De cómo lo mainstream nos invisibiliza

Hablemos de cómo lo mainstream nos invisibiliza a las mujeres negras, sobre todo si somos españolas. Siéntate, chiqui, que te cuento.

Ayer leía en SModa, el suplemento de El País, un artículo titulado El “hasta aquí” de las mujeres negras frente al estigma del pelo afro. El artículo me pareció, de entrada, genial. En él entrevistaban a Antoinette Torres Soler, fundadora y directora de la revista Afroféminas.

El foco en el pelo afro

En la entrevista, Antoinette dice cosas muy interesantes. Lo que dice va más allá de lo que tú, que me lees aquí o en mi cuenta de Twitter, ya sabes sobre la estigmatización que conlleva todavía llevar el pelo afro natural. No “a lo afro”. Porque nuestro cabello no es un estilo ni una moda, ya te lo dije aquí.

Lo mainstream nos invisibiliza
Foto de Ismael Segarra. Maquillaje y composición de Li Kaczynski

Entre las cosas que dice Antoinette, señalo esto: “No queremos ser mujeres blancas, no estamos incómodas con nuestros rasgos, no nos falta nada”. En mi caso, igual que en el suyo, ser madre de dos niñas también fue transformador. Y así lo cuenta Antoinette se lo cuenta a SModa:

“Yo me dije: voy a tener una niña, será mestiza, sé de sobra qué significa eso, por lo tanto necesito que ella conozca a su madre tal cual es. No se puede transmitir lo que una no ha aprendido. Yo pretendía enseñar a mi hija a naturalizar la negritud y creí que lo más normal era que me conociese con mi propio cabello y no con un invento de belleza para parecer lo que no soy ni necesito ser”.

Referentes para mujeres negras

Cuando vivimos en una sociedad en la que, como mujeres negras, tenemos pocos referentes, las unas nos volvemos referentes de las otras. Y ahí se volvió importante para mí volver al pelo natural. Siendo madre, si quería que mis hijas abrazasen su identidad y aceptasen su herencia afro, tenía que dejar de desrizarme. Tenía que aceptar la naturaleza de mi cabello afro. Se volvió una cuestión de congruencia: no podía decirles a mis hijas “qué bonito es tu pelo, mientras yo seguía desrizando y maltratando el mío”. Y ahí llegó mi cambio, mi vuelta al pelo natural. Empezó mi hair journey.

Pero seguimos sin tener referentes visibles porque lo mainstream nos invisibiliza. Seguimos sin tener una gran variedad de espejos en los que las mujeres negras podamos vernos reflejadas. La parte positiva es que cada vez hay más medios que nos dan espacio para que se oiga nuestra voz. Así se pueden tener en cuenta nuestros discursos, como ha pasado esta vez en SModa. Sin embargo, conforme leía el artículo, se me iba torciendo el morro.

Todo muy bien sobre el hartazgo de muchas mujeres frente a la opresión a la que somos sometidas por llevar nuestro pelo natural. En eso no tengo nada que decir. Es más, agradezco, de verdad, que un medio como El País dé ese espacio para visibilizarnos. Pero ahora hablemos de lo que te he dicho al principio. Hablemos de cómo lo mainstream nos invisibiliza.

El pelo afro de las famosas

Llego a la parte en la que hablan de Solange y Lupita Nyong’o, y de sus denuncias. En algunos medios mainstream se ha modificado la textura de sus cabellos para “ceñirlos” o adaptarlos a cánones más eurocéntricos. De hecho pasó hace poco con Lupita en la portada de la edición británica Elle. Y ellas no son las únicas que se han quejado, porque es una práctica habitual.

Paso a la parte en la que, como siempre, se critica a Beyoncé contraponiéndola a su hermana Solange. Porque cómo puede publicar Lemonade. Cómo puede actuar rodeada de mujeres negras con su pelo natural en Formation, y seguir llevando pelucas. Se cuestiona a Michelle Obama por la oportunidad que tuvo de normalizar el afro siendo primera dama y no apareció con su pelo natural hasta que cesó en el cargo… lo de siempre (que daría para un post aparte, pero me da toda la pereza).

Sigo leyendo y llego a la parte en la que hablan de hair bloggers y leo esto: “Según el estudio ‘Good Hair’, el de los millennials es el grupo entre el que mayor aceptación tiene el pelo afro y puntualiza que la comunidad de blogueras ha tenido mucho que ver en esa disminución de prejuicios”.

