Ojalá…

abuso
Obra de la artista chicana Judithe Hernández

Ojalá…

Era demasiado pequeña cuando todo ocurrió. Tres, cuatro años. El tiempo que ha pasado ha hecho que todo se vuelva tan confuso.

Recuerdo que cada vez que lo veía me invadía un miedo horrible, pero no sabía porqué, después de todo es parte de la familia, por lo cual callé. Pero el miedo seguía ahí, la incertidumbre de lo que pudiera pasar seguía ahí. Todo pasaba en el baño, y cada vez que intentaba alejarme él decía que sólo estaba exagerando, que era un juego nada más.

Y llegó el día en que las veces en que lo veía disminuyeron, hasta que lo volví a ver años después. El miedo seguía, sin embargo, él actuaba como si nada hubiera ocurrido.

Pensé, con ingenuidad que esa sería la última vez que sufriría un ataque así, pero, no fue así. Dos personas más vinieron, y abusaron de mí; y, lamentablemente, esto los recuerdo como si hubiera sido ayer.

El tiempo ha pasado, y las consecuencias de vivir esto están apareciendo, y sé que aún faltan muchos recuerdos más por aflorar.

Sólo quiero decir que confíen en ustedes mismas, que cuenten lo que está pasando a su alrededor, porque al final, esto nos afecta a todas, y verás como la persona que alguna vez fuiste no volverá. Porque el miedo la hirió, la incertidumbre la derrumbó, y al final, los recuerdos la mataron.

Pienso en mi yo del pasado y no tengo nada en común con ella, y a pesar de que me alegro de ser más fuerte ahora, me da tristeza saber que no pude ser una niña normal. Porque no sólo fue el abuso recibido por parte de mi familia, sino también el maltrato de las personas a mi alrededor.

About María Cedeño

Pienso que todos tienen su manera de ver el mundo, y como tal, expresarse como se da la gana. Venezolana de corazón; una chica que puede odiar todo y a la vez nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.