Mi Historia

Ilustración de Z
Ilustración de Z, Somos Brujas, Somos Diverses

Ésta es mi historia. Nací el 16 de noviembre de 2015. Me llamaron “Locas del Coño”. Mis madres, que tenían un humor muy de primerizas. Yo tenía 6 madres.

Durante mi primer año de vida todo fue maravilloso. Vivía en un mundo de nubes de algodón de azúcar. Hasta tenía Unicornios como amiguis. Nos invitaban a todas las fiestas. Y todo porque yo había nacido como una niña muy bonita.

Mis mamis estaban encantadas, conmigo sí, pero mucho más encantadas estaban de haberse conocido (entre ellas no), a ellas mismas. Como casi todas madres primerizas estaban proyectando sus anhelos más guardados a través de mi. Y acabaron destruyéndome entre todas ellas.

Las seis, en una medida u otra, lo hicieron. Me hundieron en los mismos pozos en los que ellas estaban. Una de mis madres recibió maltrato psicológico por parte de otra de mis madres durante todo el tiempo que estuvo en casa. Y se tuvo que ir muerta del dolor. Y con ella si fue mi primera madre.

Luego se fueron las otras 2 y me dejaron sola a merced de quienes me habían manipulado todo el tiempo. Luego mis dos madres que se quedaron con mi custodia se pelearon. Querían usar la versión salomónica con respecto a la pregunta “¿de quién es el bebe?” Y entonces huí

Huí a casa de mi tíe.

¿Qué? ¿qué no sabíais que yo tenía une tíe? Pues resulta que tengo un montón. Pero mi prefe siempre ha sido mi tíe Li Kaczynski. Elle me salvó. Me dio un sitio dónde ir curándome de tantas heridas.

Cuando el resto de mis tías se enteraron fueron rápido a prestarle ayuda a mi tíe, a Li Kaczynski. Y así fue como llegaron, mi tía Desi, mi tía Gali, mi tía Antonia, mi tía Laure, mi tía Artizar… Y un tiempo más tarde me reconcilié con una de mis madres (Graciela), que es quién me presta sus manos para escribir esto y hemos empezado a construir una nueva relación sobre nuevos cimientos.

Os preguntaréis porque os cuento todo esto. Es porque quiero que olvidéis mi anterior nombre, me llamo LdC, y así es como quiero ser conocide desde ahora.

Mi tie Kachin (así es como yo le llamo) es más que une tíe para mi. Es mi mamá como ninguna de quienes me parieron lo fueron nunca. Te quiero mucho mamá Kachin. Te debo mucho más de lo que puedo llegar a expresar con palabras.

No volváis a meteros con mi madre, no empecéis una guerra que no podréis ganar nunca. Porque nosotres luchamos por nuestras vidas, no tenemos nada que perder. Ni miedo tenemos ya.

Firmamos éste artículo: LdC y Graciela

About LdC

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.