Las blogueras en lo mainstream

La comunidad de blogueras ha tenido mucho que ver. Por un momento mis ojos se iluminan. Se apagan de nuevo cuando veo que las únicas menciones son a blogueras afroamericanas.Es, por ejemplo, el caso de Ashly Rodríguez, con 173 mil seguidores, que en su perfil propone diferentes formar de peinar el pelo afro al natural o de Tyla Lauren, con más de 94 mil personas que siguen su estilo. Ambas prescriben productos para su tipo de cabello”. Y ya.

Ni una mención a blogueras que, al igual que Ahsly Rodríguez o Tyla Lauren, prescriben productos para su tipo de cabello en español. Ni una. ¿Quiere decir eso que no las han encontrado? Porque haberlas haylas. Igual es que no las han buscado, no sé.

Contenido sobre pelo afro en español

Eso es lo que me llevó a publicar ayer mismo un hilo mencionando a SModa haciéndoles saber precisamente eso. Que hay blogueras negras que publican contenido relacionado con su tipo de cabello y prescriben productos. ¡Un momento! ¡Que habemos! ¡Que yo soy una de ellas! Pero como te digo, lo mainstream nos invisibiliza.

Llevo ya casi siete años creando contenido gratuito en español sobre el pelo afro. Estoy continuamente compartiendo recursos sobre lo que hago en mi pelo, en el pelo de mis hijas. Sobre los productos que utilizamos, los peinados que llevamos, los turbantes que me pongo… y, le pese a quien le pese, doy charlas y talleres hablando sobre la construcción de la identidad a partir de la vuelta al cabello natural. Pero en lo mainstream no se me tiene en cuenta.

Tengo un canal de Youtube con más de 300 vídeos. De acuerdo, es un canal pequeñito con algo más de 11 mil suscriptores y está muy lejos de los 173 mil seguidores de Rodríguez. En Twitter y en Instagram me sigue poquita gente, pero estoy ahí. Estoy ahí y estoy ayudando a muchas mujeres de habla española a aprender a cuidar de su cabello, a sentirse a gusto con su cabello.

Nadie es profeta en su tierra

Por eso me chocó mucho que, cuando me invitaron a Cali a participar como ponente en una charla y como jurado de un concurso de peinados, vinieran de un canal de televisión nacional a entrevistarme. Se lo comenté a Emilia Eneyda Valencia, la presidenta de Amafrocol Cali. Le dije “fíjate, Emi, aquí en Cali vienen a entrevistarme de la televisión porque consideran que lo que hago es importante. En España pocos saben que existo”. Su respuesta fue: “nadie es profeta en su tierra, querida”. Y tengo que darle la razón.

Pero esto no va solo de mí. Ahí esta Cirle Tatis, fundadora del Movimiento Pelo Bueno, colombiana, con un canal de Youtube con más de 33 mil suscriptores. Cirle fue galardonada con el Premio a la Afrocolombiana del Año en la categoría Sector Social que otorga el periódico colombiano El Espectador. También fue speaker en el Foro de Jóvenes Protagonistas del Cambio que organiza la Cámara de Comercio de Cartagena frente a casi 1.600 jóvenes.

Podían haber hablado también de Carolina Contreras, Miss Rizos, una bloguera dominicana. Además de tener en su canal de Youtube más de 19 mil suscriptores, es una mujer emprendedora que abrió su propio salón, Miss Rizos Salón, en Santo Domingo. Además de eso, Caro también ha organizado y participado en infinidad de charlas. Ha sido entrevistada también en El Espectador y ha aparecido en prensa en numerosas ocasiones.

¿Solo blogueras o algo más?

Y es que no solo somos blogueras y punto. Somos mujeres que estamos contribuyendo al cambio social en nuestras comunidades. Y como nosotras, hay muchísimas más. Pero lo mainstream nos invisibiliza, nos deja fuera. Y si hay que hablar de blogueras, van a lo fácil. A lo más visible, pero también a lo más lejano.

No sé. Tal vez en SModa no se plantearon que su suplemento se lee en España. Quizás entre sus lectores haya alguna persona negra a la que le interesa saber qué hay de ese movimiento en España. Tal vez entre sus lectores haya alguna mujer negra que se está planteando volver al cabello natural y quizás no habla inglés. Y si no habla inglés, tal vez los canales de Ashly Rodríguez, Tyla Lauren, Naptural85, Hey Curlie, CurlBella o muchas otras influencers afroamericanas no les sean de tanta utilidad.

Puede que a una mujer negra de habla española le interesa más el canal de Caro, Cirle, Frizzy Desi, Afrohair (de Tris), Afroninas, Rissos Pacíficos, Daily Curlz, La Vida en Negrita, Issa Quisqueya y muchas otras mujeres negras que llevan años creando contenido de calidad y en español y de las que en lo mainstream no se habla porque no se nos tiene en cuenta.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

About Desirée Bela-Lobedde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *