha. Se nos tiene en cuenta cuando determinamos qué es racismo y cuando hablamos de nuestras preocupaciones. Así que acéptalo de una vez. las personas negras no solo tenemos voz, sino también capacidad para expresarnos de forma inteligible. No necesitamos interlocutores que validen nuestra experiencia.

Lo que sí voy a decirte es lo siguiente: yo vivo con el racismo desde que nací. Yo soy la que vive experiencias discriminatorias en mi día a día. Esto te lo digo para que cuando yo te señale una racistada, en vez de saltar a la yugular indignándote, te pares un momento y reflexiones.

Si te señalo -o cualquier otra persona no blanca- una actitud racista, no te pongas en el centro tú y tú ego herido porque cómo vas a ser racista si tienes Una Amiga Negra. No. Tú no eres el centro, y no pasa nada.

Si te señalo una conducta racista lo hago para que te revises, para que aprendas a identificar El Racismo Que No Se Ve. De esa forma, me podrás ayudar a señalándoselo a otras personas que, como tú tampoco lo ven.

Porque no busco casito. No estoy teniendo una pataleta porque sí. Te estoy señalando qué es racismo y te estoy señalando una conducta racista para que acabar con ella. Si estás tan a favor como dices de ponerle fin al racismo, párate, reflexiona y revísate; pero no me niegues.

Desirée Bela-Lobedde

About Desirée Bela-Lobedde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *