Locas del Coño http://www.locarconio.com Sororidad como autodefensa feminista Sun, 11 Feb 2018 14:18:42 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.9.3 http://www.locarconio.com/wp-content/uploads/2018/01/cropped-Logo-locas-fondo-circular-blanco-1-32x32.png Locas del Coño http://www.locarconio.com 32 32 El punto para el marido no es solo un mito http://www.locarconio.com/2018/02/el-punto-para-el-marido-no-es-solo-un-mito-de-terror-del-parto/ http://www.locarconio.com/2018/02/el-punto-para-el-marido-no-es-solo-un-mito-de-terror-del-parto/#respond Sun, 11 Feb 2018 14:12:39 +0000 http://www.locarconio.com/?p=10175   Este artículo es la traducción del original publicado por Healthline sobre el punto para el marido, la episitiomía y cómo se ha estado usando durante años de forma negligente. […]

La entrada El punto para el marido no es solo un mito aparece primero en Locas del Coño.

]]>
 

Este artículo es la traducción del original publicado por Healthline sobre el punto para el marido, la episitiomía y cómo se ha estado usando durante años de forma negligente.

Al curar episiotomías o desgarros producidos por el parto algunos médicos echan otro punto extra para papá con consecuencias dolorosas para las mujeres.

 

Vamos a añadirle otro puntito para asegurarnos de que esto queda bien terso“,  dijo el médico de familia de Sarah Harkins a su marido momentos después de que ella diera a luz a su hija en 2005.

Estaba exhausta física, emocional y mentalmente. El médico se lo dijo a él, no a mi… yo estaba allí, tirada como un bulto” Recuerda Harkins,  partera y consejera de lactancia de Nueva Orleans.

Tras un parto inducido un tanto traumático, una epidural puesta demasiado tarde como para calmar el dolor,  y la extracción por la fuerza de su bebé,  Harkins se horrorizó al darse cuenta de que el doctor de familia que ella había cuidadosamente escogido para llevar a cabo su parto le estaba realizando el punto del marido (the husband stitch).

El punto del maridopunto para papá es un punto extra dado durante el proceso de suturación tras un parto vaginal, supuestamente para tersar la vagina incrementando así el placer de compañeros sexuales masculinos.

La idea del punto para el marido ha ganado atención recientemente tras la publicación de la historia de Carmen María Machado “El punto Para el marido” y la respuestas que la misma ha recibido.

¿Es un mito? ¿Una broma dolorosa? ¿Una leyenda urbana? ¿Una combinación de rumores, malentendidos y actitudes machistas? Para algunos, la idea del punto para el marido es una noción estúpida no basada para nada en la realidad de la medicina.

Pero en la práctica es muy real. No existen estudios científicos que muestren cuántas mujeres han sido afectadas ni tampoco hay un método claro para evaluar la prevalencia del punto para el marido en la obstetricia. Pero las mujeres comparten sus historias como anécdotas, en susurros, como avisándose las unas a las otras. .

La prueba reside en las palabras de las mujeres que lo han sufrido. A veces, simplemente está cosido en sus cuerpos.

Angela Sanford, una madre de 36 años de edad de Forth Mill, South Carolina, recibió el punto para el marido cuando dio luz a su primer hijo en 2008.

No se dio cuenta hasta cinco años después, tras años de dolor torturador durante el sexo.

En una visita para relizar el test de Papanicolau con una comadrona que no había visto nunca antes,  Sanford dijo que lo primero que la partera le preguntó durante el examen fue quién la había cosido tras su primer parto.

Se lo expliqué y ella dijo, ‘esto no está bien’. Empecé a llorar, simplemente, pidiéndole que me dijera que es lo que estaba mal. Porque yo sabía que había algo que no estaba bien“, continúa Sanford. “Y esa es la primera vez que oí hablar del término“.

La comadrona de San Ford creía el médico que había llevado a cabo su primer parto había realizado puntos de sutura que le habían provocado demasiada tirantez; un parto sin medicación, con dos horas de pujos, aconsejada por el doctor,  y un desgarro de cuarto grado.

“Te hizo lo que algunas personas llaman el punto del marido” recuerda Sanford que le comento la partera. “Me podía hacer a la idea, en mi mente, de por qué se debería llamar de esa manera. Mi partera me dijo que los médicos creen que algunos hombres lo encuentran más placentero“, recuerda. Mi marido está preocupado por mí y tiene miedo de hacerme daño. El nunca hubiera pedido esto.

 

La historia de las episiotomía: de populares a desaconsejadas

Para Stephanie Tillman, una enfermera partera certificada por la Universidad de Illinois en Chicago y Bloguera en el The Feminist Midwife, la idea del punto del marido representa la misoginia persistente e inherente a la medicina.

“El mero hecho de que exista una práctica llamada el punto para el marido es un ejemplo perfecto de la intersección de la objetivización de los cuerpos de las mujeres y la medicina. A pesar de que intentamos retirar la sexualizacion de las mujeres de la practica obstetricia apropiada, el patriarcado encuentra, por supuesto, el modo de llegar hasta ello”, dijo Tillman a Healthline.

 

¿Qué haces cuando te confrontas con el patriarcado justo después de dar a luz?

Harkins, 37, recuerda como ella se rio de la frase del médico, al imaginarse al viejo y oxidado doctor de armada, cosiendola de más con tal de darle a su marido más placer.

No podía siquiera procesar lo que estaba escuchando… Pero como que me reí. ¿Qué se supone que haces cuando alguien dice algo así? Acababa de tener un bebé. No pensé mucho en ello porque la experiencia del parto fue muy traumática, pero ahora que he recapacitado, las implicaciones de lo que conlleva son una muy graves“.

Los puntos para el marido quizá fueron más comunes cuando las episiotomía eran rutinarias durante el parto vaginal. Una episiotomía es un corte quirúrgico hecho en el perineo, el área entre la vagina y el ano, realizado normalmente para ensanchar la vagina y para acelerar el parto.

Desde los años 20 en adelante, la creencia médica popular era que una episiotomía hacía un corte más limpio que sería más fácil de coser  y de curar después. La lógica daba a creer, por consiguiente, que una episiotomía evitaría un desgarro perineal peor.

Los desgarros durante el parto vaginal son clasificados entre primero y cuarto grado, siendo primero más leves y cuarto más graves.

A los ginecólogos en los años 50 y los 60 se les enseñaba que la episiotomía rutinaria era buena para las mujeres” dijo el doctor Robert Barbieri -catedra de obstetricia, ginecología y biología reproductiva en el Brigham and Women’s Hospital de Boston- en una entrevista en el Huffington post. Lo que pensaban era que si hacían una episiotomía rutinaria, tendrían la oportunidad de coserla y que, al hacerlo, podrían crear un perineo mejor que el de antes. Su idea era que los médicos podían conseguir una vagina mas tersa.

Se estima que más del 60% de mujeres recibieron episiotomías en los Estados Unidos hasta 1983.

Al empezar los 80,  investigaciones de alta calidad al respecto fueron publicadas,  demostrando que las episiotomías rutinarias causaban los mismos problemas que se suponía que evitaban, dejando muchas mujeres con más traumatismos de tejido severos y otros resultados negativos asociados a largo plazo, incluyendo relaciones íntimas dolorosas.

En 2005, una revisión sistemática en el Journal of the American Medical Association encontró que no había beneficios en el uso de las episiotomía rutinarias. En la revisión de 2017, Cochrane encontró que “no se puede identificar ningún beneficio de la episiotomía rutinaria, ni para el bebé ni para la madre“. Hoy, el colegio americano de obstetras y  ginecólogos recomienda que los clínicos prevean y curen laceraciones del parto con estrategias como masajes y compresas templadas, y no con cortes en el perineo.

Las nuevas directrices médicas han tenido un gran impacto en los partos en Estados Unidos. En 2012, solamente el 12% de los partos conllevaron una episiotomía; número significativamente inferior al 33% de 2002.

Las episiotomía aún se dan, y pueden ser indicadas médicamente en algunas situaciones como cuando es necesario el uso de fórceps. A menudo, sin embargo, la decisión acerca de realizarlas o no depende del entrenamiento del médico, la preferencia personal  y el confort del mismo.

Aún hay médicos que las realizan rutinariamente y ellos, por cualquier motivo, piensan que es una aproximación más limpia y mejor para las personas sin tener en cuenta toda la investigación que dice lo contrario. Realizan su práctica como quieren”, sentenció Tillman. Es, en esencia,  una forma de poder sobre el cuerpo de la mujer, e implica que la supervisión médica puede hacer algo de la forma correcto y el cuerpo de la mujer no.

La investigación da razones en la misma dirección. En un estudio del 2015 en el Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine se encontró que dependiendo del médico que realice el parto se añade un efecto significativo, independientemente del modelo del riesgo de la episiotomía y de las directrices médicas.

En Estados Unidos hay una variación sustancial del número de episiotomías según diferencias geográficas, de hospital, e incluso del tipo de seguro médico de que la paciente dispone. Se encontró también que que las mujeres blancas tenían más posibilidad de recibir una episiotomía que las mujeres negras, según una carta de investigación en el Journal of the American Medical Association.

Otro estudio que investigaba el uso rutinario de las episiotomías en Camboya encontró que la creencia de que las mujeres tenían la posibilidad de tener una vagina más prieta y más bonita era una de las razones que los ginecólogos daban para aplicar el procedimiento.

Para algunas mujeres, no es su situación médica lo que decidirá si su tejido genital es cortado al dar a luz, sino sus variables sociales y culturales, lejos de su control o siquiera conocimiento.

 

No a la violencia obstétrica*

El dolor duradero del punto extra

Sea porque el desgarro pasa por sí solo o como resultado de una episiotomía no se se puede hacer una vagina más tersa solo aplicando puntos de sutura, de acuerdo a lo que dice la ginecóloga y obstetra y  Jesanna Cooper.

El punto del marido no afecta el tono general de la vagina puesto que tiene más que ver con la fuerza del suelo pélvico y su integridad más que con el tamaño de su apertura“, explica Cooper.

Es posible, sin embargo, crear una tirantez del perineo y de la vulva exterior al coser, pese a que puede entrar a debate si los compañeros sexuales pueden sentirla o no.

Quizás el punto del marido sea algo residual de un tiempo anterior a  que los médicos entendieran algo acerca del tono vaginal, en el que creían que estaban dando a las mujeres una función sexual incluso mejor tras el parto.

Hoy, el objetivo de la reparación vaginal no es hacer la vulva vagina más tersa sino volver retirar la piel lo suficiente como para facilitar el proceso propio del cuerpo de curación.

El alboroto tras el parto favorece que las mujeres se sientan totalmente desconectadas de lo que está pasando cerca de su vagina. Pese a que el foco está en el médico a la hora de conseguir un consentimiento claro de sus pacientes al realizar cualquier intervención, y explicar qué es lo necesario para la recuperación las mujeres quizá no se encuentran en posición de prestar atención, o simplemente no recuerdan cómo se realizaron sus puntos de sutura hasta mucho más tarde, cuando aparece el dolor u otros problemas.

Estaba tan contenta de que el parto se hubiera acabado“,  dice Harkins, “que en el momento no hubiera usado la palabra ‘violación’ porque mi cerebro no podía procesar tal la palabra en ese momento. Ahora que tenido tiempo para procesarlo, tengo un sentido mucho más claro de lo que pase y de lo que se me hizo:  La injusticia de herirme en mi parte más íntima, en el momento en el que era más vulnerable”.

Lamarque, Texas. Tamara Williams, madre de 27,  se dio cuenta de que le habían dado un punto para el marido tras su parto en el 2015 cuando su novio se lo mencionó.  Pensó que ella habría oído a la partera decir “le van a poner un puntito más para usted“, guiñando el ojo.

Su marido no supo qué hacer o qué decir cuando se hizo el anuncio, y Williams estaba tan eufórica y exhausta por haber tenido a su bebé que tan siquiera lo recuerda. Pero saber que se le hizo es doloroso, pese a la buena relación que ella aún mantiene con su partera. Williams siente dolor continuamente durante el sexo, incluso después de haber traído al mundo a otro bebé.

 

Dejando atrás el punto para el papá

Pese a que ambas, Harkins y  Sanford, se sintieron violadas por sus puntos para el marido y sufrieron dolor y disfunción como resultado, expresan también un deseo de dar a sus médicos el beneficio de la duda en relación al trato que recibieron, quizás demostrando la diferencia de poder que se da en la sala de partos y la fuerte necesidad de las pacientes de seguir confiando en sus ginecólogos.

Parte de mí se pregunta si lo hizo a propósito o no. Cuánto cuesta hacerlo demasiado prieto? Quizás es un error fácil de cometer. No soy una experta en vaginas. Soy optimista así que trato de pensar que lo hicieron con la mejor de sus intenciones“, dice Sanford.

Pero con él, e incluso para el marido, es complicado saber qué era necesario, qué se hizo a propósito, y si el cuerpo de una madre en el posparto debe ser sujeto de broma o procedimientos quirúrgicos.

Ni Cooper ni Tillman han visto a ningún otro médico poner un punto innecesario, pese a que Cooper dice que ella oído a hombres  pedir ese punto extra para ellos cuando el perineo de sus mujeres estaba siendo suturado.

Ella considera que las implicaciones éticas de un médico obstetricia al realizar una episiotomía son, cuanto menos, desagradables. Un médico debería estar ahí para su paciente y no por los intereses de un tercero. “Servimos primero, y sobretodo, a las mujeres; un punto extra va en contra de los principios quirúrgicos de la curación“,  sentencia Cooper.

Pese a que haya ocurrido y ocurra, aún, ocasionalmente, la práctica del punto para el marido es rara y afortunadamente, se está volviendo más rara en los partos en América. Es posible que la presión para que la medicina se torne en algo más basado en la evidencia acabe sentenciando al punto del marido a desaparecer completamente.

Sea lo que sea, una leyenda urbana, el vestigio de prácticas médicas pasadas de moda, o una rareza en vías de extinción, es una realidad traumática con la que Angela Sanford aún vive.

Me sentí traicionada porque algo innecesario se hizo a mi cuerpo, sin haberlo pedido yo“, cuenta Angela. “Fue una decisión dolorosa hecha sin mi consentimiento y eso no es lo que deberías recibir cuando estás en el hospital para tener un bebé“.

 

 

* Si alguien sabe de quién es esta ilustración nos lo puede decir. Lo hemos buscado por todas partes y en ningún artículo aparece la autoría. Nos encantaría poder poner su nombre.

La entrada El punto para el marido no es solo un mito aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2018/02/el-punto-para-el-marido-no-es-solo-un-mito-de-terror-del-parto/feed/ 0
Nola Darling me habla a mí http://www.locarconio.com/2017/12/nola-darling-me-habla-a-mi/ http://www.locarconio.com/2017/12/nola-darling-me-habla-a-mi/#respond Mon, 25 Dec 2017 14:00:15 +0000 http://www.locarconio.com/?p=10146 Nola Darling me habla a mí. Hoy te voy a explicar en qué me baso para decir esto. Este es un post muy personal (bueno, como todos al final, ¿no?). […]

La entrada Nola Darling me habla a mí aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Nola Darling me habla a mí. Hoy te voy a explicar en qué me baso para decir esto.

Este es un post muy personal (bueno, como todos al final, ¿no?). Lo que quiero decir es que en este post voy a hablarte de lo que yo siento. Y no quiero decir que otras mujeres negras sientan lo mismo que yo. No sé si las represento. No sé si se van a sentir identificadas con lo que voy a contar. Simplemente quiero que sepas, en un nivel muy básico, qué despierta Nola Darling en mí.

El antecedente

Nola Darling es una serie creada por Spike Lee. El antecedente es su película “She’s gotta have it” (1986). He leído críticas para todos los gustos. Gustos blancos, quiero decir. He leído a hombres blancos diciendo que la serie les aburre. También he leído a mujeres blancas diciendo que la serie les parece muy buena. Y he leído a personas blancas blancas que escriben en medios relacionados con África cantándole las alabanzas. Yo he comentado la serie con mis amigas negras, que también la han visto, y ahora quiero dar mi opinión.

No quiero extenderme mucho en analizar toda la serie porque, sinceramente, no se me da muy bien; pero lo que sí remarcaré es:

  1. El hecho de que sean capítulos cortos, de unos treinta y cinco minutos, me parece ideal.
  2. La música es crema, y es genial que aparezcan, intercaladas en la serie, las portadas de los álbumes de las canciones que suenan, lo que facilita el trabajo para buscarlas en Spotify, aunque ya hay algunas listas de reproducción con la banda sonora.

Por qué escribo esto

Dicho esto, vamos a lo que vamos. El día que dije en mi cuenta de Twitter que estaba viendo Nola Darling, una persona me hizo el siguiente comentario:

«Su tratamiento de la pansexualidad es de pena. La serie en sí es como si no acabara de tener claro qué quiere contar».

Ahora que voy más avanzada en la serie, puedo decir lo siguiente: si no te queda claro qué quiere contar la serie exactamente tal vez sea porque no eres una mujer negra. Porque Nola Darling me habla a mí, y me queda muy claro qué me quiere contar.

Nola darling es una serie en la que una mujer negra habla a mujeres negras. Puede ser que por eso, insisto, si no eres una mujer negra, no entiendas del todo el mensaje. Y no hay nada de malo en ello. Es simplemente, y como se dice en el mundo del marketing, que no eres el target, no eres el avatar de cliente ideal (ACI) de la serie.

Nola Darling me habla a mí

Cuando Nola dice “Huelo a incienso, lavanda, aceite de coco, manteca de karité, árbol de té”, tú puede que no sepas de qué habla, mientras yo asiento. Porque Nola Darling me habla a mí. Y asiento porque me reconozco. Me identifico porque así es cómo suelen oler mi cabello y mi piel muchas veces. Porque con Nivea tú tienes bastante, mi cuerpo se nutre de mantecas y  aceites para conseguir la hidratación necearia. Y mientras tú pones caras raras al oír todo eso, yo me siento comprendida.

Nola Darling me habla a mí
Foto: Desirée Bela-Lobedde

Cuando Nola y su madre hablan sobre el pelo de Mekka, sobre si tiene que llevar extensiones o su pelo natural, tú te quedas igual. A mí esa escena me lo dice todo. Porque Nola Darling me habla a mí. Tal vez para ti solo sea un diálogo insulso; pero te aseguro que yo, como mujer negra, entiendo la trascendencia de esa conversación. Porque soy yo la que vive en una sociedad que pretende que reniegue de la naturaleza y la naturalidad de mi pelo. Es mi pelo es que tiene que ser escondido bajo pelucas o transformándolo con químicos que me matan, de tan tóxicos que son. Soy yo la que vive en una sociedad que sigue diciendo que mi pelo afro es un “estilo”, cuando el pelo afro es mucho más que todo eso.

Cuando dice que el cuerpo de la mujer negra quiere ser libre, vuelvo a sentir que Nola Darling me habla a mí. Que habla también de mi cuerpo, que tan a menudo es cosificado, hipersualizado, fetichizado, exotizado y además tengo que sentirme halagada por ello. Y sé de qué clase de libertad habla, porque es la libertad que anhelo. Porque Nola Darling me habla a mí.

F.U.B.U.

Nola Darling es una serie, como dice el título de la canción de Solange, for us by us. Es, como dice su interlude. “If you don’t understand my record, you don’t understand me, so this is not for you.” Pues con Nola, lo mismo. Si no entiendes la serie, no me entiendes (como mujer negra) a mí. Así que esto no es para ti. This shit is for us.

Así que, como comprenderás, el hecho de que la pansexualidad esté tratada de pena no es lo que más me importa. Para mí el tema es una mujer negra poniendo el foco en problemáticas de mujeres negras. Eso es lo que la serie cuenta de forma muy clara. Simplemente es que, como no te sientes interpelade porque esos asuntos no te tocan, no le encuentras el punto. Por eso eres tú no sabes qué es lo que la serie quiere contar. La suerte es que estás leyendo este post y ahora ya sabes que Nola Darling me habla a mí. En palabras del gran Notorious B.I.G., “if you didn’t know, now you know”.

La entrada Nola Darling me habla a mí aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/12/nola-darling-me-habla-a-mi/feed/ 0
De cómo lo mainstream nos invisibiliza http://www.locarconio.com/2017/12/lo-mainstream-nos-invisibiliza/ http://www.locarconio.com/2017/12/lo-mainstream-nos-invisibiliza/#respond Mon, 11 Dec 2017 14:00:47 +0000 http://www.locarconio.com/?p=10122 Hablemos de cómo lo mainstream nos invisibiliza a las mujeres negras, sobre todo si somos españolas. Siéntate, chiqui, que te cuento. Ayer leía en SModa, el suplemento de El País, […]

La entrada De cómo lo mainstream nos invisibiliza aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Hablemos de cómo lo mainstream nos invisibiliza a las mujeres negras, sobre todo si somos españolas. Siéntate, chiqui, que te cuento.

Ayer leía en SModa, el suplemento de El País, un artículo titulado El “hasta aquí” de las mujeres negras frente al estigma del pelo afro. El artículo me pareció, de entrada, genial. En él entrevistaban a Antoinette Torres Soler, fundadora y directora de la revista Afroféminas.

El foco en el pelo afro

En la entrevista, Antoinette dice cosas muy interesantes. Lo que dice va más allá de lo que tú, que me lees aquí o en mi cuenta de Twitter, ya sabes sobre la estigmatización que conlleva todavía llevar el pelo afro natural. No “a lo afro”. Porque nuestro cabello no es un estilo ni una moda, ya te lo dije aquí.

Lo mainstream nos invisibiliza
Foto de Ismael Segarra. Maquillaje y composición de Li Kaczynski

Entre las cosas que dice Antoinette, señalo esto: “No queremos ser mujeres blancas, no estamos incómodas con nuestros rasgos, no nos falta nada”. En mi caso, igual que en el suyo, ser madre de dos niñas también fue transformador. Y así lo cuenta Antoinette se lo cuenta a SModa:

“Yo me dije: voy a tener una niña, será mestiza, sé de sobra qué significa eso, por lo tanto necesito que ella conozca a su madre tal cual es. No se puede transmitir lo que una no ha aprendido. Yo pretendía enseñar a mi hija a naturalizar la negritud y creí que lo más normal era que me conociese con mi propio cabello y no con un invento de belleza para parecer lo que no soy ni necesito ser”.

Referentes para mujeres negras

Cuando vivimos en una sociedad en la que, como mujeres negras, tenemos pocos referentes, las unas nos volvemos referentes de las otras. Y ahí se volvió importante para mí volver al pelo natural. Siendo madre, si quería que mis hijas abrazasen su identidad y aceptasen su herencia afro, tenía que dejar de desrizarme. Tenía que aceptar la naturaleza de mi cabello afro. Se volvió una cuestión de congruencia: no podía decirles a mis hijas “qué bonito es tu pelo, mientras yo seguía desrizando y maltratando el mío”. Y ahí llegó mi cambio, mi vuelta al pelo natural. Empezó mi hair journey.

Pero seguimos sin tener referentes visibles porque lo mainstream nos invisibiliza. Seguimos sin tener una gran variedad de espejos en los que las mujeres negras podamos vernos reflejadas. La parte positiva es que cada vez hay más medios que nos dan espacio para que se oiga nuestra voz. Así se pueden tener en cuenta nuestros discursos, como ha pasado esta vez en SModa. Sin embargo, conforme leía el artículo, se me iba torciendo el morro.

Todo muy bien sobre el hartazgo de muchas mujeres frente a la opresión a la que somos sometidas por llevar nuestro pelo natural. En eso no tengo nada que decir. Es más, agradezco, de verdad, que un medio como El País dé ese espacio para visibilizarnos. Pero ahora hablemos de lo que te he dicho al principio. Hablemos de cómo lo mainstream nos invisibiliza.

El pelo afro de las famosas

Llego a la parte en la que hablan de Solange y Lupita Nyong’o, y de sus denuncias. En algunos medios mainstream se ha modificado la textura de sus cabellos para “ceñirlos” o adaptarlos a cánones más eurocéntricos. De hecho pasó hace poco con Lupita en la portada de la edición británica Elle. Y ellas no son las únicas que se han quejado, porque es una práctica habitual.

Paso a la parte en la que, como siempre, se critica a Beyoncé contraponiéndola a su hermana Solange. Porque cómo puede publicar Lemonade. Cómo puede actuar rodeada de mujeres negras con su pelo natural en Formation, y seguir llevando pelucas. Se cuestiona a Michelle Obama por la oportunidad que tuvo de normalizar el afro siendo primera dama y no apareció con su pelo natural hasta que cesó en el cargo… lo de siempre (que daría para un post aparte, pero me da toda la pereza).

Sigo leyendo y llego a la parte en la que hablan de hair bloggers y leo esto: “Según el estudio ‘Good Hair’, el de los millennials es el grupo entre el que mayor aceptación tiene el pelo afro y puntualiza que la comunidad de blogueras ha tenido mucho que ver en esa disminución de prejuicios”.

Las blogueras en lo mainstream

La comunidad de blogueras ha tenido mucho que ver. Por un momento mis ojos se iluminan. Se apagan de nuevo cuando veo que las únicas menciones son a blogueras afroamericanas.Es, por ejemplo, el caso de Ashly Rodríguez, con 173 mil seguidores, que en su perfil propone diferentes formar de peinar el pelo afro al natural o de Tyla Lauren, con más de 94 mil personas que siguen su estilo. Ambas prescriben productos para su tipo de cabello”. Y ya.

Ni una mención a blogueras que, al igual que Ahsly Rodríguez o Tyla Lauren, prescriben productos para su tipo de cabello en español. Ni una. ¿Quiere decir eso que no las han encontrado? Porque haberlas haylas. Igual es que no las han buscado, no sé.

Contenido sobre pelo afro en español

Eso es lo que me llevó a publicar ayer mismo un hilo mencionando a SModa haciéndoles saber precisamente eso. Que hay blogueras negras que publican contenido relacionado con su tipo de cabello y prescriben productos. ¡Un momento! ¡Que habemos! ¡Que yo soy una de ellas! Pero como te digo, lo mainstream nos invisibiliza.

Llevo ya casi siete años creando contenido gratuito en español sobre el pelo afro. Estoy continuamente compartiendo recursos sobre lo que hago en mi pelo, en el pelo de mis hijas. Sobre los productos que utilizamos, los peinados que llevamos, los turbantes que me pongo… y, le pese a quien le pese, doy charlas y talleres hablando sobre la construcción de la identidad a partir de la vuelta al cabello natural. Pero en lo mainstream no se me tiene en cuenta.

Tengo un canal de Youtube con más de 300 vídeos. De acuerdo, es un canal pequeñito con algo más de 11 mil suscriptores y está muy lejos de los 173 mil seguidores de Rodríguez. En Twitter y en Instagram me sigue poquita gente, pero estoy ahí. Estoy ahí y estoy ayudando a muchas mujeres de habla española a aprender a cuidar de su cabello, a sentirse a gusto con su cabello.

Nadie es profeta en su tierra

Por eso me chocó mucho que, cuando me invitaron a Cali a participar como ponente en una charla y como jurado de un concurso de peinados, vinieran de un canal de televisión nacional a entrevistarme. Se lo comenté a Emilia Eneyda Valencia, la presidenta de Amafrocol Cali. Le dije “fíjate, Emi, aquí en Cali vienen a entrevistarme de la televisión porque consideran que lo que hago es importante. En España pocos saben que existo”. Su respuesta fue: “nadie es profeta en su tierra, querida”. Y tengo que darle la razón.

Pero esto no va solo de mí. Ahí esta Cirle Tatis, fundadora del Movimiento Pelo Bueno, colombiana, con un canal de Youtube con más de 33 mil suscriptores. Cirle fue galardonada con el Premio a la Afrocolombiana del Año en la categoría Sector Social que otorga el periódico colombiano El Espectador. También fue speaker en el Foro de Jóvenes Protagonistas del Cambio que organiza la Cámara de Comercio de Cartagena frente a casi 1.600 jóvenes.

Podían haber hablado también de Carolina Contreras, Miss Rizos, una bloguera dominicana. Además de tener en su canal de Youtube más de 19 mil suscriptores, es una mujer emprendedora que abrió su propio salón, Miss Rizos Salón, en Santo Domingo. Además de eso, Caro también ha organizado y participado en infinidad de charlas. Ha sido entrevistada también en El Espectador y ha aparecido en prensa en numerosas ocasiones.

¿Solo blogueras o algo más?

Y es que no solo somos blogueras y punto. Somos mujeres que estamos contribuyendo al cambio social en nuestras comunidades. Y como nosotras, hay muchísimas más. Pero lo mainstream nos invisibiliza, nos deja fuera. Y si hay que hablar de blogueras, van a lo fácil. A lo más visible, pero también a lo más lejano.

No sé. Tal vez en SModa no se plantearon que su suplemento se lee en España. Quizás entre sus lectores haya alguna persona negra a la que le interesa saber qué hay de ese movimiento en España. Tal vez entre sus lectores haya alguna mujer negra que se está planteando volver al cabello natural y quizás no habla inglés. Y si no habla inglés, tal vez los canales de Ashly Rodríguez, Tyla Lauren, Naptural85, Hey Curlie, CurlBella o muchas otras influencers afroamericanas no les sean de tanta utilidad.

Puede que a una mujer negra de habla española le interesa más el canal de Caro, Cirle, Frizzy Desi, Afrohair (de Tris), Afroninas, Rissos Pacíficos, Daily Curlz, La Vida en Negrita, Issa Quisqueya y muchas otras mujeres negras que llevan años creando contenido de calidad y en español y de las que en lo mainstream no se habla porque no se nos tiene en cuenta.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

La entrada De cómo lo mainstream nos invisibiliza aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/12/lo-mainstream-nos-invisibiliza/feed/ 0
Tutorial para trollear al troll http://www.locarconio.com/2017/12/tutorial-para-trollear-a-trolls/ http://www.locarconio.com/2017/12/tutorial-para-trollear-a-trolls/#respond Tue, 05 Dec 2017 16:08:46 +0000 http://www.locarconio.com/?p=10053   En LdC recibimos muchos mensajes. Pero muchísimos. Y los tenemos clasificados en dos grupos principalmente: Mensajes de personas que necesitan ayuda o quieren colaborar. Mensajes de señores que están […]

La entrada Tutorial para trollear al troll aparece primero en Locas del Coño.

]]>
 

En LdC recibimos muchos mensajes. Pero muchísimos. Y los tenemos clasificados en dos grupos principalmente:

  1. Mensajes de personas que necesitan ayuda o quieren colaborar.
  2. Mensajes de señores que están aburridos y, por qué no decirlo, son basura humana.

El subgrupo de trolls del segundo grupo

Hoy vengo a traeros unos pocos de lo que a mí personalmente me gusta llamar “El subgrupo de los trolls muy poco originales que creen que te meten un zasca pero luego no“. Los pobres incluso llegan a bloquearnos o a borrar la cuenta fake desde la que nos trollean tras el fracaso.

Son especímenes especialmente pesados a los que he podido estudiar durante bastante tiempo. Las conclusiones de mis registros me dan una cifra negativa. En general. Negativa en todo. EXCEPTO EN DIVERSIÓN. Yo lo he pasado muy bien, lo reconozco. Si bien a veces es imposible poder responder a todo el mundo, cuando es posible, les ofrecemos toda nuestra atención. Porque incluso ellos la merecen.

Cabe matizar que cuanto más se les hace pensar, más bola se les hace todo y antes los despachas. Es difícil que alguno de ellos insista una vez le has hecho el caso que merece.

He escogido los mensajes de este subgrupo de trolls porque, además de poder apreciar por qué son poco originales, podréis ver las fechas de estos mensajes y ver cuánto tiempo llevamos recibiéndolos. En total tenemos la nada desdeñable cifra de 347 mensajes casi idénticos. Pero como no voy a meterlos aquí todos, he traído una pequeña muestra. Si os gusta, otro día pongo a otro subgrupo y así sucesivamente. Y nos reímos ol tugueder que la vida también está para reírse, oye.

Para que sepáis de qué hablo, os pongo en situación:

 

 

 

A continuación acompañaré las capturas con un mini-tutorial.

 

Formas de trolleo máximo

1. Sé extremadamente servicial, eso les confundirá

Dirk no supo gestionar lo de que le tratasen con educación porque probablemente Dirk no está acostumbrado a tratar a la gente con educación.

 

 

Esto provocó en Dirk lo que yo he acuñado como shock metatrolléptico. No os asustéis. Dirk está “bien”. Es decir, sigue respirando y tal.

 

De Rodrigo poco podemos decir:

 

Una opción que no deberíamos descartar es ofrecerle algo de picar, un refresco. Nada que lleve alcohol, no sabemos si es abstemio.

Para Alexis fue demasiada cortesía, me temo. Nunca volvimos a verle.

 

 

Y esto, quiero remarcarlo, no me cuesta nada hacerlo. Porque a mí mis padres me enseñaron siempre que un buenos días, un por favor, un gracias y una sonrisa no cuestan nada. Y además son gratis, y esto último la gente catalana lo valoramos muchísimo, por qué no decirlo.

 

 

Con Isaac reconozco que fui redundante. Repetí detalladamente y detallada en una misma frase y, a pesar de haber sido muy amable, es posible que fuese eso lo que le echase para atrás. Yo no me escondo. Cometo errores.

Mis disculpas, Isaac. Sigo manteniendo el interés en saber qué te ofende de nuestra página.

2. No les niegues que hay un hombre a cargo, eso les confundirá

No despejes la duda de que, efectivamente hay a cargo un hombre importante. Un SEÑOR de los de verdad. De los de antes. Un Absurdo Pérez-Retrete. Un Mario Conde. Un Fabra.

 

Como podéis observar, Ivanović decidió abortar misión en cuanto supo de la existencia de ese hombre. Acobardado, atinó únicamente a escribir que era broma y desearnos suerte. A Ivanović no le gustan mayores, de esos que llaman señores.

A continuación, os presento a Benjamin. Benjamin es un viejoven. Es excesivamente formal y le concedo que es respetuoso en las formas y además parece bastante humilde. Bien, Benjamin. Ahora sólo te falta quitarte de lo del machismo. Poco a poco. Aquí te esperamos.

 

 

3. Consigue que un troll piense por sí mismo, eso le confundirá

Nos adentramos en la psique del troll. Es un lugar diáfano, no os asustéis. No hay laberintos ni enigmas. La sencillez es la clave.

 

 

Como podéis observar, Alain ha desistido pronto. “¿Por qué?” os preguntaréis. Y yo, que soy mazo de buen rollo cuando estoy a buenas, os respondo: Porque Alain, como la mayoría de trolls, no sabe, ignora. Alain repite lo que otros trolls dicen sin haber pensado antes por sí mismo. No es un caso aislado, no nos llevemos a engaño, está en un percentil altísimo si hiciésemos una campana de Gauss sobre tipos de trolls.

 

4. Hazle saber que no es único, ni original, ni innovador… ni troll. Eso le dolerá.

Aquí entraría Isahac, entre otros. Supe que era catalán y busqué un lugar común (eso funciona muy bien). Sé que el catalán, para mucha gente española, es como el Dothraki mezclado con el Magyar, así que lo traduje para no crear ningún proces-o de conflicto.

 

 

5. No interpretes. Lee exactamente lo que dice. Ni más ni menos

 

 

“Es feo hipercorregir, pero más feo es ¡exigir!”. Ése es mi alegato.

 

6. Mira, a la mierda, corrige lo que quieras y diviértete

Este caso concreto es uno de mis preferidos. Con éste nos reímos mucho. De hecho, fue quien me empujó a guardar capturas para hacer este post.

Gracias Miguel A.

 

 

 

 

 

 

Y con esto me despido. No sin antes mandaros un mensaje a todos los trolls que nos visitáis asiduamente:

 

La entrada Tutorial para trollear al troll aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/12/tutorial-para-trollear-a-trolls/feed/ 0
Qué es y cómo funciona la fragilidad blanca http://www.locarconio.com/2017/11/fragilidad-blanca/ http://www.locarconio.com/2017/11/fragilidad-blanca/#respond Mon, 27 Nov 2017 14:00:00 +0000 http://www.locarconio.com/?p=10020 Señalar conductas racistas a personas blancas siendo una persona negra no es tarea fácil, y la fragilidad blanca complica las cosas. Es bastante complicado, sí. Vivimos un momento en que […]

La entrada Qué es y cómo funciona la fragilidad blanca aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Señalar conductas racistas a personas blancas siendo una persona negra no es tarea fácil, y la fragilidad blanca complica las cosas. Es bastante complicado, sí. Vivimos un momento en que las personas negras hemos decidido dejar de agachar la cabeza y callar cuando oímos racistadas.

Siempre digo que estamos viviendo un momento histórico en España, porque hasta ahora creo que esto no se daba tanto.

Muchas veces yo misma me he visto bajando la cabeza cuando he oído un comentario claramente racista. Me he callado ante actitudes que caen en eso que se denomina microrracismo (no por su tamaño, sino por su cotidianeidad); pero de un tiempo a esta parte. Eso ya no está pasando más.

Las personas negras cada vez somos más proclives a señalar conductas racistas arraigadísimas. A veces de forma didáctica, a veces desde el enfado o la ira.

Qué es la fragilidad blanca

Ante la identificación de las conductas racistas, hay personas blancas que caen en la fragilidad blanca. En el mundo anglosajón se denomina white fragility. El término fue creado por la Doctora Robin Di Angelo, no me lo estoy inventando yo ahora mismo, y en este vídeo puedes ver su explicación de cómo lo acuñó. Este vídeo que tienes aquí abajo lo explica muy bien y, aunque lo limita al ámbito laboral, es extrapolable a cualquier otra situación en sociedad.

 

 

Conductas racistas

Siempre me gusta puntualizar que señalar una conducta racista no convierte a la persona en una Racista de Primer Calibre. No, no es eso. Pero hay que tener presente que el racismo es estructural y que vivimos en España, un país que ha tenido colonias durante varios siglos.

El país del que procede mi familia, Guinea Ecuatorial, fue colonia -y posteriormente provincia- española hasta 1968. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde entonces? ¡Cuarenta y nueve insignificantes años! Entendamos que unas cuantas décadas, frente a varios siglos, no bastan para eliminar el poso colonialista de las estructuras sociales. Este poso engloba actitudes, comportamientos, comentarios, expresiones del lenguaje y otras conductas que son racismo y que no se identifican como tal. Por lo tanto, tomémonoslo con calma.

Retomo: yo señalo conductas racistas. Yo le digo a una persona “eso que has dicho es racista”, no le digo “eres unx racista”. ¿Se entiende la diferencia? Espero que sí.

Reacción frente a las conductas racistas

La reacción de muchas personas, ante la llamada de atención sobre conductas racistas, cae en la fragilidad blanca. Es decir: se sienten atacadas y ofendidas de forma ultrajante, porque las he llamado racistas (cuando lo que he hecho ha sido señalar una conducta o un comentario racista).

Resulta que la fragilidad blanca ante las correcciones sobre conductas racistas opera así. Y parece que quienes debemos ser cuidadosas al expresarnos somos las personas negras. Tenemos que andar protegiendo y cuidando de los sentimientos de las personas blancas para que no se sientan heridas. Me da la sensación de que es la reacción que se da cuando una ha tenido el privilegio de que nunca se le haya llamado la atención porque las cosas que dice pueden ofender.

Lamentablemente esto no es así. Es necesario que las personas blancas aprendáis a gestionar ese sentimiento, porque muchas veces he sentido que me culpabilizaban porque, al haber señalado una conducta racista, la persona interlocutora se había sentido herida. Pues mira, como se dice en inglés: deal with it. 

Fragilidad blanca
Fuente: Irresistibly Fish

Porque la fragilidad blanca se conforma como un estado en el que cualquier mínima cantidad de estrés que genera una conversación sobre racismo se convierte en intolerable. Y, como dice Di Angelo, el término fragilidad no refiere exactamente a debilidad. Esta fragilidad desencadena una serie de comportamientos defensivos que incluyen un abanico de emociones que pueden ser tanto ira, como miedo o culpa, y comportamientos que llevan a discusiones, llantos, silencios o abandonar la situación que ha inducido el estrés. Estos comportamientos, a su vez, favorecen la “reinstalación” del equilibrio racial blanco y eurocéntrico.

Gestión de la fragilidad blanca

Las personas negras llevamos mucho tiempo gestionando la humillación y la ira que supone oír continuamente comentarios ofensivos. Ahora es tiempo de que las personas blancas gestionéis que se os señalen racistadas. Y, dear White People, gestionadlas p’adentro. No exterioricéis vuestro malestar y vuestra ofensa e indignación para hacer sentir mal a la persona negra. No cuestionéis a la persona negra de buenas a primeras. Tampoco nos hagáis luz de gas. Parad un momentito a pensar en lo que acabáis de decir. Poneos en el lugar de la persona que tenéis delante.

Es agotador, y desgasta muchísimo, que siempre se nos cuestione cuando señalamos una conducta racista. Resulta más agotador señalar esa conducta y que otras personas blancas se esfuercen en justificar a su par (a la persona blanca) intentando encontrar argumentos para excusar su comportamiento: “no, mujer, no ha querido decir eso en realidad”, “bueno, si es que eso se ha dicho siempre, qué más dará”…  Es agotador que intentéis darle la vuelta a la tortilla pretendiendo que sea la persona negra quien se sienta incómoda.

Podría seguir poniendo ejemplos de mierda condescendiente que aguanto cuando señalo racistadas. Así que, además de tener que lidiar con el ego herido de la persona que me ofende, tengo que estar aguantando que me ninguneen e infravaloren lo que me pasa siento. Al final parece que una tiene que acabar pidiendo perdón por haber ofendido a quien realmente ofendió. Y, mira: no.

Porque aquí parece que pasa una cosa: hay que hablar de racismo, y nadie es racista, y todo el mundo quiere luchar contra el racismo… pero sin contar con la opinión de las personas negras, que tenemos mucho que decir y que enseñar sobre todo esto. Y así no es.

La entrada Qué es y cómo funciona la fragilidad blanca aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/11/fragilidad-blanca/feed/ 0
Por qué me cambio mi propio nombre http://www.locarconio.com/2017/11/me-cambio-propio-nombre/ http://www.locarconio.com/2017/11/me-cambio-propio-nombre/#respond Tue, 21 Nov 2017 11:49:24 +0000 http://www.locarconio.com/?p=10011 En nuestra estupendísima sociedad occidental blanca cisheteropatriarcal binarista capacitista (como el nombre de esta misma página, por cierto) especista capitalista y más basura terminada en -ista, el tema de la […]

La entrada Por qué me cambio mi propio nombre aparece primero en Locas del Coño.

]]>
En nuestra estupendísima sociedad occidental blanca cisheteropatriarcal binarista capacitista (como el nombre de esta misma página, por cierto) especista capitalista y más basura terminada en -ista, el tema de la identidad sexual se enseña poco o nada. No nos dan suficientes herramientas (sorpresa) para conocer nuestra propia identidad ni para respetar ni entender la de los demás. Ni siquiera para entender que todo el mundo tiene su propia identidad sexual (incluso tú, queride cis). Y es por eso que me paso los días escuchando preguntas como “te sientes mujer pero tienes cuerpo de hombre?”, “eres una mujer pero tienes voz de hombre?”, “eres una mujer, eso significa que te gustan los hombres?”, o “si eres una mujer, por qué tienes nombre de hombre?”. No imagináis cuánto daño hace vuestra ignorancia.
Toda yo soy una mujer, con cuerpo de mujer, con voz de mujer y me gustan las mujeres. Y si no lo entiendes todavía, te invito a que visites este link maravilloso sobre “el sexo biológico”  de Difracción Transfemmenista http://youtu.be/QjLbF2W4cT0. Obviamente, el Gobierno de España tampoco ha leído esta página, ni ha visitado el link maravilloso sobre “el sexo biológico”,  y no entiende que toda yo soy una mujer. Incluido mi nombre asesinado (que no muerto), o en otras palabras, el nombre que me puso mi familia, por mucha carga de género que tenga. Cualquier nombre puede ser nombre de mujer si lo lleva una mujer (como por ejemplo, yo), al igual que unos tacones también pueden ser de hombre porque los lleva Dani RovBUENO, quizá no es el mejor ejemplo. El caso es que como el Gobierno no ha visitado el link maravilloso sobre “el sexo biológico” y no nos entiende, me obliga a cambiarme el nombre y ponerme “un nombre de mujer” para que en mi DNI pueda indicar que soy una mujer. Es decir, en resumen, pretenden cambiar un elemento de mi identidad para corregir otro que está mal.
Y conmigo, lo van a conseguir.
Porque las instituciones no titubean a la hora de ejercer violencia contra las personas trans, desde asignarnos un género al nacer que no es el nuestro (basándose en los genitales con los que nacemos), hasta obligarnos a hormonarnos, pasando por modificar nuestro cuerpo, a renunciar incluso a nuestro nombre,… Todo para que encajemos en el modelo de “mujer” binario (mal)entendido en nuestra sociedad. Y eso se añade a la violencia que recibimos cada día por parte de la gente de a pie, especialmente de la gente que no es trans, desde malgenerizarnos (decirme “él” en vez de “ella”) hasta negarnos nuestra propia identidad (“por mucho que tú digas que eres una mujer, yo siempre pensaré que eres un hombre”). Sí, probablemente te des por aludide en estas frases. Ya no hablemos de la violencia organizada contra personas trans, que sí, aún existe, y mis compañeras trans y yo la hemos experimentado en nuestras propias carnes varias veces. De hecho hay miles de realidades y experiencias violentas distintas derivadas de nuestra condición trans; juicios constantes por nuestro cuerpo, no ser deseadas como mujeres “porque no parecemos suficientemente una mujer”, dificultades enormes para alquilar un piso porque se asocia mujer trans – trabajadora sexual, añadiéndole la correspondiente putofobia, acoso callejero, violaciones,… Y no le añadas variables como la raza, porque si encima se te ocurre ser negra, por ejemplo, lo llevas claro.
Como comprenderás, ser el objetivo de tanta violencia diaria desgasta mental y físicamente; ya no sólo cuesta luchar por nuestros derechos, sino por el mero hecho de vivir.
Según una encuesta de The Williams Institute, el 4,6% de la población estadounidense ha reportado intentos de suicidio. La tasa de intentos de suicidio de las personas trans o no conformes con el género encuestadas es, nada menos, que del  41%. ¿No os responde esto a la pregunta que nos hacéis de “¿qué más te da que no te vean como una mujer? Con que tú sepas lo que eres ya debería servirte”?
Vamos, que estoy harta. Y voy a ceder. Voy a perder esta batalla para mantenerme en pie el resto de la lucha por mis derechos y los de mis compañeras. Porque dejar de llamarme como quiso mi familia por vuestra violencia, me duele. Pero enfrentarme cada día al hecho de explicar que soy una mujer y que me lo cuestionen por mi nombre aún me duele más. Os concedo esta victoria.

Recordad esto.
Soy Valentina Berruezo, y como muchas otras de nosotras, aún no habéis podido conmigo.

Twitter: @valberruezo
Instagram: @valentinaberruezo

La entrada Por qué me cambio mi propio nombre aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/11/me-cambio-propio-nombre/feed/ 0
No te saltes la privacidad de los menores con tus fotos http://www.locarconio.com/2017/11/privacidad-de-los-menores/ http://www.locarconio.com/2017/11/privacidad-de-los-menores/#respond Mon, 13 Nov 2017 14:00:49 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9982 Hoy quiero hablarte, con un par de ejemplos de por qué cada vez que viajas a África y vuelves con montones de fotos, estás atentando contra la privacidad de los […]

La entrada No te saltes la privacidad de los menores con tus fotos aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Hoy quiero hablarte, con un par de ejemplos de por qué cada vez que viajas a África y vuelves con montones de fotos, estás atentando contra la privacidad de los menores con los que te has encontrado en tu viaje.

Hace pocos días vi publicada una foto en una historia de Instagram que me dolía. Una mujer que compartía una captura de pantalla de una amiga suya. En el texto, la mujer decía que a su amiga le quedaban pocos días para volver a Senegal a hacer “labores humanitarias como cooperante”. La imagen de fondo que acompañaba el texto era la foto de dos niños negros sonrientes en chándal descalzos y que, abrazados, hacían cada uno de ellos el símbolo de la victoria.

Es posible que entre tus contactos haya alguien que haya hecho un viaje de estas características. Puede que incluso tú hayas tomado una foto así en alguno de tus viajes como cooperante cuando has ido a hacer “labores humanitarias” a África. O a Sudamérica o a India. Así que es posible que si has vuelto con ese tipo de fotos, como te he dicho al principio, por desconocimiento hayas menoscabado la privacidad de los menores a los que decidiste sacar en tus fotos.

Sé consciente de las fotografías que haces

Hoy no quiero hablar del poder transformador que los países empobrecidos por Occidente tienen para las personas blancas. Eso da para otro post, así que, si eso, más adelante podemos hablar del tema. Hoy quiero hablar de  otra cosa. De cómo muchas personas blancas vuelven con cantidad de fotos de menores de edad creyendo que no eso tenga repercusión. Pero resulta que sí los tiene. Porque estás exponiendo a niños y niñas con esas fotos, vulnerando la privacidad de los menores.

Cuando vi esa imagen sentí la necesidad imperiosa de escribir a esa mujer para pedirle que le transmitiera mi mensaje a su amiga, la cooperante humanitaria. Esto es lo que le dije, entre otras cosas:

Si esta chica, en vez de irse de cooperante a Senegal, fuese a USA, a Canadá o a cualquier país europeo, ¿se estaría fotografiando con los menores que se encontrase? La respuesta probablemente sería que no. En cambio las personas blancas viajan a Asia, América del sur o África y no pierden la oportunidad de fotografiarse rodeadas de menores. A mí, como mujer negra y con familia en Guinea Ecuatorial, me duele profundamente esta práctica. Pídele por favor de mi parte que, si se va a hacer fotos con menores, que pida la autorización a algún adulto, como haría aquí si quisiera fotografíar a otro menor. Y, si nadie le puede dar esa autorización, que no haga la foto. Por favor, preservemos a los niños y las niñas africanas. Preservemos su privacidad. No “sirven” solo para mostrar nuestro lado humanitario”.

A qué menores sacas fotografías

Para mí está claro que en Tirol, en Houston, en Pisa o Québec no se fotografía a niños porque sí. Primero, porque en Occidente los menores son in-to-ca-bles. Si te acercas con la intención de sacarles una foto… no, es que no les sacas ninguna foto directamente. O no sin pedir permiso. O por lo menos, si se trata de menores blanques, porque ahora me estoy acordando de algo. Y es que este verano en el Festival Rototom, mis hijas estaban jugando con más niñas y niños negros. Llegó una señora a pedirnos permiso a las madres para sacarles una foto. Evidentemente nos negamos. La cuestión es ésa: nadie cuestiona la privacidad de los menores si son blancos y no están en riesgo de exclusión.

La respuesta de la mujer a la que escribí no tardó en llegar. Lo que me dijo tiene mucho de respuesta estándar y suele contener, casi siempre, los mismos elementos:

  1. Me recuerdan que la persona va a cooperar renunciando a su trabajo y a su sueldo durante el tiempo que sea. Y además alejándose también de su familia. Oye, pues congratulations para ti. Congratulations porque entrada tienes un trabajo (uno). Además es un trabajo del que puedes ausentarte (dos). Y encima esa ausencia laboral no supone un bache económico significativo para ti y para tu familia (tres).
  2. Me hacen notar que la persona cooperante va allí porque el gobierno local no ayuda. Lo sé, gracias. Mi familia en Guinea Ecuatorial vive en una dictadura, y estoy enterada de la situación política de otros países africanos.
  3. La intención de la persona es A-YU-DAR, y no hay intención de fardar de nada haciéndose esas fotos. Pues si tan altruista eres, y tantas intención altruista tienes, no te importará que no quede constancia de eso, ¿no?

Eso es lo que se verbaliza con más o menos agresividad según el caso, pero lo que no se verbaliza es todavía peor. Es ese halo de “estamos yendo a vuestros países a ayudar y te pones pejiguera por unas fotos de nada con unos niños. Eres una desagradecida”. Y todo ello se hace desde una especie de pedestal, y mirando por encima del hombro. Y, escucha, vulnerar la privacidad de los menores no blanques también entra en todas esas cosas que son racismo y que no ves.

Menores como reclamo publicitario

Otro ejemplo: el pasado sábado por la noche, alguien a quien sigo retuiteaba algo que me hizo hervir la sangre. Un médico cirujano tuiteaba una imagen con mucha miga. Dicho médico colabora con una casa de acogida en Guinea Bissau dirigida por misioneros. En la imagen aparecen seis menores sosteniendo cajas de papillas de una conocida marca de productos de “alimentación infantil”. Detrás de los niños, además, se ven cajas de leche artificial.

El médico acompaña la imagen con este texto:

“Son más de 350kg de leche maternizada y cereales para papillas lo que vuestra #solidaridad ha llevado a los peques de #casaemanuel #Gracias”.

privacidad de los menores
Esta es la foto que acompañaba el tuit mencionado. He pixelado las caras con Photoshop.

Todo está mal en ese tuit. Todo.

  • Primero, porque para demostrar lo buenas que son las personas, utilizan la imagen de niños y niñas a cara descubierta. Privacidad de los menores vulnerada.
  • Segundo, porque les peques sostienen paquetes de papilla de los que se ve perfectamente el logo de la marca. Se les usa para dar publicidad a una marca de “alimentación infantil”.
  • Tercero, porque las cajas de leche que se ven en la foto, que no es maternizada, sino ARTIFICIAL, son del grupo 1. Esa leche es para lactantes de 0 a 6 meses y hay una norma que prohíbe su publicidad. La norma de la que hablo no me la invento. Es el Código internación de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud en 1981. La Asamblea es un cuerpo político de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Así que esa foto está mal por muchas cosas. Porque otra vez más, para mostrar la solidaridad de la gente, se instrumentaliza a menores de edad.

Respeta la privacidad de los menores

Pero a lo que íbamos: deja de tomar fotografías de menores allá donde vas. Y por “allá donde vas” me refiero a los países a los que vas a hacer “labores humanitarias”. Los menores de esos lugares no son souvenires humanos para ser exhibidos en tus redes sociales y que la gente sepa lo super chachi que eres.

Te estás pasando la privacidad de esos niños y niñas por el arco del triunfo cada vez que vas y te haces una foto con ellxs. Dale la vuelta a la tortilla y piensa: “¿te gustaría que una persona desconocida se acercase a tu hije y, sin decir nada le sacase una foto?”. Si no tienes hijes, piensa en sobrines, o ahijades o en cualquier niñe a quien quieras. ¿Te gustaría? Seguro que te quedarías pensando en para qué se usaría esa foto, dónde se publicaría… ¿Por qué no puedes hacer ese ejercicio cuando se trata de niñes no blanques a quienes tú quieres fotografiar?

Porque cuando veo a personas blancas publicando esas fotografías, veo lo mismo que veo cuando UNICEF hace sus campañas: veo que utilizan las imágenes de menores para su propio beneficio. En el caso de UNICEF, para conmover a la gente y que afloje la pasta; en el caso de personas anónimas, veo ganas de tirarse el pisto quedando de buena gente.

¿Quién está en el centro?

Y otra cosa: el centro no eres tú, ni la intención con la que haces las fotos de todas esas criaturas. No. El centro no es lo buena persona que tú eres, que te alejas de tu familia y dejas tu trabajo para hacer labores humanitarias en un país del “Tercer Mundo”. Lo haces porque quieres y puedes. Porque te lo puedes permitir. Y no voy a entrar en si está bien o está mal. Lo que te estoy diciendo es otra cosa: que no hagas ese tipo de fotos.  Porque el centro son esas criaturas y la exposición a la que las sometes. El centro es la privacidad de los menores; respétala.

¿Que qué fotos haces entonces? Pues fotos del paisaje, fotos del proyecto en el que participas… o no hagas fotos y vívelo, yo qué sé. Pero preserva a esos niños y niñas. Porque son menores, no merchandising para tus fotos.

 

La entrada No te saltes la privacidad de los menores con tus fotos aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/11/privacidad-de-los-menores/feed/ 0
Las mujeres (y les NB) transgénero en el Feminismo http://www.locarconio.com/2017/05/mujeres-transgenero-en-feminismo/ http://www.locarconio.com/2017/05/mujeres-transgenero-en-feminismo/#respond Tue, 23 May 2017 15:42:09 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9959 Bueno… ¿Cómo comenzar? Presentándome sería una buena forma; mi nombre es Miriamelle, soy une trans No Binarie y desde Locas del coño me han invitado a escribir un artículo.   […]

La entrada Las mujeres (y les NB) transgénero en el Feminismo aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Bueno… ¿Cómo comenzar? Presentándome sería una buena forma; mi nombre es Miriamelle, soy une trans No Binarie y desde Locas del coño me han invitado a escribir un artículo.

 

Hace no mucho me preguntó una conocida cis; “¿Por qué las personas transgénero son tan reacias a unirse al feminismo?” Si habéis seguido lo acaecido estos días en esta misma página sobre temática trans, os podéis imaginar la razón; Las personas trans dentro del espectro femenino del género a veces somos recibidas con una hostilidad sin parangón por un sector del feminismo.

Si bien esto no ocurre siempre, si es lo suficiente aparatoso el asunto como para que una cantidad importante de mis compañeras y compañeres (No Binaries) no se sientan con mucha inclinación a cooperar por un frente común con el feminismo.

 

Falta de interseccionalidad

Hay cierto sector del feminismo que nos ve a les trans dentro del espectro femenino como “invasores” (en masculino) que intentan ensuciar el feminismo y apropiarnos del todo el discurso, obviando que al mostrarse hostiles y exclusionarias, son ellas las que están faltando a la interseccionalidad, puesto que no queremos apropiarnos del discurso, sino formar parte de él como mujeres y No Binaries, puesto que también nos afectan interseccionalmente los mismos ejes de opresión que a ellas. Otros no, pero también sufrimos otros ejes que, por suerte, ellas no sufren.

 

Lo que no sufre una mujer cis

Hay ejes de opresión que no afectan a las mujeres cisgénero. Como que se les invalide el género cada dos por tres, que se les malgenerice, que se les acuse de reforzar los estereotipos y roles de género o no ser “lo suficientemente” normatives para que se nos permita existir, tampoco van a mirarles mal otras mujeres cis por no atenerse a un aspecto cisnormativo y de apariencia binaria, no les van a expulsar de una manifa por ser visiblemente cis, con esto no digo que no estén oprimidas, es obvio que sí, ya que no son hombres y el machismo ya les oprime per sé y además dependiendo de clase social, cultural, raza, religión, etc… otros factores les oprimirán. Nadie dice que ser mujer cis sea un campo de rosas, pero lo que sí se señaló estos días es que como personas cis ostentáis unos privilegios.

 

Algunos privilegios que tienen las mujeres cis sobre las trans

  • Genitocentrismo: Usado para invalidar vivencias, experiencia y el propio género de la persona en base a una genitalidad de serie.

 

  • Ostracismo laboral: Si eres visiblemente trans en el espectro femenino, olvídate de un acceso “fácil” al mercado laboral, como bien tuvo a decirme una exjefa; “Les debo un respeto a mis clientes, si sé lo tuyo no te cojo” (y no es el único caso obviamente).

 

  • Afectivo-sexual: Si, en este campo también lo tenemos complicado, o bien porque se fetichice nuestra corporalidad divergente del canon cis, o porque se nos rechace aduciendo al punto 1.

 

  • Familia: Aunque esto comienza a cambiar, lo cierto es que sigue habiendo problemas con que las familias acepten que tienen une hije trans.

 

¡No queremos invalidar la lucha de las mujeres cisgénero,

queremos visibilizar la lucha de las mujeres transgénero!

 

Como veréis con estos ejemplos, que no son sino una ínfima parte, ser trans no es tampoco un camino de rosas.

Vale que no compartimos en algunos casos los mismos ejes, pero eso ni invalida nuestra lucha, ni la vuestra, no somos el enemigo por mucho que X sector se ofusque en ello y nos señale como pertenecientes al género con el cual no nos identificamos, apoyarnos mutuamente no nos debilita, nos fortalece.

 

How to end transphobia? shaunl/Getty
How to end transphobia?
shaunl/Getty

 

La entrada Las mujeres (y les NB) transgénero en el Feminismo aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/mujeres-transgenero-en-feminismo/feed/ 0
¿Qué es racismo? http://www.locarconio.com/2017/05/que-es-racismo-2/ http://www.locarconio.com/2017/05/que-es-racismo-2/#respond Mon, 22 May 2017 14:50:01 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9946 ¿Qué es racismo?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.   Hoy me adueño de estos versos de Bécquer para la introducción de mi post, porque siento que […]

La entrada ¿Qué es racismo? aparece primero en Locas del Coño.

]]>
¿Qué es racismo?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.

 

Hoy me adueño de estos versos de Bécquer para la introducción de mi post, porque siento que hoy toca hablar de eso, de qué es racismo. Y quiero hacerlo a raíz de algo que me dijo un Señor™ cuando publiqué la foto de la mano blanca tocándole el pelo a una niña negra y de la que ya hablé en este post titulado No me toques el pelo.

Resulta que llega este Señor™ y dice que tocarle el pelo a una persona negra no es racista. No contento con eso, va más allá y dice:

Racismo fue el asesinato de Lucrecia Pérez. Lo demás es buscar casito.

25 años del primer asesinato racista

Lucrecia Pérez Matos se encontraba cenando con otras personas en la discoteca abandonada Four Roses, de Aravaca. Cuatro encapuchados entraron y la emprendieron a tiros contra las personas que estaban en el recinto. Después huyeron en un coche que les esperaba fuera. Dos balas alcanzaron a Lucrecia, una de ellas en el corazón. A Lucrecia Pérez la asesinaron el 13 de noviembre de 1992 a la edad de 33 años. Este año se cumplirán 25 años de su asesinato.

La Guardia Civil atribuyó el asesinato a grupos de extrema derecha. Y días después detuvo a un agente del mismo cuerpo y a tres menores como autores del crimen. Así que evidentemente, se trató de un asesinato racista. Aquello fue racismo.

 

El racismo llevado a los extremos

Varios años después, y esto ya es una experiencia personal (creo que en 1995), te cuento lo que me pasó. Volvía con unas amigas en el último tren hacia mi ciudad. El tren iba repleto de tipos con cabezas rapadas y marcas de ropa que en aquel momento se relacionaban con los neonazis y botas con puntera de hierro. En ese tren, un grupo de chicos de estética skinhead le daba una paliza tremenda a un chico negro que viajaba con su novia.

Antes de ir a por ese chico, esos cuatro individuos me rodearon. Cuando el que estaba delante mío hizo ademán de avanzar para atacarme, uno de los colegas le agarró del brazo y le dijo “pasa, que es una tía”. En la siguiente parada se subía el chico negro que se llevó la paliza de la que yo me libré. Mientras le pegaban y se oían golpes que no cesaban, oía -oíamos, todas las personas de varios vagones- a su novia llorando y gritando horrorizada “por favor, por favor, dejadle. Por favor, no le peguéis más”. Nadie se movió.

Finalmente alguien tiró de la palanca de parada de emergencia. El tren paró y aparecieron los agentes de seguridad de Renfe en el tren. Bajaron a los cuatro autores de la paliza y supongo, espero y deseo que al chico lo llevaran a un hospital.

Aún después de haberlos expulsado del tren, los cuatro pedazos de escoria que atacaron al chico se dedicaron a tirar piedras a los cristales del tren mientras estaba parado. Tiraban piedras y más piedras a los gritos de “Arriba España”, “Viva Franco” y “p**a Lucrecia”. Aquello también fue racismo.

 

¿Qué es racismo?

Está claro, dear white people, que todo eso es racismo. Desafortunadamente hay otras muchas conductas menos violentas, más veladas que también son racismo. El problema es que están tan integradas y tan aceptadas que la mayoría de gente, como no las sufre, no las identifica como situaciones racistas.

Sin embargo, queri,  una persona blanca no apaliza o asesina a una persona no blanca de la noche a la mañana porque sí, por arte de magia. Tiene que haber algo más, en eso estarás de acuerdo conmigo.

Porque, al final, la agresión física o el asesinato son solo la punta del iceberg del racismo. Por debajo hay muchísimas conductas más que tal vez tú no sabes identificar. Aquí algunas de ellas:

Qué es racismo - iceberg con conductas racistas
Fuente: Si los negros hablaran como los blancos

¿El racismo es agua pasada?

Es muy ingenuo creer que el racismo es Algo Del Pasado, y que vivimos en una sociedad multicultural. ¿Multicultuqué? Mira, no. Es que ese término, para mí es una patraña.

No vivimos en una sociedad multicultural. Vivimos en una sociedad (hablo de la sociedad española) que ha evolucionado desde un reino imperialista que tenía colonias. Te lo digo de otra forma, si prefieres. Vivimos en una sociedad que levantó un imperio a costa del sufrimiento, expolio y esclavitud de otros pueblos.

Eso significa que el racismo en la sociedad española es estructural, como en muchas otras. Te recuerdo que España es el país en el que nací y en el que vivo. Y mis padres, si te lo estás preguntando, también son españoles. Nacieron en Guinea Ecuatorial, país que fue colonia española desde 1778, y después devino provincia española. Guinea Ecuatorial logró la independencia el 12 de octubre de 1968. Como puedes ver, no han pasado ni cincuenta años de esto.

Te cuento esto para que entiendas que el pasado colonial de España es demasiado reciente como para pensar que se han erradicado el racismo. O que solo es racismo el asesinato o las agresiones físicas de las que te hablé, porque cuando hablamos de qué es racismo, vamos mucho más allá

¿Qué es racismo? Pues mira, si quieres saber qué es racismo lee lo que te explica mi hermanita Winnie en el pie de una foto que publicó en Instagram hace unos días:

 

Pie de foto de Winnie en su cuenta personal.

Todo lo que comenta Winnie también es racismo. La cuestión es que como son cosas que para ti no son violentas, ni humillantes, ni molestas porque no las vives, te cuesta más identificarlas. En el peor de los casos, te atreves a explicarme a mí, que soy negra, por qué lo que acabas de decir no es racista. Y por eso cuando una persona no blanca te llama la atención sobre un comentario que tú consideras totalmente inocuo y te lo señala por racista, te llevas las manos a la cabeza.

 

Unas consideraciones finales

Mira, no voy a decirte que no tienes legitimidad para hablar de racismo porque no lo vives. Podría decírtelo, pero no lo voy a hacer. Y no lo voy a hacer porque, mal que me pese, hasta hace muy poco las conversaciones sobre racismo las han liderado personas blancas. Afortunadamente eso está cambiando. Estamos ganando espacios donde se nos escucha. Se nos tiene en cuenta cuando determinamos qué es racismo y cuando hablamos de nuestras preocupaciones. Así que acéptalo de una vez. las personas negras no solo tenemos voz, sino también capacidad para expresarnos de forma inteligible. No necesitamos interlocutores que validen nuestra experiencia.

Lo que sí voy a decirte es lo siguiente: yo vivo con el racismo desde que nací. Yo soy la que vive experiencias discriminatorias en mi día a día. Esto te lo digo para que cuando yo te señale una racistada, en vez de saltar a la yugular indignándote, te pares un momento y reflexiones.

Si te señalo -o cualquier otra persona no blanca- una actitud racista, no te pongas en el centro tú y tú ego herido porque cómo vas a ser racista si tienes Una Amiga Negra. No. Tú no eres el centro, y no pasa nada.

Si te señalo una conducta racista lo hago para que te revises, para que aprendas a identificar El Racismo Que No Se Ve. De esa forma, me podrás ayudar a señalándoselo a otras personas que, como tú tampoco lo ven.

Porque no busco casito. No estoy teniendo una pataleta porque sí. Te estoy señalando qué es racismo y te estoy señalando una conducta racista para que acabar con ella. Si estás tan a favor como dices de ponerle fin al racismo, párate, reflexiona y revísate; pero no me niegues.

La entrada ¿Qué es racismo? aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/que-es-racismo-2/feed/ 0
Transmisoginia en la respuesta de Isa Calderón a Pérez-Reverte http://www.locarconio.com/2017/05/isa-calderon-perezreverte-transmisoginia/ http://www.locarconio.com/2017/05/isa-calderon-perezreverte-transmisoginia/#respond Tue, 16 May 2017 18:29:19 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9894 No sé a qué estábamos esperando para publicar esto. Probablemente haya sido una equivocación hacerlo tan tarde. Y lo primero que queremos es pedir disculpas por ello. A continuación explico […]

La entrada Transmisoginia en la respuesta de Isa Calderón a Pérez-Reverte aparece primero en Locas del Coño.

]]>
No sé a qué estábamos esperando para publicar esto.

Probablemente haya sido una equivocación hacerlo tan tarde. Y lo primero que queremos es pedir disculpas por ello. A continuación explico el motivo:

La tendencia habitual entre feministas es la de centrarnos en los errores o el daño perpetrado por señores. La autocrítica nos la decimos entre nosotras. Nos espetamos toda clase de improperios. Los machitrolls se sientan a comer palomitas leyendo nuestras peleas. Sin embargo no solemos publicar artículos en los que hablemos claramente de algo que una mujer, una feminista, haya hecho y vaya en contra del “si tocan a una, nos tocan a todas”. Y eso, tristemente, ocurre.

Hace exactamente una semana, el 9 de mayo, Isa Caledrón publicó un vídeo  repuesta a un relato de Arturo Pérez-Reverte que, como de costumbre, era espantoso.

El vídeo en cuestión empezaba siendo una muy buena crítica. Era divertido y le recordaba al señor en cuestión, que lo de rebelde con causa… no era una alternativa, dada su posición.

Todas disfrutábamos viendo a Isa de nuevo, con su histrionismo habitual y su peculiar cadencia al hablar, su prosodia burlesca a la tradicional y pomposa forma de declamar la poesía lírica.

Hasta que, de pronto, se abrió una grieta en el dique. Curiosamente fue una de las partes de su performance que más risas suscitó entre algunas personas, pero para muchas otras aquello supuso un navajazo en las costillas.

 

Transmisoginia

Fue momento exacto en el que Isa pronunciaba las palabras: “Si yo tuviera un rabo de aquí a San Sebastián de Los Reyes y unos cojones como campanas, como tú, no me habrían echado…

Ocurre que muchas mujeres trans, con su rabo, se quedan pensando: “Hostia, pues a mí no me aceptan en muchos lugares precisamente por ser trans”, o quizá: “Pues yo no me atrevo a ir a la playa precisamente por tener ese rabo” o: “Caramba, a mí de momento este rabo me ha traído transmisoginia y no beneficios en comparación con las mujeres cis”, etc…

La pregunta es ¿de verdad Isa Calderón cree que tener un rabo y dos cojones como campanas sería lo que acabaría con la misoginia que sufre?

Lo cierto es que como se pensó que, efectivamente, podía haber sido un “error” y que quizá querría disculparse con las mujeres trans a quienes había ofendido, hubo quien se atrevió a decírselo. Esto fue lo que ocurrió:

 

 

 

 

 

¿Por qué Isa Calderón sencillamente no se disculpó y asumió que había hecho un comentario transmisógino?

Si es que es algo que aprendemos desde siempre. Negar la transmisoginia es como negar el racismo o el haber crecido en un sistema patriarcal. Decir: “No voy a dejar que se me acuse de algo que no soy” es negarse. No era una acusación. Era una llamada de atención desde el dolor. No hace falta acusar a ninguna persona cis de tener conductas  transmisóginas para que se sepa que las tiene. Las tiene y punto. Yo no soy cis y las tengo.

Sólo queda escuchar, disculparse y aprender

Yo creo que si la actitud de Isa Calderón hubiese sido más humilde. Si hubiera aceptado la crítica, todo esto no hubiese ocurrido. Porque si tienes un privilegio sobre alguien y haces un comentario, desde ese privilegio, que varias personas oprimidas te señalan, de verdad, sólo te queda aceptarlo.

Ponerse chula y decir cosas como “sufres porque te da la gana” a esa persona que sufre transmisoginia a diario, no es sororo. No es forma de responderle  a alguien que se expone y hace un esfuerzo y un trabajo emocional para explicarte por qué tu comentario es hiriente y transmisógino.

Yo la he cagado muchas veces. Y me ha costado mucho ver mi error. E incluso me ha jodido admitir mi error. Pero es que no se trata de orgullo. Se trata de no oprimir. Y de que si no se quiere ser oprimida por señores, pues oprimir a otras mujeres no es una opción. Sea de forma consciente o inconscentemente. Y si es inconscientemente, pues cuando se da el toque, toca revisarse, darle una vuelta o quince o las que sean.

 

Revuelta de mujeres trans en Stonewall en junio de 1969
Revuelta de mujeres trans en Stonewall en junio de 1969

 

Hablar desde el privilegio

Lo que desde luego no toca es querer seguir manteniendo ese privilegio cis y utilizar excusas como “pero ya se entiende lo que quería decir” o “pero se nota que yo me refería a”. Si tanta gente lo ha entendido de otra forma, Isa, no estaría tan claro, ni se entendería tan bien. O quizá, no tiene por qué entenderse así y lo que pasa es que hay que empezar a hablar deshaciéndose de esos privilegios.

Es como si una persona blanca se refiere a una cera de color carne y le están leyendo también personas negras. Lo lógico no sería que esas personas le preguntasen: “¿De qué carne?” y la persona blanca respondiese: “Bueno, ya se entiende”. No. No se entiende. Y si se sobreentiende que el color carne es un rosado blanquecino, desde luego, se habla desde un privilegio.

En el vídeo respuesta a Pérez-Reverte tú explicas esto perfectamente. Él hace una supuesta broma y resulta que nadie la habíamos entendido. Sólo él y quienes son como él.

Como en este caso, por lo visto.

 

A continuación podéis leer el…

MANUAL DE SISTERHOOD DE LAS FEMICISTAS

Es un manual muy sencillo porque se trata únicamente de obviar cualquier eje transversal de opresión:

1. Si nos tocan a una (mientras ésta sea una muchacha cis, blanca, neurotípica, no choni…) nos tocan a todas.

2. Negar el paréntesis anterior.

3. Negar  que se niega el paréntesis anterior.

4. Ofenderse por lo del paréntesis del punto 1 y por el hecho de que se haya negado.

5. No negar el paréntesis PERO.

 

Hay más puntos pero creemos que un buen manual necesita su propio espacio. Su propio artículo.

 

Mención honorífica

No podía faltar, si hablamos de transmisoginia, una de las feministas más conocidas de todo el tinglado twitero.

No vamos a dedicarle un artículo (no ahora) porque éste ya tiene musa. Pero querida Barbijaputa… te tenemos en nuestros corazones:

 

 

 

 

 

 

 

 

La entrada Transmisoginia en la respuesta de Isa Calderón a Pérez-Reverte aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/isa-calderon-perezreverte-transmisoginia/feed/ 0
Queridos señores cómicos de esta España mía, esta España nuestra http://www.locarconio.com/2017/05/queridos-comicos-espana/ http://www.locarconio.com/2017/05/queridos-comicos-espana/#comments Sun, 14 May 2017 14:18:57 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9867   Sabíamos que este momento llegaría, señores cómicos. Estábamos esperándolo, en realidad. Era cuestión de tiempo que nos tocase. Desde los Goya y los zapatos de tacón estaba la cosa… […]

La entrada Queridos señores cómicos de esta España mía, esta España nuestra aparece primero en Locas del Coño.

]]>
 

Sabíamos que este momento llegaría, señores cómicos. Estábamos esperándolo, en realidad. Era cuestión de tiempo que nos tocase. Desde los Goya y los zapatos de tacón estaba la cosa… ¿verdad? Ahí pendiendo de un hilo. Don Absurdo Pérez-Retrete también se ha estado esforzando bastante en conseguir que se diese este encuentro. Era, definitivamente, una cita que teníamos pendiente y que andábamos retrasando no sé por qué.

Pero hoy, por fin, nos sentamos ante vosotros y os hablamos directamente.

¡Qué nerrrvios!

Quisiera empezar comentando los acontecimientos que han precipitado que os escriba. Obviamente conocidos por todo el mundo porque han corrido como la pólvora.

Lo de Dani Rovira y la marquesina de Intimissimi

El cómico (y actor e influencer) sube a su Instagram la foto de Irina Shayk para Intimissimi y habla de lo preciosa que es y de cómo otros también hacían lo propio y de cómo la pareja (parece que una mujer) reprende a su parejo por mirarla, etc… A partir de aquí se arma la marimorena y se entra en conflicto por el tema del machismo.

SPOILER: Dani, no pasa nada por mirar esa marquesina, te lo juro. De hecho, todo el mundo la miramos. Todo el mundo vemos a Irina Shayk y flipamos. Es muy guapa. No hay problema en eso. Mirar un poster no es machista.

El problema comienza cuando el el texto original de Dani Rovira hay tintes machistas y se le llama la atención. Obviamente habrá quien le llame la atención de forma más educada que otra. Habrá quien le amenace de muerte o le diga que debe ir a la cárcel por ello. Eso es un sinsentido. Pero lo que nunca debe escaparse es el fondo: “Hiciste comentarios machistas”. Si tanta gente te lo dice, sencillamente, discúlpate y ya. Sin embargo, Dani Rovira decidió bromear sobre el machismo: “Cuidado con hacer una foto de una marquesina no vaya a ser que te tilden de machista”. Se suceden las respuestas y otro comentario desafortunado más. Más quejas. Otro tuit.

¿Era necesario? Obviamente no.

Al final, y tras una avalancha de quejas (justificadísimas) e, imagino, amenazas (que no comparto), llega la disculpa en un par de tuits y la edición del texto.

 

 

 

Se agradecen las disculpas.

Sin embargo, hay algunas frases de este texto que merecen ser analizadas:

Me siento un poco menos libre de unos años a esta parte

Verás, Dani. Ejercer tus previlegios de hombre sobre las opresiones de otras personas oprimidas toda la vida, y, de pronto, darte cuenta de esos privilegios y renunciar a ellos (si es que decides hacerlo), no es perder libertad, es respetar y no oprimir.

Te pondré un ejemplo que te será muy cercano: Los animales.

Los animales no han tenido jamás derechos. Tampoco es que tengan muchos ahora, pero tú, concretamente, eres un gran defensor y activista por sus derechos. Y has decidido participar de muchas formas en ayudar a que sean rescatados, adoptados, etc… Eso es, Dani, porque has sido consciente de tus privilegios como humano sobre los animales y has decidido renunciar a ellos. Porque vivimos en una sociedad donde los animales viven a nuestra merced. Si tú decides tratarlos como a iguales y no torturar a un animal, es porque te has concienciado.

Pues hasta no hace mucho, las mujeres eran consideradas igual que animales. Y, de hecho, se sigue pasando miedo caminando por según qué lugares, llevando según qué ropa, etc… Nada que te diga es nuevo.

 

“Yo pienso seguir luchando a vuestro lado…
si me dejáis hueco…”

El hueco, Dani, hay que ganárselo. Para empezar no haciendo comentarios como estos ni equiparando ser mujer a llevar tacones. Por ejemplo. Un perro no se fía de ti, humano, si ha recibido muchas hostias de otros humanos, hasta que le demuestres que eres de fiar.

Y sí, me comparo con un perro porque no me molesta en absoluto. Lo somos. Somos animales. Tú también. Por eso deberías entender esto.

 

“Es la segunda vez que públicamente me han linchado por intentar “con cierta creatividad y humor” defender la igualdad entre sexos”

Y, curiosamente, siempre fueron hombres (tú con tu marquesina, e Iñaki Urrutia, J.J Vaquero y tú en los Goya) quienes decidieron que ésa era la forma graciosa, creativa y humorística de defender la igualdad entre géneros. O quizá me equivoque y contasteis con alguna mujer en el guión de los Goya a la que no se mencionó en ningún momento.

Hay que contar siempre con la parte oprimida para hacer humor que incluya a esa parte oprimida.

 

 

O mucho me equivoco, o repitiendo el mismo patrón no vas a obtener distintos resultados. Esto no lo digo yo, lo dijo Einstein, sólo que él a esto lo llamaba “locura”, y es terrible llamar locura a eso.

Sencillamente es no querer cambiar porque se está muy cómodo donde se está.

 

Lo que sucedió a continuación

Ignatius Farray, cómico provocador, conocido precisamente por su faceta de incendiario (nos gusta eso) se erigió defensor de Dani Rovira con Tweets y aportaciones varias en “La vida moderna”, el programa de radio donde participa junto a otros dos hombres, Quequé y Broncano, el presentador. Ninguna mujer. Sorpresa.

Twits como:

 

 

 

 

 

Claro. Puedes explicarle tú a una persona que sufre una opresión que no sufres qué opresión sufre siendo tú el opresor. NO

 

 

Bueno, bueno… si el chiste de Dani Rovira es el nivel de COMICIDAD en España, tampoco estamos tan bien, ¿no?

 

Pero me llama especialmente la atención una frase:

 

¿Entre las feministas no os dáis cuenta de que alguna se está columpiando un poco o sois como los votantes del PP que votan pase lo que pase?

Voy a tener que responder de forma más breve de lo que quisiera, y eso no me gusta, pero lo intentaré:

Ignatius, No existe un solo feminismo. Hay muchos. Y estamos constantemente peleándonos públicamente. ¿Podríamos decir lo mismo de los cómicos? Porque obviamente hay cómicos que no se soportan entre sí.

Hay quienes sabemos que hay cómicos que ponen motes a otros cómicos, pero no en plan colega, sino motes en plan burla, cómicos que plagian… y el resto de cómicos hablan de esos plagios.

Existe mucha movida entre la gente de la comedia.

¿Cuándo, Ignatius (y el resto) os empezaréis a pelear públicamente? ¿O sólo salís a a las RRSS para defender a los compañeros? Porque eso es, precisamente, lo que hace el PP. Eso sí es fascismo… y no del bueno.

Tengo sentimientos encontrados con esto. Por un lado tengo muchas ganas de soltar los motes que me sé, las movidas que conozco, el tema de los plagios, de gente que no soporta a otra pero que en TV o en radio, sonriente, habla de esa persona a la que detesta y alaba su trabajo. Esa gente que, quizá suelta un gazapo que sólo entienden los otros humoristas creando una atmósfera de desconcierto entre el público, que no sabe bien qué significaba eso, esa puñalada, pero vamos, pocas veces se ve a cómicos rajar de otros cómicos. Al menos en España.

Sin embargo, Ignatius, podrías cagar durante años varias veces al día sólo leyendo las hostias que nos metemos entre feministas. En público.

Eso, señores cómicos, es corporativismo

Lo cierto es que el corporativismo entre cómicos es mucho más obvio que entre feministas, asumidlo. Por aquello de no quedar mal, o de la imagen, no sé, vosotros sabréis, oye.

En este caso, defender a Dani Rovira, no ha sido sino eso, una muestra de corporativismo muy burda (que ni siquiera le pega a tu personaje). Bien es cierto que la has disfrazado de lo tuyo, sí, con la camiseta de zara y esas mierdas, pero lo único que hacías era defender a tu colega o cagarte en el Feminismo.

Teniendo en cuenta que él mismo se había disculpado y había pedido pedagogía, pues todo ese ataque al feminismo, sobraba.

En serio… dejadlo. Parad de decirnos qué es o no feminismo y a la vez prohibirnos decir qué es o no humor.

El tema de “niñatas quinceañeras“, aparte de edadista, deja claro que probablemente no tengas ni idea de la edad a la que las chicas empiezan a sufrir agresiones sexuales y acoso. Que algunas no sepan expresarse de forma correcta, no les quita razón.

Lo de “sus madres tuvieron que aguantar al Fary“… sí. ¿Y? ¿Tenemos que aguantar las machistadas de Dani Rovira o de quien sea (las tuyas, por ejemplo) porque son más suavecitas? La respuesta es NO.

Creo recordar que tú mismo dijiste algo parecido en “Loco Mundo” al hablar de los sudamericanos. Decías precisamente que tú podías hacer bromas sobre los sudamericanos porque tú prácticamente lo eras.

 

Queridos señores cómicos españoles de mi alma

Tengo tantas cosas que deciros… De verdad, ni siquiera os hacéis una idea. No me cabe todo aquí. Este post sería extensísimo. Me gustaría hablar con vuestras compañeras cómicas, copresentadoras, compañeras de programas de radio, etc… y saber cuántas veces (no “si alguna vez”) han sentido que su presencia era meramente decorativa o para cumplir con la cuota. Para que luego vengáis a quejaros porque se os exija más conciencia de privilegios y menos conciencia de cómico/artista.

El humor, como ya dije en su momento, depende de hacia dónde vaya. Y si te ríes de la parte opresora, bien, pero si te ríes de la parte oprimida, pues no.

“El humor, hacia adentro y hacia arriba, si no, es opresión”, como dice Brigitte Vasallo.

 

Un beso,

Li.

 

Emma Stone en "Rumores y Mentiras", película en la que, por cierto, se la tacha de guarra por (supuestamente) acostarse con gente. Una película muy cómica que traza un paralelismo entre "La letra Escarlata" de Hawthorne (escrita en 1850) y sucesos "super cómicos" que ocurren en 2010.
Emma Stone en “Rumores y Mentiras”, película en la que, por cierto, se la tacha de guarra por (supuestamente) acostarse con gente. Una película muy cómica que traza un paralelismo entre “La letra Escarlata” de Hawthorne (escrita en 1850) y sucesos “super cómicos” que ocurren en 2010.

La entrada Queridos señores cómicos de esta España mía, esta España nuestra aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/queridos-comicos-espana/feed/ 2
La islamofobia detrás de la lesbofobia http://www.locarconio.com/2017/05/la-islamofobia-detras-de-la-lesbofobia/ http://www.locarconio.com/2017/05/la-islamofobia-detras-de-la-lesbofobia/#comments Tue, 09 May 2017 16:56:13 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9851 A pocos días de las elecciones francesas y pasando aún la resaca de las noticias en torno a la persecución de homosexuales en Chechenia, la palestra mediática vuelve a soltar […]

La entrada La islamofobia detrás de la lesbofobia aparece primero en Locas del Coño.

]]>
A pocos días de las elecciones francesas y pasando aún la resaca de las noticias en torno a la persecución de homosexuales en Chechenia, la palestra mediática vuelve a soltar la voz de alarma ante el caso de Jimena Rico Montero y su pareja, Shaza Ismail, quienes durante días fueron retenidas en Turquía, después de huir de Dubai simplemente por ser lesbianas y amarse. Como era de esperar, las noticias y las tertulias televisivas volvieron a dar rienda suelta a la islamofobia, y no tanto al rigor periodístico.

A pesar de que una gran mayoría de los 75 países que persiguen las relaciones homosexuales en el mundo se encuentran fuera del espacio «musulmán», hay una tendencia obsesiva a fijar la mirada en estos contextos y validar así la idea de que el islam persigue y condena la homosexualidad. Son veintiséis países, menos de la mitad del conocido como «mundo islámico», los que contemplan entre sus marcos jurídicos algún tipo de condena por la práctica homosexual, y no, en Emiratos Árabes Unidos no existe la pena capital para las relaciones homosexuales consentidas.

La condena a muerte en los «países islámicos»

Dejemos claro que sí existe. Y se implementa en cinco países: Arabia Saudí, Irán, Mauritania, Sudán y Yemen. ¿Entonces, de dónde ha salido la información de la condena a muerte en Dubai? De la manga. O lo que es más grave, de la actuación -lamentable- de un padre homófobo con aires de matón y que ha servido a los medios occidentales para inventarse una legislación inexistente en el emirato. No, en Dubai no hay condena alguna a las relaciones lésbicas… Como lo leen. El Artículo 80 del Código Penal de Dubai condena expresamente la sodomía consentida con hasta 14 años de prisión, es decir, que tiene que haber por medio un pene y además penetración anal, y a no ser que Jimena o Shaza sean mujeres trans con pene, no se les puede aplicar esta condena.

 

Manifestante musulmana el pasado 1 de agosto en Orlando. Photo by WMFE
Manifestante musulmana el pasado 1 de agosto en Orlando. Photo by WMFE

Todo apunta a que el padre de Shaza, del que se sabe es un magnate egipcio, amenazó de muerte a la joven pareja, dato que ha servido para argumentar y alimentar la islamofobia. Ya que estamos, y puestos a meter en un mismo saco a todos los países y a todas las personas musulmanas cualquier excusa es buena para arremeter contra el islam y justificar así el discurso de odio que cada vez es menos descarado.

 

Una sociedad regida por la cultura de la heteronormatividad. Sí, como tantas otras.

Como si Dubai y sus leyes homófobas fuesen representativas del islam y de los 1.600 millones de personas musulmanas. Ahora bien, la existencia de una legislación no implica que la sociedad vaya al mismo ritmo y efectivamente, como en cualquier sociedad regida por la cultura heteronormativa salirse de «la norma social» puede traer consigo la lesbo-homo-transfobia. Tampoco tenemos que salirnos de nuestras fronteras para comprobarlo… Los delitos de odio hacia las identidades LGBTIQ+ siguen siendo una realidad.

No cabe duda de que es importante denunciar cualquier vulneración de los derechos de las personas y necesario defender la integridad y dignidad de las identidades LGBTIQ+ en cualquier parte del mundo, independientemente del país, la etnia o la conciencia, pero poner las alertas para no caer en la islamofobia se hace imprescindible. La persecución institucional de países con legislaciones homófobas son reales pero a cada cosa hay que llamarla por su nombre y el periodismo se debe a un rigor que en los hechos noticiables relacionados con el islam no siempre se mantienen. Puestos a generalizar, hasta se ha incluido a Turquía como país que legalmente condena las relaciones homosexuales cuando ostentan un reconocimiento legal desde el año 1878.

 

La instrumentalización del discurso pro LGTBI+ para promover la islamofobia

El caso de Jimena y Shaza ha servido para que no pocas organizaciones hagan una parada en sus denuncias y reconozcan que la instrumentalización política con fines islamófobos de las identidades LGBTIQ+ también forman parte de la realidad. Este ha sido por ejemplo el caso de Orgullo Crítico de Madrid quienes en su manifiesto de este año han querido expresar que se oponen a «la instrumentalización por parte del discurso islamófobo europeo de los discursos feministas y pro derechos LGBTIQ+ para criminalizar a la población musulmana —y a otras minorías étnicas— a través de estrategias discriminatorias y racistas como el Homonacionalismo o el pinkwashing».

 

De izquierda a derecha: Victoria Caro Bernal, coordinadora de las Tertulias del Ateneo de Madrid; Roberto Solone transfeminista miembro de Orgullo Crítico de Madrid y M. Laure Rodríguez Quiroga, miembro de Locas del Coño
De izquierda a derecha: Victoria Caro Bernal, coordinadora de las Tertulias del Ateneo de Madrid; Roberto Solone transfeminista miembro de Orgullo Crítico de Madrid y M. Laure Rodríguez Quiroga, miembro de Locas del Coño

 

Red Musulmanas contra la LGTBI+fobia
Red Musulmanas contra la LGTBI+fobia

La entrada La islamofobia detrás de la lesbofobia aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/la-islamofobia-detras-de-la-lesbofobia/feed/ 2
No me toques el pelo http://www.locarconio.com/2017/05/no-me-toques-el-pelo/ http://www.locarconio.com/2017/05/no-me-toques-el-pelo/#comments Mon, 08 May 2017 09:54:51 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9843 Don’t touch my hair When it’s the feelings I wear Don’t touch my soul When it’s the rhythm I know Don’t touch my crown They say the vision I’ve found […]

La entrada No me toques el pelo aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Don’t touch my hair
When it’s the feelings I wear
Don’t touch my soul
When it’s the rhythm I know
Don’t touch my crown
They say the vision I’ve found
Don’t touch what’s there
When it’s the feelings I wear

Así empieza esta maravillosa canción de Solange, Don’t touch my hair, y que puedes escuchar dentro de su último álbum, A seat at the table, que aprovecho para recomendarte, y para mí viene muy a cuento del tema que quiero tratar hoy.

Lo que te voy a contar viene a cuento de una foto que compartí en mi Twitter. Es ésta:

Tweet en mi cuenta @negraflor_blog
Tweet en mi cuenta @negraflor_blog

 

¿Por qué publiqué la foto?

Pues porque con mucha frecuencia las personas negras y, sobre todo lxs niñxs, vemos invadido nuestro espacio personal por manos desconocidas que nos manosean el pelo porque “¡uy, qué chulo tu pelo!”.

Esto es algo que se hace habitualmente con lxs niñxs en general, independientemente de su etnia: se les toca la cara, el pelo, se les invade constantemente. Y además las personas adultas (y en muchos casos sus progenitores y demás familiares) les obligan a que se dejen; pero de eso podríamos hablar otro día.

La cuestión es que esta intromisión, en el caso del pelo afro, también la vivimos las personas adultas. De repente te encuentras una mano (cuando no se atreven con las dos) manoseándote el pelo, sobre todo si lo llevas suelto.

#DearWhitePeople: STOP. Dejad de hacerlo

Es que la mayoría de las veces, ni siquiera os da por preguntar. Aunque, espera un momento: ¿por qué tendríais ni  que preguntar? ¿Por qué no os aguantáis las ganas sin más y ya?

Es decir, cuando yo acabo de conocer a alguien y una característica corporal suya, la que sea, me llama la atención, me limito a mirar (o a admirar) y punto. No pregunto si puedo tocar porque no se me ocurre ponerle las manos encima a alguien por puro capricho o por satisfacer mi curiosidad. Yo tengo una compañera que tiene una larga melena rubia, ondulada y abundante que me alucina, pero jamás en la vida se me ha ocurrido tocarla. Y no es por falta de ganas. Es porque no procede.

Piénsalo. Es agresivo. Es invasivo. No me gusta que alguien a quien no le has dado permiso, sobre todo si no conoces, se ponga a manosearte el pelo. Eso no se hace.

Déjame que ponga yo la puntillita antes de que lo hagas tú: hay personas negras a las que no les molesta. Ya. Ya lo sé. Pero el hecho de que Tú Tengas Una Amiga Negra a la que no le molesta no invalida el hecho de que a muchas otras personas nos resulte agresivo, molesto u ofensivo. ¡Si es que hasta Solange lo canta!

Recuérdalo: el hecho de que a una persona negra no le moleste que le toquen el pelo, no deslegitima que a muchas otras sí.

 

Señores™ explicándome mi opresión

Voy a seguir poniendo la puntillita. Hubo un Señor™ que se la pasó poniendo en contexto la foto. Antes de buscarle el contexto que a él le convenía más, hizo la pregunta del millón:

“¿Por qué no pones un negro tocándolo? ¿Tiene que ser un blanco?”

Pues mire, señor, porque siempre que alguien me ha tocado el pelo sin permiso se ha tratado de una persona blanca. Yo no ando toqueteando el pelo de las personas negras con las que me cruzo. Y de verdad que podría, porque tengo amigas con unas coronas afro maravillosas con las que comparto constantemente consejos y trucos para cuidar del pelo, no en vano tengo un blog en el que básicamente doy consejos para el pelo afro natural. Pero eso no se hace.

 

Foto: Ismael Segarra. Estilismo y puesta en escena: Li Kazcinsky
Foto: Ismael Segarra. Estilismo y puesta en escena: Li Kazcynski

 

Después de esto, empezó a poner la foto en contexto que él quería: Que yo no sé si todos los blancos se dedican a tocar los pelos de los negros como hobby. Que, desconozco qué relación tiene la persona blanca con la niña negra. Y, obviamente, que no conozco a todos los negros para saber que no tocan pelos blancos.

Y luego el colofón:

“A mí como blanco no me importaría que una persona negra me tocase el pelo”

¡MEEEEEEEEEEC! ¡Erroooooor!

Este Señor™ intentaba por todos los medios obviar que no estábamos hablando de la niña de la foto en concreto, que la niña era tan solo un ejemplo de algo que vivimos las personas negras con demasiada frecuencia.

Hay otra frase que también me escama mucho, que es la de “solo le toca el pelo y ya está”. Pues mira, no. No está. Porque ese pelo forma parte de un cuerpo, y nadie tiene por qué dejarse tocar si no quiere, right?

 

No es lo mismo, no. QUE NO.

En el caso del pelo afro, no es lo mismo andar toqueteando melenas afro que melenas lisas caucásicas. ¿Por qué? Mira qué fácil: porque no hay ningún estigma social relacionado con el cabello caucásico. A las personas blancas no se las juzga por su pelo. No tienen que someterse a la esclavitud estética que implica la presión de encajar en un canon de belleza eurocéntrico ajeno e impuesto. No viven el apartheid estético que supone disponer de muchos menos productos especializados para el cuidado y además a un precio superior que la media de productos para otro tipo de cabellos.

Tocar el pelo afro por lo general va acompañado de comentarios de “jo, qué exótico”, “ay, qué curioso” o “uy, parece una esponja” y “oh, es como…” Siempre se está comparando el pelo afro con cosas. Es decir, tocar el pelo afro y acompañarlo de ese tipo de comentarios es otra forma de seguir cosificando a las personas negras. Es así. Y para que veas que no es solo una pataleta mía, léete este artículo que publicó mi querida amiga Mariana en Afroféminas sobre por qué se arrepintió de dejar que sus amigos blancos tocasen su afro.

 

Personas negras tocando el pelo de personas blancas

La persona blanca que me dice que en África también le tocaron el cabello y que no por ello se indignó lo vive desde otra perspectiva porque no le pasa habitualmente. Ahora imagina que eso te pasara casi todos los días. ¿Te gustaría? ¿Lo llevarías bien? ¿Lo permitirías? ¿Permitirías que cualquier persona que no te conoce de nada te tocase sin tu consentimiento? No respondas a la ligera y solo por llevarme la contraria. Piénsalo bien. ¿Te gusta que te toque alguien que no quieres que te toque?

Al final se reduce a una cuestión muy básica de respeto. No vayas tocando el pelo afro de la gente por ahí. No vayas tocando a la gente por ahí. Tan sencillo como eso.

Y ahora viene la parte más difícil: respeta lo que digo en este post y, aunque no sea tu vivencia. No lo catalogues de tontería porque para mí, y muchas personas como yo, es algo invasivo, agresivo y molesto.

La entrada No me toques el pelo aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/no-me-toques-el-pelo/feed/ 2
La Manada son veintiuno y no sólo cinco http://www.locarconio.com/2017/05/la-manada-son-veintiuno/ http://www.locarconio.com/2017/05/la-manada-son-veintiuno/#comments Tue, 02 May 2017 13:11:28 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9813 Bueno, pues nos encontramos a cinco días de que hayan pasado diez meses desde el caso de “La Manada” de San Fermín. Hace un par de semanas, la Audiencia de […]

La entrada La Manada son veintiuno y no sólo cinco aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Bueno, pues nos encontramos a cinco días de que hayan pasado diez meses desde el caso de “La Manada” de San Fermín.

Hace un par de semanas, la Audiencia de Navarra desestimó sus peticiones de archivo de la causa y decretó la apertura del juicio oral contra los cinco acusados por violar a la joven de 18 años.

Hubo mucho revuelo durante el verano pasado. Se habló mucho de todo esto. Todo el mundo opinaba, todo el mundo tenía algo que decir. Desde “pobre chica” hasta “bueno, a ver, que igual ella quería y ahora la vida de esos chicos se va a la mierda”. Hubo de todo, ¿verdad? Las RRSS se llenaron de gente experta en Derecho, como suele ocurrir en esos casos. Experta en Delitos penales. Especialista en DDHH. Peritos en casos de violaciones. Eruditos de las denuncias falsas. Gente muy sabia, en definitiva.

 

Yo leí muchas cosas. Muchísimas. Una de ellas es importante para ellos, por lo visto. Y es que la gente sepa lo que significa “La Manada” para ellos.

 

Enrique, un (presunto) miembro de La Manada.
Enrique, un (presunto) miembro de La Manada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Debemos tener en cuenta, por tanto, esa fuerte unión. Esa indivisibilidad. Ese compadreo sin grieta alguna. Pase lo que pase. Ocurra lo que ocurra.

 

Se haga lo que se haga. Porque eso es una manada.

 

Los cinco acusados son Ángel Boza, Alfonso Jesús Cabezuelo, Jesús Escudero Domínguez, Manuel Guerrero Escudero y Jose Ángel Prenda.

Ángel Boza Alfonso Jesús Cabezuelo
Ángel Boza                                                         Alfonso Jesús Cabezuelo

 

 

Jesús Escudero Domínguez Manuel Guerrero Escudero Jose Ángel prenda
Jesús Escudero Domínguez                Manuel Guerrero Escudero             Jose Ángel prenda

 

Veintiún miembros de La manada en el whatsapp

Todo el rollo de “La Manada” fue también muy comentado. Sus mensajes por whatsapp se viralizaron. Había veintiún hombres en esos mensajes. Veintiún nombres de amigos que sabían lo que había ocurrido y se burlaron, se rieron, hicieron chistes… ¡Humor!

Veintiún amigos/familiares conformaban “La Manada”. No únicamente aquellos cinco.

Los mensajes de whatsapp, bastante perturbadores, tienen varias fases.

 

La fase pre-San Fermines:

– Estas vacaciones son la prueba de fuego para ser un lobo

– Jaja, no que aún no he hecho méritos para ser un lobo

– Llevamos burundanga?

– Tengo reinoles (rohypnoles) tiraditas de precio. Para las violaciones.

– Yo llevo la pistola, no quiero mamoneos. Cuando estemos borrachos se saca la pistola. Como me vea acorralado le meto un tiro en la rodilla al que sea. Jajaja

– Hay que empezar a buscar el cloroformo, los reinoles, las cuerdas… para no pillarnos los dedos porque después queremos violar todos.

– Violaría una rusa que vea despistada y palizón a un niño de 12 años inglés. 2-0 y pa casa.

– jajajajajajaja

 

 Y la fase post- San Fermines (Grupo “PELIGRO”)

 – Todo lo que cuente es poco

– Puta pasada de viaje

– Cabrones os envidio

Esos son los viajes guapos jajajajajaja

 

Bonus Track:

Mensajes sobre la víctima de violación en Pozoblanco (Córdoba) que también se encontraron en los whatsapps de La Manada:

– Vino de follarse a la bella durmiente (uno de los cinco)

–  Hay vídeo (lo envían)

–  Madre mía qué le echasteis burundanga? K bueno.

Está muerta o qué?

– Estaría en coma (dicho por uno de los cinco)

– Madre mía os van a meter preso chavales jajaja. Carman (*Prenda) ve un cuerpo humano inconsciente y ahí está el tío ya sea para robarle o para meterle mano jajaja

– Jajaja”

 

Veintiún amigos: Dieciséis cómplices.

¿Y si en lugar de esto, al recibir el vídeo, los otros 16 miembros del grupo hubiesen respondido de otra forma? ¿O si les hubiesen dicho a sus amigos que aquello no estaba bien? ¿Qué hubiera ocurrido si no se hubieran reído? ¿Y si violar a una chica no fuese motivo de envidia sino de denuncia?

Posiblemente todo hubiera sido muy distinto.

A mí esos cinco hombres me dan asco. Pero los otros miembros de la Manada, no me dan menos asco.

 

Y os voy a mostrar por qué me repugnan, me aterran y por qué siento que, ocurra lo que ocurra con ésos cinco, no me sentiré en paz mientras esa gente ande por las calles como si nada. Hazte un favor, si estás leyendo esto, y siéntate bien. Porque lo que vas a ver es de náusea.

 

De entrada, os presento a Rocío. Rocío es la novia de Jesús Escudero. Esta foto fue publicada, como puede verse, en 2015, hasta ahí no hay problema porque podría no estar ya relacionada con él.

 

 

Prueba de que hablamos de Rocío, la novia de Jesús Escudero
Prueba de que hablamos de Rocío, la novia de Jesús Escudero

 

Lo cierto es que no puedo corroborar que a día de hoy lo esté, pero sí puedo aportar pruebas de que tras saberse todo lo que ocurrió en San Fermín ’16, Rocío no sólo apoyó la versión de su pareja, sino que hizo una nueva amiga en Pamplona. Esta amiga, Verónica, se considera una “vasca de las buenas”. Ambas, junto con otra gente, hablaron sobre este tema durante aquellos meses.

 

Verónica considera que a cada CERDA le llega su San Martín y que a “ÉSA” le llegará

 

Verónica, amiga de Rocío (novia de Jesús Escudero)
Verónica, amiga de Rocío (novia de Jesús Escudero)

 

Este comentario resulta muy reconfortante, por lo visto. No sólo para Rocío, sino para más gente. Y bueno, lo likean y se comentan cosas de amigas:

 

El comentario amenazante hacia la víctima por parte de verónica recibe 10 likes y Rocío mucho apoyo.
El comentario amenazante hacia la víctima por parte de verónica recibe 10 likes y Rocío mucho apoyo.

 

A raíz de lo “sucedido” en Pamplona, ha crecido una relación de verdadera amistad. De sororidad entre estas dos mujeres que se apoyan frente a las injusticias que están viviendo.

 

 

Comentarios en el muro de Rocío entre ella y Verónica queriéndose mucho
Comentarios en el muro de Rocío entre ella y Verónica queriéndose mucho

 

Qué suerte ha tenido Rocío en la vida, porque hay cada novio por ahí… y cada amiga…

Y es que ya lo dice Verónica: “Algunas son…”

Rocío lo sabe. Sabe cómo son algunas. No las juzga, pero sabe cómo son y se avergüenza de esa clase de mujeres.

 

Rocío y "esa clase de tías"
Rocío y “esa clase de tías”

 

En el caso de la chica de Málaga, es curioso cómo se pasa por alto el hecho de que ella tuviese miedo a que se difundiese el vídeo sin su consentimiento. Eso no parece importar a la hora de establecer roles de poder. De hecho, Rocío se siente apoyada por varias personas. Como Tamara, por ejemplo.

 

 

Enrique también es Manada

Ya he mencionado antes a Enrique. Pues bien, Enrique es un cinturón negro en lo que se refiere a defender a estos pobres chicos. Enrique es compañero, joder.

 

Enrique les manda ánimos porque "SABE" que son inocentes.
Enrique les manda ánimos porque “SABE” que son inocentes.

 

Y también lo son quienes le responden, alguno de ellos, probablmente familiar de Jose Ángel Prenda. Y Rocío, por supuesto. Porque “se cebaron con ellos“, oiga. “Y la caña y el juicio mediático eso no está pagao“. Imaginaos el infierno que deben estar sufriendo estos chicos. No. No penséis en la chica, semi-inconsciente y sin poder ni hablar siendo violada por cinco hombres.

Sólo pensad en lo incómodos que estarán ellos sin sus cosas, su cama, sus colegas…

 

Por lo visto, señalar la cultura de la violación como violencia estructural, es cebarse.
Por lo visto, señalar la cultura de la violación como violencia estructural es cebarse.

 

Enrique nos explica muy bien lo que le ocurrió a esta chica. Le arrebataron su día a día, la arrebataron de sus casas, familia, amig… Ah, no. Perdón. Se refiere a ellos. Porque son un ejemplo y son la familia que se escoge.

 

Enrique siente mucho que sus amigos (familia) estén pasando por este trance
Enrique siente mucho que sus amigos (familia) estén pasando por este trance

 

“Los amigos son la familia que se escoge”

 

Llegado este punto, cabe pensar muchas cosas. Entre ellas que nadie espera que un primo, un amigo, un hermano, un compañero de toda la vida sea capaz de hacer algo tan horrible, ¿verdad? Porque generalmente, de entrada, nadie se haría amigo de un violador. Sin embargo existen los violadores. Y la mayoría tienen amigos. Te dejo la ecuación a ti, pero creo que despejar la X es muy fácil.

Y aquí vuelvo a la pregunta inicial: ¿Qué hubiese ocurrido si la respuesta en el grupo de whatsapp de la manada hubiese sido distinta y los otros dieciséis hubiesen denunciado?

 

Hablemos de denuncias falsas, que ya tardábamos
Hablemos de denuncias falsas, que ya tardábamos

 

Porque esta gente, querida lectora, está por ahí escribiendo esto (y muchas más cosas) tranquilamente tras leer lo que leyeron y tras ver el vídeo que vieron.

Esos dieciséis pudieron escoger no formar parte de esa familia. Pudieron escoger que en su familia no querían a cinco violadores. Porque los amigos son la familia que se escoge. Sin embargo, escogieron reírse y preocuparse por ellos y no por la víctima.

La entrada La Manada son veintiuno y no sólo cinco aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/05/la-manada-son-veintiuno/feed/ 20
Ser musulmana en Occidente y no morir en el intento http://www.locarconio.com/2017/04/ser-musulmana-en-occidente/ http://www.locarconio.com/2017/04/ser-musulmana-en-occidente/#comments Tue, 25 Apr 2017 18:14:41 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9796 ¿Crees que si para la mujer es difícil alcanzar la igualdad, para una musulmana lo es aun más? Entonces esta serie de artículos te puede interesar. A lo largo de varias […]

La entrada Ser musulmana en Occidente y no morir en el intento aparece primero en Locas del Coño.

]]>
¿Crees que si para la mujer es difícil alcanzar la igualdad, para una musulmana lo es aun más? Entonces esta serie de artículos te puede interesar. A lo largo de varias entradas se acercarán algunos de los mitos a los que las musulmanas nos enfrentamos en Occidente, y demostrar que la supuesta liberación que se nos brinda es una ficción tan falsa como los billetes de dos euros.

Ser musulmana en Occidente no es tarea fácil

Con mayor o menor grado de dificultad, las musulmanas seguimos encontrando trabas para desarrollar nuestra plena ciudadanía en un espacio que se autodefine como garante de libertades y derechos. Existe tanto empeño en señalar la paja en el ojo ajeno que se olvida reflexionar qué tan preparada está la sociedad española para integrar la diversidad como una parte intrínseca de su identidad.

Ser musulmana en Occidente es un reto. Basta decir «soy musulmana» para que una cadena de reacciones despierten el mecanismo de la islamofobia, anclada en el imaginario colectivo desde tiempos inmemoriales. Agárrate que vienen curvas porque la permanente carrera de obstáculos que cualquier musulmana tiene que franquear sin morir en el intento son interminables.

Allí, en vuestros países

Esta fórmula de adoctrinamiento data de al menos cinco siglos de antigüedad y consiste en expulsar al islam como parte de la tradición identitaria nacional. Es decir, el islam es un fenómeno ajeno a lo que hoy se conoce como España, o lo que es lo mismo, si eres musulmana eres extranjera. No te salva ni el RH de tus apellidos. La que es mora, mora queda porque para la sociedad española una musulmana nunca será una española de verdad.

«Allí, en vuestros países» parece ser entendido como un bloque monolítico integrado por Estados – islámicos eso sí – y que al parecer abarcan diferentes continentes. También es conocido por su acrónimo Allalandia que se cree puede ser la capital de Musulmandia. Esta visión sesgada engloba de forma homogénea la idea de que «todas son una», reduciendo una pluralidad de miles de culturas al hecho árabe, como si esto tuviese algo que ver con la realidad. Como si además la cultura árabe fuese un bloque único compartido hegemónicamente por los distintos países, negando incluso las minorías o las culturas minorizadas pero originarias de no pocos territorios.

Allalandia
Allalandia

Cerca del 25% de la población mundial es musulmana y se encuentra en mas de doscientos países, también en ese espacio conocido como Occidente. El país con mayor concentración de población musulmana es Indonesia, con mas de 200 millones de personas musulmanas y le sigue India, donde la ciudadanía musulmana es una minoría de 175 millones de personas. En otros países como Catar, la población autóctona -musulmana- es minoría y apenas alcanza el 20% del total. En este territorio conocido como España las musulmanas suponen ya el 2% de la población.

«Allí, en vuestros países», es esa fórmula que se utiliza de manera sistemática en cada conversación con una musulmana para reiterar la idea de que es de fuera, aunque no lo sea. Es tan extranjera que no solo procede de un país, sino que tiene a su disposición varios países. ¿Cuáles? Pues ella sabrá, que para eso son suyos… «Allí, en vuestros países» es la frase que sirve igual para un roto que para un descosido.

Sirve para deslegitimar la lucha de las musulmanas, cuando en el debate sale a relucir la musulmana subversiva que todas llevamos dentro o simplemente cuando no se sabe qué decir y se quiere reforzar el mito del privilegio de occidente para la mujer musulmana.

Occidente es un espacio privilegiado para las musulmanas es un mito

¿No me creéis? Pues ahí van algunos ejemplos reales:

  •  En España tenemos dificultades para construir mezquitas
  •  Cuando «Allí, en vuestros países» nos permitáis construir iglesias, aquí os dejaremos construir mezquita
  • Más de 100 feminicidios en un año en España
  • Vete a reclamar derechos de las mujeres «Allí, en vuestros países
  • Han expulsado a una joven de la universidad por llevar un pañuelo en la cabeza
  • El problema no es aquí, el problema es «Allí, en vuestros países»
  • Pues si nosotras lo tenemos complicado, vosotras «Allí, en vuestros países» ni os cuento
  • Ya pero yo soy de aquí
  • Ellas lo tienen peor. «Allí, en vuestros países» la cosa para las mujeres es más difícil que para vosotras aquí…

 

Laure siendo musulmana muy fácilmente en Occidente
Laure siendo musulmana muy fácilmente en Occidente

La entrada Ser musulmana en Occidente y no morir en el intento aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/ser-musulmana-en-occidente/feed/ 2
Querer ser negra es la nueva moda http://www.locarconio.com/2017/04/querer-ser-negra-moda/ http://www.locarconio.com/2017/04/querer-ser-negra-moda/#comments Mon, 24 Apr 2017 09:36:05 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9775   Querer ser negra está muy de moda ¿Te llama la atención? Pues lo que me llama muchísimo la atención y me deja el cuerpo raro a mí es que sea […]

La entrada Querer ser negra es la nueva moda aparece primero en Locas del Coño.

]]>
 

Querer ser negra está muy de moda

¿Te llama la atención? Pues lo que me llama muchísimo la atención y me deja el cuerpo raro a mí es que sea cierto.

A veces me quedo estupefacta, otras veces siento que me divierte, otras veces siento que me da ascopena. El caso es que este passing no me deja indiferente.

 

Personas blancas que quieren ser negras.
Rachel Dolezal antes y después de “ser negra”. Fuente: Astound me: D.A. Królak

Qué es el passing

Tal vez en algún momento de tu vida hayas oído hablar del white passing. El white passing es un proceso por el que, durante siglos, las personas afroamericanas sin rasgos africanos visibles o con rasgos africanos muy poco marcados pasaban por personas blancas o de otras razas Esto tenía el objetivo de intentar evitar el estigma asociado a ser una persona negra y que estaba causado por la discriminación racial y por la marginación social que sufría la población negra.

El proceso del white passing empezó a perder fuerza hacia la mitad del siglo XX, después de más de tres siglos de duración durante los cuales personas de raza mixta con poca herencia africana se hacían pasar por personas blancas.

Me guste más o me guste menos, en un contexto de segregación, racismo y discriminación, entiendo que las personas mestizas con rasgos difícilmente identificables como africanos quisieran asimilarse y hacerse pasar por personas blancas. Era una oportunidad de salvarse de la opresión y de librarse de la marginación y el maltrato por ser negra.

Entiendo entonces que el white passing, en el contexto en el que se dio, garantizaba unas mayores posibilidades de sobrevivir para las personas negras de piel más clara, sobre todo durante la época colonial y pre-civil y durante la esclavitud.

Pero hoy no quiero hablarte del white passing. Hoy quiero hablarte de otro fenómeno al que se podría llamar black passing y que, como te he dicho al principio, está conformado por gentes que se hacen pasar o se intentan hacer pasar por personas negras.

Un caso muy sonado de black passing fue el de Rachel Dolezal, la presidenta de la NAACP, National Association for the Advancement of Colored People (Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color) de la ciudad de Spokane, en Washington. Dolezal siempre se había declarado como mujer negra, y en 2015 se descubrió que en realidad esta activista por los derechos de los afroamericanos, que siempre había dicho ser hija de padre negro y madre blanca, era en realidad hija de descendientes alemanes y checos.

El caso más reciente que llegó a mis ojos fue el de la modelo Raquel Boscà, que publicaba esto en su cuenta de Instagram hace poco:

Publicado por Raquel Boscá en su Instagram (@raquelbosca)
Publicado por Raquel Boscá en su Instagram (@raquelbosca)

Le llegaron varias quejas, lógicamente, y cambió el pie de foto. Ahora puede leerse lo siguiente:

Texto editado tras varias quejas
Texto editado tras varias quejas

 

Gracias, @machocolatera  por haber publicado tu incomodidad en Twitter.
Gracias, @machocolatera  por haber publicado tu incomodidad en Twitter.

 

El tema es que Raquel Boscá no es la única que se siente negra según el día. He descubierto, con una mezcla de asco, asombro y fascinación, que hay más mujeres blancas como ella en Instagram que se sienten negras y que publican fotos en sus cuentas de Instagram haciéndose pasar por mujeres negras.

En los comentarios de esas fotos leo frases que se hacen entre ellas que me revuelven las tripas como:

Damm gurl
Beautiful gyal
Damn, negrata

El caso de Raquel y otras muchachas instagrammers no es el único. Acuérdate de Alessandro, el tipo aquel al que Playground le hizo el juego publicándole el vídeo de “Quiero ser negro”:

 

 

Alessandro dijo, entre otras vainas, “ahora mismo creo que lo único que me falta es un reloj dorado Casio. Y cuando lo tenga ya seré negro. Tendré la actitud de negro-negro”.

Otra que también lo hizo muy bien en su día para defenderse cuando la acusaron de apropiación cultural por llevar trenzas, fue la youtuber del canal Tres y punto. En su vídeo Me acusan de apropiación cultural, dice frases tan geniales como:

“Ojalá fuera negra”.

“Stop apropiación cultural” [en un tono evidentemente jocoso].

“De verdad, o sea. Ojalá yo negra y haciendo así ¡BITCH! ¡BITCH! [chasqueando los dedos]. O sea, es mi gran sueño”.

El caso de esta chiquita también me resulta ofensivo porque cae en un montón de topicazos racistas para justificar que ella no se está apropiando culturalmente de las trenzas porque, total, son solo un peinado. Son SOLO un peinado. Como el pelo afro, que es sólo un peinado, ¿recuerdas? Te hablé de esto en mi última publicación.

Y ahí está la moza, relegando a la categoría de SOLO UN PEINADO o una moda el pelo afro cuando yo me cuestioné mi identidad y mi negritud el día que decidí dejar de alisarme el pelo y raparme para empezar a llevar mi pelo natural. Conecté con quién soy, empecé a vivir mi identidad desde otro ángulo, descubrí mi activismo… pero para ella es solo una moda.

Ahí tienes tres ejemplos de personas que quieren ser negras. No he querido poner más pantallazos de Instagram de otras mujeres blancas que también quieren ser negras y que lo que copian las versiones más hipersexualizadas de lo que ellas entienden que es ser una mujer negra, algo que cae en la fetichización de la mujer negra y de la que hablé en este artículo hace un tiempo.

Este es el panorama. Gente blanca jugando a ser negra. Pero, claro, negra de quita y pon. Y, evidentemente, solo quieren la parte guay de ser negra. La parte de decir nigga, bitch, chascar los dedos, menear la cabeza, bailar twerk y llevar un reloj Casio. Ésa es la parte cuqui de la negritud. En esos momentos mola mazo ser negra. Pues mira, te lo voy a decir: menuda imagen sesgada de mierda tienes sobre lo que es ser negra, cariño.

Si tú eres una de esas personas que quiere ser negra, deja que te diga algunas cosas y luego ya tú, si eso, las reflexionas:

Plantéate que ser negra también conlleva vivir con la posibilidad de que vulneren tus derechos fundamentales en cualquier momento.

Ser negra implica que puedan menospreciar tu cultura o reírse de ella usando sus elementos más característicos para caricaturizarlos y burlarse de ellos.

Ser negra también conlleva que te toquen sin que quieras que te toquen porque ¡oh, qué exótica, y qué piel y qué pelo tan así como de estropajo!.

Ser negra también es que te insulten, que te falten el respeto.

Ser negra es que te pidan la documentación cuando sales a la calle y que, si no la llevas, se te lleven a la comisaría.

Ser negra es que canten la canción del ColaCao, la de los Conguitos, todas las de Georgie Dann y que te miren y se rían mientras las cantan; pero no te ofendas, mujer, que es todo una broma, así que no te sientas humillada, que no tienes motivos.

Ser negra es que tengas que evitar pasar por determinadas zonas de la ciudad si hay partidos de fútbol para que no te encuentres con ningún hincha con ganas de jarana.

Ser negra también es que te puedan agredir porque sí, porque eres una puta simia que debería volver a la selva.

Ser negra es tener que estar explicando que querer ser negra siendo blanca es un sinsentido, una falta de respeto y algo que solo se puede hacer desde el privilegio de poder decidir que hoy te has levantado con el flow high in the sky, y que puede ser guay subir una foto a instagram usando autobronceador, con dos trenzas de raíz que crees que se llaman boxer braids y con los morros hinchados después de haber leído en algún foro unos cuantos tips sobre cómo engrosar tus labios de forma natural y sin cirugía.

Eso también es ser negra. Y eso igual, sólo igual, ya no te mola tanto.

La entrada Querer ser negra es la nueva moda aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/querer-ser-negra-moda/feed/ 6
“Hoy hago presuntamente humor sobre violaciones, mañana juicio” http://www.locarconio.com/2017/04/humor-violaciones-manana-juicio/ http://www.locarconio.com/2017/04/humor-violaciones-manana-juicio/#comments Sat, 15 Apr 2017 11:23:27 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9754 A estas alturas casi todo el mundo conoce las famosas camisetas de Paellas universitarias 2017. No es un fenómeno nuevo, lleva años celebrándose este festival pero este año ha sido […]

La entrada “Hoy hago presuntamente humor sobre violaciones, mañana juicio” aparece primero en Locas del Coño.

]]>
A estas alturas casi todo el mundo conoce las famosas camisetas de Paellas universitarias 2017. No es un fenómeno nuevo, lleva años celebrándose este festival pero este año ha sido un fenómeno especialmente viral.

Todo empezó con unas camisetas de Magisterio y de Ingeniería industrial:

 

Paellas universitarias 2017 Magisterio                                  Paellas universitarias 2017 Ingeniería Industrial

 

 

Como veis, con lemas bastante asquerosos pero, que como es humor, pues no pasa nada.

Y así fueron saliendo más camisetas incluso de otros años que por lo visto pasaron desapercibidas en su momento.

Yo veo algunas camisetas con eslóganes del 2016 (o sea, hace nada), que honestamente, no comprendo por qué no fueron señaladas. Un ejemplo:

 

Paellas universitarias 2016 – Ingeniería Aeroespacial

 

 ¿Por qué se ha montado tanto follón justo este año?

A ver, partamos de la base de que yo no tengo una mente pre-clara. Ni veo más cosas que el resto de, creo. Soy Una persona bastante observadora, eso sí, pero no tengo superpoderes.

Entonces veo la foto de los estudiantes de Derecho de una universidad valenciana, la que más alboroto ha causado, y me saltan las alarmas. De repente, no sé, me sobreviene como un sabor a bilis, un malestar, una incomodidad como muy perturbadoras.

Obviamente la respuesta está en el lema de su camiseta: “Hoy follo, mañana juicio”… ¿o no es sólo eso?

 

Paellas universitarias 2017 – Derecho

 

Hubo tantas quejas al respecto que dieron muchas explicaciones: “Es humor” “Nos referimos a que por la noche nos lo pasamos bien y por la mañana curramos”, etc… En efecto, es un mensaje que pretende dar a entender eso. Lo sabemos, chicos. Quienes nos quejamos por esa camiseta, no lo hacemos porque unos muchachos quieran pasárselo bien los fines de semana y follar como nutrias salvajes, y luego, llegar el lunes al bufete y dedicarse a lo suyo.

No creo que a nadie le moleste eso, ¿verdad? Entonces, ¿qué fue lo que causó tanto revuelo? ¿Qué me removió tanto por dentro cuando vi esa foto?

Bueno pues es tan evidente que creo que da miedo hasta decirlo: Esa foto tiene un preocupante parecido a la foto de los presuntos violadores de San Fermín. Incluso en el hecho de que el chico de la izquierda de la imagen fuese el único que llevase un vaso de plástico con bebida. Es un detalle que ni a propósito, vaya.

 

Foto de los presuntos violadores de San Fermín
Foto de los presuntos violadores de San Fermín

 

La importancia del contexto

Claro, el contexto de pronto cambia radicalmente. Porque estos chicos, cuando hicieron estas camisetas, ya habían visto esa foto. Esos chicos ya conocían ese caso. Ya sabían que unos chicos fueron a Pamplona, y, según su versión, “se follaron a una chica entre cinco, y luego… juicio

Yo no digo que estos estudiantes de derecho sean unos violadores. Pero sí son estudiantes de Derecho, posibles futuros abogados, fiscales o jueces. Y ahí sí me entra un poco el pánico. Porque no veo sentido de la responsabilidad en sus actos. Veo un chiste, sí. Pero un chiste turbio. Provocador. Un chiste que, a menos que realmente no conociesen el caso de San Fermines ni sepan la cantidad de violaciones que se perpetran, precisamente estando borracha (como en los jocosísimos vídeos de Jorge cremades), en ambientes de fiesta, etc… a menos que verdaderamente estos chicos vivan ajenos a todo ello, me cuesta pensar que no tuviesen en cuenta que su camiseta podía ser, como poco, hiriente para muchas personas.

¿Nadie ve ve humor sobre violaciones aquí?

Como digo, yo no soy un ser que ve más allá. Y si vi yo esa relación, la pudo ver muchísima gente… Para empezar, ellos mismos.

 

Hay que mirarse lo del humor

Me da miedo pensar que estos chicos serán quienes quizá defiendan a una mujer violada en un futuro. Porque la forma de enfocar el humor, sí importa, de hecho, también hubo camisetas sobre lo mismo en 2016, también de Derecho, y con un mensaje prácticamente idéntico, sin embargo, no se percibe igual:

 

Paellas universitarias 2016 - Derecho
Paellas universitarias 2016 – Derecho

 

La situación respecto a los presuntos violadores de San Fermín, de momento parece estar parada (es un tema que tocaré en otro momento) pero la cultura de la violación nunca para. Esta rueda incesante de violencia que nos arrolla día tras día, nos deja magulladas por siempre. ¿Es necesario hacer humor sobre eso?

¿Es necesario reírse de algo que duele? Reírse de la víctima, no del agresor, digo. Porque se puede hacer humor si eso implica burlarse de quien oprime. Pero ¿de las personas oprimidas cuando tú perteneces al grupo que es mayoritariamente el opresor?

¿Sería gracioso ver a tu jefe riéndose de los empleados? ¿Lo sería ver al presidente de un país riéndose del pueblo? Hemos visto que no. ¿O que alguien te atracase y luego publicase en Fb lo divertido que ha sido ponerte un bolígrafo en la espalda para que pensases que era un arma y que te mearas encima y le dieras todo?

¿Sería gracioso ver que un grupo de estudiantes hiciese una camiseta en la que claramente se ve una intencionalidad de provocar, no sólo risas, sino ese “uy, que esto puede ser lo de…” cuando has sido violada?

 

Ya lo dice Brigitte Vasallo: “El humor hacia dentro y hacia arriba, si no, es opresión”

La entrada “Hoy hago presuntamente humor sobre violaciones, mañana juicio” aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/humor-violaciones-manana-juicio/feed/ 1
Mujer trans, bollera y Loca del Coño http://www.locarconio.com/2017/04/trans-y-loca-del-cono/ http://www.locarconio.com/2017/04/trans-y-loca-del-cono/#comments Thu, 13 Apr 2017 11:52:23 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9734 ¿Mujer trans* y Loca del coño? No dudo que haya quien se haya hecho esta pregunta al leer el título de esta entrada y tampoco dudo que haya quien no […]

La entrada Mujer trans, bollera y Loca del Coño aparece primero en Locas del Coño.

]]>
¿Mujer trans* y Loca del coño? No dudo que haya quien se haya hecho esta pregunta al leer el título de esta entrada y tampoco dudo que haya quien no esté de acuerdo con que una persona como yo pueda participar en una sitio como este, ya que propiamente no tengo un coño entre las piernas basándose en ese binarismo en el que todo el mundo hemos sido educades.  Aún a día de hoy en pleno 2017 hay quienes aún nos considera como “hombres biológicos” a las mujeres trans*, y no me refiero sólo a los sectores más cavernarios y reaccionarios de la derecha, precisamente.

 

Mujer trans* y migranta

Nací hace 36 años en la Ciudad de México y desde muy temprana edad sentía que no encajaba en eso que nos enseñaban de cómo debía ser un “niño”, aunque debo confesaros que lo único que me gustaba de esa educación y que todavía me apasiona son los cochecitos. Que visto en perspectiva es una soberana estupidez dar vueltas en círculos a ver quien gana, pero como se dice por ahí “tengo el veneno inoculado” y no lo puedo evitar.

Además en un mundo tan masculinizado como ese, cuando les ganas notas y escuchas cómo su frágil masculinidad heteronormativa se despedaza en miles de trocitos jodiéndoles el triple, las caras son simplemente un poema.

 

Mujer trans*, migranta y puta

Los caminos de la vida a veces son curiosos; mis progenitores se esforzaron por darme una educación formal de primera, en colegios pijitos, con inglés y computación, por supuesto era de católico, apostólico, romano, guadalupano y benedictino. Pero las recurrentes crisis de todo tipo, personales y económicas te hacen darte cuenta de la realidad y tomas consciencia de clase así que al terminar el bachillerato hice el examen para la UNAM y pude ser una de las 12.295 que ingresaron de un total de 88,586 aspirantes. Y como todo el mundo que ingresa en una carrera, al final de los 4,5 años esperas ejercer algo relacionado a ello.

Sin embargo, entre que Comunicación (me encanta la radio) es una carrera saturadísima, los sueldos son mierdosísimos y además la condición de trans* tampoco es que ayude mucho, decidí migrar a Europa. Primero por seguridad propia, ya que México se encuentra en el segundo lugar de transfeminicidios en el mundo y en segundo término, para tratar de no ser tan precaria, tan sólo un poco menos.

Como muchas mujeres trans* y cis latinoamericanas que migramos a la ex metrópoli, entre los escenarios que contemplamos al emigrar es ejercer el trabajo sexual, porque no tenemos problema con tener sexo con una persona desconocida a cambio de dinero, porque reivindicamos la autogestión de nuestro cuerpo para poder ganarnos la vida honesta y honradamente y porque como “sudakas, no es que se nos ofrezcan demasiados trabajos fuera de los cuidados, limpieza y demás labores feminizadas y precarizadas, por más Licenciadas que seamos y por más idiomas que hablemos.

Mujer trans*, migranta, puta y torta

Al final, no puedo decir que no aplique lo aprendido en las aulas en mi trabajo diario (aunque mucha gente no lo crea) así que vámonos quitando esa imagen de que las putas somos ignorantes, analfabetas y que no podemos hacer otra cosa.

Doy gracias al destino cada día por esto último, como decía aquel poeta alemán “No ase falta desir nada mass”.

Ahora ya me conocéis un poquito más. Nos seguiremos leyendo sólo aquí, con las Locas del Conyo.

 

 

@SirleyMcLaren9 is the new Mermaid. Ariel is dead.

 

 

La entrada Mujer trans, bollera y Loca del Coño aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/trans-y-loca-del-cono/feed/ 1
Abusos sexuales maternos. Hacerles frente cuando eres mujer y feminista. http://www.locarconio.com/2017/04/abusos-sexuales-maternos/ http://www.locarconio.com/2017/04/abusos-sexuales-maternos/#comments Wed, 12 Apr 2017 11:07:41 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9740 Buscar “mother-daughter incest” en google es cuanto menos horripilante: Los únicos resultados son imágenes de porno mainstream de heteros calenturientos. El resto, silencio. Nos queda pues, el activismo. En unos […]

La entrada Abusos sexuales maternos. Hacerles frente cuando eres mujer y feminista. aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Buscar “mother-daughter incest” en google es cuanto menos horripilante: Los únicos resultados son imágenes de porno mainstream de heteros calenturientos. El resto, silencio. Nos queda pues, el activismo.

En unos espacios de activismo donde hay evidentemente –al ser mayoritarios-  que priorizar los relatos de mujeres que sufrieron abusos sexuales en la infancia por familiares de género masculino, conviene en ocasiones recordar (o al menos, no eclipsar) los relatos de mujeres que sufrieron abusos sexuales en la infancia por otras mujeres de su familia. Con este testimonio me gustaría ofrecer este punto de vista en ocasiones olvidado, así como romper con ciertos tabúes.

Tengo una muy buena relación con mi madre. O, bueno, quizás una relación de dependencia. No lo sé. El caso es que mi madre no encaja para nada con el cliché de la madre fría, distante, pasivo-agresiva, que no escucha, y que va a lo suyo. Este cliché, en realidad es peor o mejor visto en función de la cultura: En culturas mediterráneas, es un cliché mal visto, que se corresponde con la falta de cuidados, pero también con las exigencias que se tiene en ciertas culturas respecto a la implicación de la madre y de las figuras femeninas de la familia en la crianza y el trabajo emocional.

Así pues, dentro de lo poco que se  habla de madres abusadoras, estos testimonios casi siempre se limitan a la negligencia emocional de las madres frías, eclipsando así los testimonios acerca de la sobreprotección de las madres “cálidas”, entre las que se encuentra mi madre.

Mi madre tampoco es que sea una metomentodo. Esta sobredimensión de la protección no tiene por qué manifestarse con ataques a la intimidad del tipo no dejarte salir de casa o leer tu e-mail a escondidas. Esta sobreprotección puede manifestarse de maneras más subrepticias, pero que siempre tienen como objetivo desbancar a potenciales rivales: Primero, a figuras de referencia en la educación de la niña (con especial hincapié en figuras familiares, como puede ser el padre, u otras mujeres de la familia), y segundo, a la “familia escogida” por el adolescente como son amigues y parejas.

Así, son madres que hacen todo lo posible para calumniar a esos referentes vitales, desde no dar noticias de la persona, mandarla callar en tu presencia, o inmiscuirse en sus problemas con esa persona si es que tienen alguna relación.

 

La función del incesto es puramente narcisista

Esto es, la personita sintiente y pensante se convierte en un objeto de placer y de realización de la madre. Para ellas, la hija no es un ser humano pequeñito pero igual en derechos, es un proyecto, un trabajo de fin de Grado determinado por la madre, sin libre albedrio. Al ser la hija cosificada, su cuerpo también lo es. Si bien vivimos en una cultura que permite un cierto tipo de narcisismo potencial (besos forzados en la mejilla a los bebés, forzar a le hije a que se apunte a una actividad extraescolar que a la madre le guste), en casos de narcisismo extremo las adultas sobrepasan los límites haciendo que absolutamente  todo el cuerpo de la hija esté a disposición de la adulta, lo que incluye tanto abusos sexuales como físicos.

Sobrepasar estos límites, igualmente, en ocasiones también puede no verse como anormal. Yo con mi madre normalicé que yo era su propiedad. Que podía besarme cuando quisiera, tocarme el culo o las tetas cuando quisiera, de risas tocarme los genitales como quien no quiere la cosa, o consumar ciertas cosas que prefiero no recordar a la hora del baño. Por parte de mi abuela también sufrimos abusos sexuales mis primos y yo, cosa totalmente normalizada en el contexto familiar por parte materna, donde las mujeres en mi familia están en constante competencia, todas con todas, lo que en muchas ocasiones ha llegado al punto de las agresiones físicas. En cambio, siempre se han apoyado emocionalmente en todo, siempre han estado ahí… Pero, claro, de sobremanera.

 

El feminismo de la diferencia idealiza a la madre

El feminismo de la diferencia, muy arraigado en el estado español, se centra en la idealización de la madre , y, desde una argumentativa cargada de transmisoginia, se esboza una madre pura, inocente, incapaz de ser violenta, mucho menos violadora. Vivimos en una cultura donde es sabido, que una madre lo sabe todo. Es algo que nadie cuestiona, e incluso se hacen chistes al respecto. Una madre, si se entromete, siempre lo hace por el bien de sus hijes. Existe todo un culto en torno a la “madre cálida”, donde cualquier intromisión en la vida de la hija es vista como empoderamiento feminista. En un intento chovinista de hacer feminismos ibéricos, se cae en normalizar un cliché de señora y de madre, y por ende en normalizar ciertos tipos de violencia sobre les niñes.

 

La sobreprotección también es violencia

Desde violencia verbal, chantaje emocional, física, y sexual.  Las consecuencias sobre la salud mental son inimaginables, especialmente si hay violencia sexual. Algunas de estas son la baja autoestima, trastornos alimentarios, autolesiones,  reminiscencia de recuerdos en relaciones sexuales consentidas, cuando no cuadros más complicados como pueden ser el Trastorno por Estrés Postraumatico Complejo, Trastorno de Identidad Disociativo, o incluso el Trastorno Limite de Personalidad.

Es importante que las mujeres (tanto cisgénero como transfemeninas),  víctimas de abusos sexuales maternos (o de otras familiares) reciban apoyo para su tratamiento psicológico y para la resolución del conflicto. Es importante también tener en cuenta la diversidad de casos y la interseccionalidad, ya que, debido al eje de género, no se puede gestionar igual un abuso perpetrado por una mujer que uno perpetuado por un hombre. En esto último, estudios sobre la violencia intragénero, pueden darnos alguna pista. Es la diversidad de la violencia (y sus múltiples ejes de opresión) que hace que tengamos que replantearnos cómo gestionar conflictos en estas circunstancias.

 

“Thoughts on processing years of abuse” (Proceso de reflexión sobre años de abusos)  Lora Mathis

La entrada Abusos sexuales maternos. Hacerles frente cuando eres mujer y feminista. aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/abusos-sexuales-maternos/feed/ 2
Pelo afro: ¿estilo, moda o identidad? http://www.locarconio.com/2017/04/pelo-afro-estilo-moda-identidad/ http://www.locarconio.com/2017/04/pelo-afro-estilo-moda-identidad/#comments Mon, 10 Apr 2017 09:03:19 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9726 Hace un par de semanas algunas personas negras pusimos las redes, Twitter particularmente, un poquito on fire con el hashtag #colacaonosinsulta, cansadas de la canción emblema de la marca (ok, […]

La entrada Pelo afro: ¿estilo, moda o identidad? aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Hace un par de semanas algunas personas negras pusimos las redes, Twitter particularmente, un poquito on fire con el hashtag #colacaonosinsulta, cansadas de la canción emblema de la marca (ok, ya no sale en los medios, pero la gente la sigue reproduciendo) y ya muy hasta las gónadas después ver la representación del pelo afro que se hace en el spot de su nuevo producto, el Cola Cao Shake.

En el anuncio, se ve la espuma del Colacao rebosando de un vaso, pero, ¡oh, sorpresa, no es espuma! ¡Es un hombre negro! Otro día hablaremos de la cosificación permanente de las personas negras y tal, que es un tema que da para mucho.

La cuestión es que algunos medios de comunicación decidieron publicar noticias sobre la campaña #colacaonosinsulta puesta en marcha en las redes sociales por la periodista Lucía Mbomío. Uno de estos medios, El Confidencial, publicaba la noticia diciendo que “la espuma de la bebida se convierte en un hombre negro con peinado afro.

Déjame explicarte algo, aunque lo que te voy a explicar no es nada nuevo porque ya lo han explicado muchas personas negras antes que yo, pero parece ser que no cala porque seguimos en las mismas.

 

El pelo afro no es un peinado

Mi pelo ES afro. El pelo de las personas negras ES afro. Mi pelo es afro siempre, así que no es ni un peinado ni un estilo, insisto.

Tampoco es una moda. Es que el pelo me crece así de la cabeza. En serio. Sale así: rizado, esponjoso, más o menos encrespado, hacia arriba.

Luego el pelo afro se puede llevar en diferentes estilos: hay quien se lo alisa (temazo también), hay quien lleva trenzas, hay quien lleva dreadlocs (sí, lo que tú llamas rastas son dreadlocs en realidad. Otro día, si eso, hablamos de dónde viene el nombre); hay quien se rapa, quien lleva Jheri Curl -aunque es muy de los 80-, twists, cornrows… y puedo seguir. De hecho, si te interesa, doy unas charlas muy chachis en las que explico muchas cosas sobre el pelo afro que seguro que no sabes (puedes contactarme por privado si te interesa). Fin del momento autobombo.

Me voy a reconducir. El afro no es un estilo ni es una moda. Ya te lo he dicho. El pelo afro es parte de mi identidad y de las de muchísimas personas en el mundo. Y, aunque no es toda mi identidad ni es todo lo que soy, para mí es una parte importante.

El pelo afro también es una forma de reivindicarse ante el instrumento de opresión que siempre ha sido (y en muchos lugares sigue siendo). Durante siglos se ha intentado que las personas negras -particularmente las mujeres- escondieran su pelo natural, y eso se ha intentado de diferentes formas.

En la época de colonización española, allá por el siglo XVIII, se impuso la obligación de cubrir el pelo afro con telas. A finales del siglo XIX llegaría la imposición estética del alisado, que permanece todavía hoy. Es decir, desde la época de la colonización se intenta coartar la libertad de las mujeres negras intentando someterlas a estándares eurocéntricos en los que, obviamente, no encajamos.

Sin ir más lejos, el pasado mes de agosto (sí, de 2016), en un colegio de Pretoria, en Sudáfrica, algunas adolescentes se manifestaban porque algunos profesores del centro les impedían asistir al colegio si no se alisaban el pelo.

Zulaikha Patel, de 13 años, fue una de las niñas que se rebelaron contra las políticas del Petroria Girls High School. El pretexto de los profesores era que el cabello natural es “desaseado e inapropiado”. Y, en El Mundo, cuando publicaron la noticia, volvieron a decir que “muchas de las alumnas que han asistido a la concentración lucían el pelo al estilo afro. O sea: NO. Esas alumnas lucían su pelo tal cual, y punto.

 

El pelo afro de Zulaikha Patel no es una moda ni un estilo: es parte de su identidad.
Fuente: Lexi Bella en Instagram

 

¿Por qué se nos ha hecho creer a todas las personas que el pelo afro es desaseado? ¿Por qué mi pelo, tal cual sale de mi cabeza, se tiene por un estilo casual, informal, desenfadado? ¿Quién y por qué decide que mi cabello es desaseado o poco profesional? ¿Quién dicta que para conseguir un trabajo no puedo llevar mi pelo tal cual?

Es como si, salvando las distancias, a una persona blanca se la obligase a teñirse el pelo de rubio platino para conseguir un trabajo cualquiera. ¿Tiene sentido? Pues tampoco lo tiene querer que las personas negras transformemos nuestro cabello químicamente para darle un aspecto que no tiene y que no tiene que tener.

Ah, y no es una cuestión de la tan aclamada corrección política. Que últimamente lo de la corrección política está en boca de muchos, porque ya no les dejan decir homofobadas, racistadas, putofobadas y demás. No, no es corrección política. Es cuestión de hablar con propiedad. Ni más ni menos, como dirían Los Chichos.

Yo no escojo que mi pelo tenga “estilo” afro, de verdad. Y agradecería a los medios que, antes de publicar cosas que no son, se informen un poquito para hablar con propiedad y dejar de meter la pata de estas formas que, como afectan a “una minoría”, en realidad no tienen tanta importancia. Basta ya de hacernos de menos a la población afrodescendiente en España, que ya es hora de que se nos tenga en más consideración.

La entrada Pelo afro: ¿estilo, moda o identidad? aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/pelo-afro-estilo-moda-identidad/feed/ 3
Transfobia en Semana Santa y resistencias teológicas http://www.locarconio.com/2017/04/transfobia-en-semana-santa/ http://www.locarconio.com/2017/04/transfobia-en-semana-santa/#comments Wed, 05 Apr 2017 10:38:25 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9716 La misma semana que se anuncia la reciente publicación del poemario reúne sin tabúes textos sobre la relación (más que amistosa) entre Sor Juana Inés de la Cruz y María Luisa Gonzaga […]

La entrada Transfobia en Semana Santa y resistencias teológicas aparece primero en Locas del Coño.

]]>
La misma semana que se anuncia la reciente publicación del poemario reúne sin tabúes textos sobre la relación (más que amistosa) entre Sor Juana Inés de la Cruz y María Luisa Gonzaga Manrique de Lara (Virreina de México) (más info aquí) en Pego se le prohíbe procesionar a una chica trans.

Es evidente que hay un problema entre las distintas corrientes dentro de la Iglesia Católica: Y es que mientras unes se preocupan por la inclusión de la comunidad lgtbi+ otres parece que disfrutan de ejercer opresión a algunas de las pocas personas que aún quedan creyentes y practicantes.
No vamos a negar que el grueso de la comunidad católica sea un poco (bastante) el horror, creo que es algo que todes sabemos. Pero no creamos tampoco que todas las personas y todas la corrientes son iguales. Incluso dentro de ser católico hay muchísimas opciones. Eso no significa que estén fuera del marco de la institución eclesiástica católica, significa que intentan, desde dentro, reflexionar y cambiarla para que sea algo más abierta e inclusiva.
Vayamos por partes:

Transfobia en Pego

En resumen, el párroco del pueblo decidió que una muchacha trans no podía salir a procesionar con el traje tradicional porque: “No se trataba de una situación muy adecuada para este tipo de actos“. ¿Perdón? Me pregunto, ¿qué era poco adecuado? ¿Su transexualidad no era una situación adecuada? MEEEEEEEC, amigo: la transexualidad no es una situación, es como viven muchas personas su identidad de género, no es una situación como, por ejemplo, tener la pierna rota.
Por otro lado, la chica ya había procesionado anteriormente con el traje tradicional, ¿por qué el año pasado sí y este no? ¿porque antes no sabía lo que era la transexualidad y ahora gracias a la polémica del bus sí? Pregunto. Porque huele a transfobia. Y por último, ¿tanto ofende su presencia en la procesión al señor párroco? Me temo que si es así, se han olvidado muchas cosas y faltan otras muchas por leer.
Mujeres de procesión con el traje tradicional. Foto de Jose TB

Teología(s)

Se entiende por Teología el estudio de Dios. No todas las personas que estudian teología deben ser creyentes, ni mucho menos católicas. Pero sí todos los católicos ordenados tienen formación en teología.
Entiendo por tanto, que igual que a mí se me exige en mi trabajo que tenga una formación, que me recicle y que mejore, a los sacerdotes también se les pide estar al día de la evolución que se da en la teología. No hablo de nuevas teologías aparecidas ayer, sino de estudios de hace muchos, muchos años. La teología feminista por ejemplo data de hace siglos.
No hace mucho la gente de Editorial Melusina me hicieron llegar el libroTeologías gay y lesbicas‘ de Elisabeth Stuart, libro interesante y fácil de leer donde se habla entre otras cosas de teología queer. Muy recomendable para el párroco de Pego, igual alguien debería hacérselo llegar.
Stuart nos habla de Malcolm Edwards, el cual nos plantea la evidente relación entre lo queer y la teología del bautismo y el borrado de identidades seculares. ¿Qué significa esto? Veamos, la cuestión es cuando alguien se bautiza (hablando de bautismo como la celebración de voluntad de pertenecer a una confesión espiritual) acepta una identidad que le acompañará, en principio, de por vida – a menos que decida dejar de lado esa espiritualidad -.
Esa identidad es, para Edwards y para la teología del bautismo, la única que prevalece al morir. Si hacemos un análisis de la liturgia funeraria, la Iglesia nos enseña una cosa en relación a la sexualidad de los muertos: al despedirnos, toda identidad ajena al bautismo desaparece. Lo único que importa en ese momento es la voluntad de entrar al reino de los cielos, voluntad que adquirimos con el bautismo.  Y cito textualmente a Stuart:
El género, la raza, la orientación sexual, la familia, la nacionalidad y otras identidades no sobreviven a la tumba. Todas ellas desaparecen
Como dijo Fulkerson y recoge también Stuart en el mismo libro:
Tanto quienes rechazan a las personas gays y lesbianas como quienes insisten en la inclusión de éstas en la iglesia, comparten la idea de que todas las personas tienen una identidad y una preferencia sexual y que esta identidad, para bien o para mal, constituye una realidad absolutamente fundamental que determina la situación de los individuos. Este supuesto es el que cuestiona la teología del bautismo
Lo queer y lo espiritual tiene una relación innegable desde que se revienta la estructura de binarismos identitarios. Y las personas queer no esperamos que nos perdonen y nos acepten como raritos.
La gente queer exigimos que se nos trate como al resto, porque así es como todes (les que creemos) nos presentaremos ante Dios: desnudas y sin más identidad que la voluntad de ser amadas.  Y si para ello hemos de ocupar procesiones y patalear, ni dudéis que lo haremos. Y con nosotres, vendrán las putas, que también tienen mucho que decir.

La entrada Transfobia en Semana Santa y resistencias teológicas aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/04/transfobia-en-semana-santa/feed/ 1
El autobús tránsfobo http://www.locarconio.com/2017/03/el-autobus-transfobo/ http://www.locarconio.com/2017/03/el-autobus-transfobo/#comments Fri, 31 Mar 2017 14:47:16 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9705 A estas alturas hemos visto, oído, leído muchas cosas sobre el autobús de Hazte Oír. Y a pesar de haber sido puesto en un depósito a las afueras de Madrid, esta […]

La entrada El autobús tránsfobo aparece primero en Locas del Coño.

]]>
A estas alturas hemos visto, oído, leído muchas cosas sobre el autobús de Hazte Oír. Y a pesar de haber sido puesto en un depósito a las afueras de Madrid, esta gentuza continuó su periplo, esta vez con una roulotte con signos de interrogación al final de la frasecita “Los niños tienen pene y las niñas tienen vagina”.

No conformes con esto, quisieron entrar a Barcelona una vez más con el bus y el mensaje cambiado una vez más. Ahora con un “No al bullying” agregado para tratar de evadir la ley. Afortunadamente el Gobierno de la Generalitat lo detuvo antes de su entrada a la ciudad, se volvió a confinar a un depósito. Sólo pudo ser sacado hasta que cubrieron totalmente las consignas, esa fue la condición para poder circular las carreteras catalanas y salir de esa comunidad autónoma.

Tampoco quedaron contentos con el tour español, así que una de sus organizaciones hermanas en Estados Unidos hizo lo mismo en Nueva York, aparcándolo justo en Stonewall. ¿La respuesta? Allí ell bus fue pintarrajeado,  apedreado y tiroteado.

 

Foto de Rashima Kwatra de Outright Action International

Como seguramente ya calculaban sus promotores, no por nada, muchos de ellos son egresados y/o catedráticos de varias universidades de “élite”, la imagen del bus se hizo viral en cuestión de pocas horas.

El nombre de la organización fue TT en Twitter durante dos días. Hay que recordar que Hazte Oír, encabezada por Ignacio Arsuaga Rato (sí, pariente de “ese” Rato) es respaldada por la Organización Nacional el Yunque. ésta fue creada hace 60 años en México dedicada a afiliar y adoctrinar adolescentes y niñes para crear una “aristocracia del espíritu que debe conducir y gobernar a España según los dictados evangélicos”.

Sabemos que estos individuos han venido realizando intervenciones desde que Zapatero planteó la Ley del Matrimonio Igualitario. Sabemos que tienen sus “fans” y que en esos momentos congregaron a mucha gente en las calles madrileñas, no sin la gran ayuda del PP, por supuesto. Igualmente ha pasado con las dos últimas reformas de la Ley del Aborto.

Como son fachas, pero no tontos, seguramente contaban con que algún juez ordenara la inmovilización del monstruito anaranjado hasta que no fueran retirados los mensajes delictivos que portaba. Cosa que les da pie a argumentar que son “víctimas de la inquisición gay imperante”, no sé a vosotres, pero es que al momento de transcribirlo no me puedo dejar de carcajear.

Pero es su técnica habitual, mentir, difamar, victimizarse ante la “dictadura de lo políticamente correcto”. Por la reacción generalizada que hubo hacia el ya famoso bus, me parece que su discursito ya no cuela nada entre los grandes sectores de la población.

Y no puede colar más porque la gente sabe quiénes son (o al menos se tiene una idea general) y sabemos que no son víctimas de nada, más bien siempre han sido los victimarios de nosotres, les diferentes.

 

ANALOGÍA DEL PANAL DE ABEJAS

Ante todo esto, se me ha ocurrido la analogía de un panal de abejas ¿Qué nos han dicho toda la vida si vamos a molestar a un enjambre? Así es, que nos picarán porque se defienden de un ataque y eso es exactamente lo que pasó, no puedes ir de víctima porque las abejas te picaron después de ir a violentar a la colmena.

Después de un 2016 en el que en España las clases políticas no se ponían de acuerdo en nada, de hecho seguimos igual y si no que nos pregunten en Cataluña, con este tema me ha soprendido gratamente la marea que ha generado, la indignación no sólo de nosotres les persones trans, sino de familiares, amigues quienes nos quieren y a quienes lastiman también que con esos mensajes se pretenda negar nuestra existencia y que perpetúan el bullying y las agresiones hacia nuestro colectivo.

También ha reaccionado gente que está totalmente fuera del tema y que tal vez no sabe bien qué es esto de la transexualidad, pero que están de acuerdo con la libertad de cada persona de decidir sobre su cuerpo, su vida, sus relaciones y sus afectos.

El autobús transfóbico ha logrado que personas tan diametralmente opuestas como Laura Pérez, Concejala de Feminismo de Barcelona y Cristina Cifuentes, Presidenta de la Comunidad de Madrid en estén de acuerdo en algo: “Que esto no se puede permitir”, por supuesto hay quienes lo dicen desde la convicción personal y otras seguramente porque no les queda de otra ya que las leyes nos amparan. Leyes que tenemos gracias al trabajo incansable de muchísima gente de distintos colectivos LGBTIQ en todo el Estado.

 

POR FAVOR, SEÑORES POLÍTICXS, PÓNGANSE AL DÍA

Foto de Teresa Rodríguez, portavoz del grupo de Podemos Andalucía

Aunque hay que señalar que a nuestrxs políticxs aún les falta mucho por entender en materia trans. Si no, no se entiende que durante la manifestación por el bus en Sevilla, la delegación de Podemos de esa Comunidad haya llevado a personas cis disfrazadas con pelucas, vestidos y barba para protestar. Así se caricaturiza, una vez más, a un colectivo que lleva siendo la burla de las personas heterocis durante muchísimo tiempo. Si esa es vuestra manera de ayudarnos, como dicen en mi pueblo: “No me ayudes comadre”.

Curiosamente todavía hace no muchas semanas protestábamos en redes sociales contra una conocida Plataforma por mensajes transfóbicos publicados en su página con argumentos muy similares a los de Hazte Oír. Después de toda esa respuesta masiva.

 

 ¿Finalmente se lo habrán hecho mirar o sólo esperan que pase la tormenta?

 

De momento, os dejo con esto, que de alguna forma, hace que quizá conservemos algo de esperanza en les niñes:

 

Dibujo en las paredes del Colegio Público Príncipe de España

 

La entrada El autobús tránsfobo aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/03/el-autobus-transfobo/feed/ 1
Autoridad Feminista http://www.locarconio.com/2017/03/autoridad-feminista/ http://www.locarconio.com/2017/03/autoridad-feminista/#comments Tue, 28 Mar 2017 13:59:46 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9634 Pues a ver, cuando yo viví en Galicia, salía prácticamente a diario. Y me maquillaba y llevaba tacones (no taconazos pero sí tacones) y faldas y me alisaba el pelo […]

La entrada Autoridad Feminista aparece primero en Locas del Coño.

]]>
tipos de autoridad

Pues a ver, cuando yo viví en Galicia, salía prácticamente a diario. Y me maquillaba y llevaba tacones (no taconazos pero sí tacones) y faldas y me alisaba el pelo y cambiaba de pendientes a menudo… Muy cuqui yo.

Había una conocida asociación de feministas (todas blancas, todas cis y heteras en su mayoría) que, entre otras cosas, veían mal que las integrantes se maquillasen, usasen tacones, etc. y, supuestamente, que se comiesen los plátanos a mordiscos. Tenían que pellizcarlos e ir comiendo esos trozos pellizcados con los dedos.

Esto, obviamente, era una transfobada máxima porque, como ya te habrás dado cuenta, el plátano simbolizaba una polla de hombre cis,  y por tanto, comerlo con la boca, una mamada, y por tanto, una mamada a un hombre (cis). Porque obviamente no se contemplaba la existencia de pollas femeninas. Yo siempre encontré ridículo todo eso, pero me las seguía encontrando en todos los conciertos, manis, etc… Y yo con mi maquillaje y con lo que me diese la gana.

Total, que un día en un concierto, me senté en soledad, porque yo no hablaba en general con nadie a quien no conocía, y por lo visto, sin darme cuenta me había sentado al lado de una de ellas. Como estaba oscuro no la había reconocido. De pronto nos quedamos mirando y el típico: “Ay, me suenas” “Sí, tú a mí también”… Nos presentamos y nada, me empieza a hablar. Y mira, yo se lo tuve que preguntar:

– Oye, lo de los plátanos… ¿es verdad?

– Bueno, a ver, no es así exactamente, ¿eh?

– Vale. Exactamente no. Me tranquiliza un poquito. Pero entonces… ¿en parte sí?

– A ver, es más bien… o sea, no es obligatorio, es opcional, pero preferimos hacerlo así porque es como… rebelarse ante el patriarcado y…

– Pero si alguna se come un plátano a bocaos, ¿la miráis mal?

– A ver, no. Pero preferimos que…

– Jajajajajaja… Vale, vale…

– Siento que te estás riendo de algo que es muy serio y que no es sólo comerse un plátano. Va mucho más allá.

– Ok, perdona. Explícamelo, por favor.

– Pues es, por ejemplo, y no te ofendas, el hecho de ir así *me mira y señala con la mano extendida* como tú, que a ver, que puedes ir como quieras, pero no sé si sabes que en realidad no vas como quieres.

– Ah. ¿Y cómo voy?

– Pues como quiere el Patriarcado. Los tacones no son cómodos, por ejemplo. Y los llevas.

– Bueno, yo tengo los pies cabos y llevo cuñas de esparto y realmente me son más cómodas que mi calzado plano. Aunque también llevo calzado plano a menudo.

– Tú crees que te es más cómodo, pero no.

– Ah.

– Y el maquillaje.

– El maquillaje lo llevo porque me apetece y me veo más favorecida y me gusta maquillarme.

– Pero ¿más favorecida para quién? ¡Para los hombres! (dando por hecho heterosexualidad)

– Bueno, sí que hay una parte de vanidad, de ganas de gustar, obviamente. Pero a mí también me gusta el hecho de maquillarme en sí. Como acción. Como entretenimiento.

– No.

– Ah.

– No te gusta. Te han educado para que te guste.

– Pues puede ser. Aunque en mi casa no se maquilla nadie. Pero el caso es que me gusta.

– La sociedad te ha educado para ello.

– Ah.

– Y para depilarte. Porque te digo también que si no puedes pasar al menos un año y medio sin depilarte, estás totalmente subyugada el Patriarcado.

– Ah. Oye, ¿y si he pasado más de cuatro años sin depilarme, maquillarme, llevar tacones y he estado bien pero ahora me depilo, me maquillo y llevo tacones?

– … ¿cuatro años?

– Más, de hecho.

– Pero ¿hablas de ti?

– Sí, sí. Yo.

– Pues… A ver, es que no entiendo.

– Pues que yo ya he estado ahí. Donde tú dices que hay que estar. Y no he tenido problema (excepto dolor de pies un poco). Ya he experimentado eso. Y ahora sigo siendo feminista pero a menudo me maquillo, me depilo y tal.

– ¡¿Por qué?!

– Pues porque me gusta y no me parece contradictorio. Es decir, a veces no me maquillo y sí me depilo. A veces me maquillo y no me depilo, a veces ni me maquillo ni me depilo. Y a veces me maquillo y me depilo. Como hoy. Y estoy bien de cualquier forma.

– Pues… No sé. Es que… A ver, igual tu caso es distinto. Pero…

– ¿Distinto al de quién? ¿Al tuyo?

– No. O sea, sí. Pero no sólo. A ver, al de la mayoría de gente que conozco.

– ¿Cómo puede ser eso? ¿Sois todas iguales? Bueno, claro. Si unas miran mal a otras por pintarse o comerse una fruta de una manera y no de otra, al final acabáis siendo iguales, obviamente.

– No me gusta nada lo que insinúas.

– Ni a mí lo que hacéis ni lo que me has estado diciendo. Ni mucho menos cómo me lo has estado diciendo. Pero te he escuchado todo el rato. Hablándome con una prepotencia y un paternalismo supremos. Siendo condescendiente conmigo, explicándome tú a mí por qué hago las cosas sin conocerme. Si estoy alienada, ¿por qué me tratas mal? Si la rapera que ha subido al escenario hace un rato está alienada, ¿por qué hablas de ella diciendo: “Lo hace muy bien, lástima que TENGA QUE ponerse unas shorts tan cortos y una camiseta tan pequeña y moverse así para llamar la atención”? ¿No te has planteado que quizá lo haga porque le da la toda la gana?

–  Es que no es por eso. No lo entiendes.

– Ah. Yo no entiendo. Ok. Tú eres la autoridad.

– ¡No! ¿Cómo voy a ser yo la autoridad si soy una mujer? ¡No sé qué es la autoridad!

Sonreí con mucha pena dentro, me despedí de ella *encantada, dos besos, hasta otra* y me fui.

¿Qué es autoridad?, dices mientras clavas

En mi pupila tu pupila azul.

¿Qué es autoridad? ¿Y tú me lo preguntas?

Autoridad, querida femicista… eres tú.

La entrada Autoridad Feminista aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/03/autoridad-feminista/feed/ 2
¿De verdad no ves colores? http://www.locarconio.com/2017/03/racismo-yo-no-veo-colores-veo-personas/ http://www.locarconio.com/2017/03/racismo-yo-no-veo-colores-veo-personas/#comments Mon, 27 Mar 2017 12:41:06 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9671 El pasado 21 de marzo fue el Día Internacional de la eliminación de la discriminación racial. Por si no lo sabes, este día se conmemora la Matanza de Sharpeville (21 de […]

La entrada ¿De verdad no ves colores? aparece primero en Locas del Coño.

]]>
El pasado 21 de marzo fue el Día Internacional de la eliminación de la discriminación racial. Por si no lo sabes, este día se conmemora la Matanza de Sharpeville (21 de marzo de 1960), cuando la policía sudafricana abrió fuego en medio de una manifestación contra el apartheid. Murieron 69 personas negras (hombres, mujeres y niñes) y fueron heridas 180 más. El 26 de octubre de 1966 y en recuerdo de la masacre, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Así que el martes de la semana pasada, 21 de marzo, las redes sociales, y Twitter en especial, se llenaron de mensajes en los que muchísimas personas expresaban su total repulsa hacia el racismo. Claro, era el día mundial. Tocaba.

Los días mundiales de loquesea son los días en los que la mayoría -me incluyo- nos acordamos de todas esas causas que no nos afectan, pero decidimos mostrar nuestro apoyo puntualmente. Que una vez al año no hace daño. Y teclear 140 caracteres cuesta bien poco.

El caso es que, entre los muchos mensajes que leí ese día, uno de ellos fue el que me mueve a escribir este post, porque es una expresión que mucha gente usa y de la que hace tiempo quiero hablar.

“Yo es que no veo colores, yo veo personas”

Luego, evidentemente, están las variantes del tipo “a mí, como si eres rosa o verde con topos naranjas, me da igual. Yo no veo colores” y similares.

 

 

Muchas personas creen que no son racistas porque dicen no ver el color de las personas. Parece que lo de obviar el color del que tiene un color diferente es una de las máximas expresiones de la tolerancia y el antirracismo. Pero la verdad es que es una aseveración que a mí no me gusta. Te voy a contar por qué.

Un privilegio blanco

En primera instancia “yo no veo colores; veo personas” es una frase que puede decir solamente una persona para la que, en su día a día, el color de su piel no le expone a vivir situaciones de discriminación, opresión o prejuicios. Vaya, que tienes el privilegio de decir esto si eres una persona blanca que vive en una sociedad mayoritariamente blanca. Para ti el color, tu color, que coincide con el de la mayoría de las personas con las que te relaciones, no es importante. Y, oye, ojalá el color de las personas no blancas -que es a lo que vamos- no importase. Pero importa.

Sí. Cuando eres una persona no blanca, el color sí se ve. En la sociedad el color sí importa. Y es curioso, porque estamos rodeades de personas que no ven colores, ven personas, pero luego a una persona no blanca le cuesta alquilar un piso, se le presumen determinadas cualidades -predominantemente negativas-, se tienen prejuicios con respecto a su comportamiento y sus costumbres, y se le mira con recelo. Pero nadie ve colores. Entonces para mí, que por mi color tengo que estar justificándome constantemente, el color sí es importante.

Además, que es un poco “raro” -por ser amable- plantarte delante de una persona negra y decirle que no ves su color. Really?

Es más, ¿sabes cuándo se suele usar esta frase? ¿Lo has detectado? Te lo digo: esta frase se usa cuando se habla de racismo. Cuando se toca el tema del racismo con una persona no blanca y la persona blanca empieza a sentirse incómoda o removida, ¿cómo sale del paso? ¿En qué se escuda para librarse de que se señalen sus comportamiento racistas? En que no ve colores, ve personas. Ahí lo tienes.

Es una manera de escurrir el bulto y evitar Una Conversación En Profundidad Sobre Racismo. “Yo no veo colores. Veo personas”. Y sanseacabó. Pues mira, no. Ves la diferencia en el color del cabello, en el de los ojos; aprecias la diferencia en la constitución de las personas, ves si alguien lleva gafas o nos las lleva… ¿pero el color no lo ves? ¿Por qué?

¿Por qué las personas blancas se esfuerzan en hacerme creer que no ven mi color? Yo me pongo a reflexionar y llego a la conclusión de que nos han metido en la cabeza que ver el color de las personas no blancas es malo. Y nada más lejos de la realidad, por lo menos para mí.

Entonces, ¿les quitamos el color a las personas no blancas, hacemos un whitewashing, un blanqueo, y todo bien? ¿Seguro?

La mal llamada integración

Las veces que me han dicho que no ven mi color, me han dado a entender que me ven… blanca. “No, si es que yo te veo como yo, tía”. ¿Blanca? Pues no. Yo quiero que veas mi color. ¡Es preciosísimo ver el color de las personas no blancas! Ver el color de las personas es reconocer y apreciar muchas más cosas: una historia diferente de la tuya, una cultura, unas tradiciones, un legado distinto y riquísimo.

Nos han hecho creer que, para ser iguales, no podemos ser diversas. Y eso es una ridiculez. Eso es lo que pasa con la mal llamada integración.

Muchas personas, cuando hablan de que las personas no blancas tienen que integrarse, en realidad piensan en que esas personas deberían asimilarse a las personas de la sociedad de acogida. Que se integren, que dejen de lado sus costumbres tercermundistas, hombre, que estamos en Occidente. Yo esa integración no la quiero.

Yo quiero ser igual que tú en derechos y obligaciones sin perder mi diversidad. Porque es el único plano en el que quiero ser igual que tú; pero no quiero ser blanca.

Fomentar la diversidad

Tal vez leas esto y te parezca mal porque puede ser que, para ti, con este post, estoy fomentando la diferencia. Tal vez leas esto y pienses que es un contrasentido, y que hago un uso interesado del color de mi piel según si me quiero hacerme la víctima o no. Todo eso ya me lo han dicho.

¿Fomento la diferencia? No sé. Yo me planteo que defiendo la diversidad.

Porque el hecho de que tú ocultes mi color de piel a mí, enmascarándolo todo de un halo paternalista que no me gusta un pelo, en realidad no me hace ningún favor, aunque tú creas que sí (y te sientes súper bien por ello). Pero no. Insisto: quiero que veas el color de mi piel.

La resistencia en el color de la piel

Es por todas estas cosas que me parece un completo absurdo que la gente se plante delante de mí y me diga que no ve mi color. Porque si no ves mi color, niegas una parte de mí. Si no ves mi color, no estoy completa. Mi color es más que una piel de un tono que te gusta, o de una suavidad que te flipa mientras me tocas el brazo y dices “huoaaaaala… qué suaaaaaaave”.

Hay demasiada opresión, discriminación detrás del color de algunas pieles.

También hay mucha resistencia y mucha lucha detrás del color de algunas pieles. Y eso, además de no obviarlo, deberías reconocerlo.

La entrada ¿De verdad no ves colores? aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/03/racismo-yo-no-veo-colores-veo-personas/feed/ 23
Locas del Coño en las II Jornadas Fuck Patriarchy http://www.locarconio.com/2017/03/locas-del-cono-las-ii-jornadas-fuck-patriarchy/ http://www.locarconio.com/2017/03/locas-del-cono-las-ii-jornadas-fuck-patriarchy/#comments Wed, 15 Mar 2017 20:01:53 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9660 Este sábado las Locas del Coño estuvimos en las II Jornadas Fuck Patriarchy en Vaciador 34, y hoy quiero contarte mi experiencia. Las I Jornadas Fuck Patriarchy se celebraron en […]

La entrada Locas del Coño en las II Jornadas Fuck Patriarchy aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Este sábado las Locas del Coño estuvimos en las II Jornadas Fuck Patriarchy en Vaciador 34, y hoy quiero contarte mi experiencia.

Las I Jornadas Fuck Patriarchy se celebraron en noviembre de 2016 organizadas por la Internacional Feminista. Parte de los objetivos de las primeras jornadas fueron “reencontrarnos, reagruparnos, buscar sinergias que sentimos debilitadas por las últimas batallas. Hacer un conjuro colectivo invocando nuestras potencias para sentirnos aliadas en nuestras diferencias. Y como objetivo final, una vez reunides todes, declararnos en huelga, desobediencia e insumisión. Es un “basta” colectivo, una declaración de principios, donde no podía faltar el cuidado entre nosotras. Es la búsqueda de un espacio seguro donde trazar estrategias de combate”. Entre los días 9 y 11 de este mes de marzo se ha celebrado la segunda edición de estas Jornadas.

Entre las actividades que se han llevado a cabo durante los tres días que han durado estas jornadas ha habido conciertos, recitales poéticos, homenajes, proyecciones documentales, charlas y coloquios.

Programa de las II Jornadas Fuck Patriarchy en Vaciador 34.
Programa de las II Jornadas Fuck Patriarchy

Fui invitada a formar parte del coloquio Frente feminista en redes. Las otras participantes del coloquio fueron María Fernanda Ampuero -escritora y periodista-, Patricia Horrillo -periodista pendenciera, tal y como ella se define- y Barbijaputa, que intervino a través de Skype. El coloquio estuvo conducido y moderado por Soraya González Guerrero, periodista e integrante de la cooperativa Pandora Mirabilia.

El objetivo del coloquio era presentar cuatro formas diferentes de estar en internet como mujeres feministas. Para ello se nos propuso hablar del activismo feminista en redes. También se habló de internet como arma de difusión y canal de expresión, y también del acoso y la ofensiva antritrolls.

Patricia Horrillo habló de su trabajo como parte de Wikimujeres, proyecto desde el que se trabaja para reducir la brecha de género en Wikipedia creando más contenido relacionado con nosotras, así como biografías de mujeres en las que se ponga en valor su aportación a la historia debido al grado de invisibilización de las mujeres en entornos digitales.

Barbijaputa habló de su activismo en Facebook y Twitter y de sus colaboraciones en eldiario.es y en Pikara Magazine, y se centró en los pros y los contras que tiene el activismo desde el anonimato.

María Fernanda Ampuero explicó cómo surgieron las campañas #viajosola y #MiPrimerAcoso. Ambas campañas contra las violencias machistas han tenido una respuesta colectiva y viral.

Si bien fui como integrante de Locas del Coño, me invitaron para hablar de lo que aporta mi participación en este medio, ya que como comentó Soraya, dentro de Locas del Coño marco mi propia agenda en temas que no suelen estar en la actualidad, y aporto puntos de vista de feminismos periféricos. Así que tuve la oportunidad de hablar un poco por encima sobre la potencia política que tiene lo que hago aquí y sobre las claves de mi activismo. Todo esto es un poquito de lo que quiero contarte hoy.

A raíz de la presentación que se hizo en el coloquio se me plantea, a botepronto, la necesidad que existe de que nos revisemos desde los feminismos sobre algunos conceptos, o sobre la catalogación que hacemos sobre los feminismos.

En ese sentido me pregunto por qué hay que hablar de un feminismo hegemónico y de feminismos periféricos. Me pregunto también quién decide qué conforma la periferia del feminismo. Una vez más, y desde el privilegio, se definen los feminismos no blancos o no normativos; y en el momento en el que se los tilda de periféricos, son excluidos, apartados y minimizados. Ya basta de eso.

Yo ofrezco mi punto de vista como mujer negra, con unas problemáticas determinadas; pero no porque sean diferentes de la mayoría quiero que se califiquen de periféricas, porque para mí son muy centrales e importantes. Llamar periféricos a los feminismos negros no me parece justo. Ni a los gitanos, los musulmanes o los de les trabajadores sexuales, por poner otros ejemplos.

Es cierto que Locas del coño me da la posibilidad de hablar de temas que nos afectan a las mujeres negras y de los que nunca hasta ahora se había hablado. Y cuando sí se hablaba de algunos temas relacionados con el racismo, se hacía sin contar con nosotras, las personas negras; o en todo caso se hacía -y a veces aún se hace- instrumentalizándonos.

Por tanto, lo que yo hago aquí en Locas del Coño, y que expliqué en mi post de presentación, tiene cierta potencia política. Estoy ganando un espacio, igual que muchas de mis compañeras negras van ganando espacios también dentro y fuera de internet. Y esto se está dando a pesar de que muchas personas blancas nos niegan y otras se apropian de nuestro discurso. Aún así, nos vamos haciendo visibles y nos hacemos oír.

Por lo que respecta a las claves de mi activismo, lo que hago dentro y fuera de internet expone a las personas blancas a su racismo y a sus privilegios.  Esto sucede porque muestro una realidad incómoda de la que tenemos que hablar. Como djie durante mi intervención, yo como persona negra no puedo permitir que siga habiendo diálogos sobre racismo sin contar con personas negras, que es lo que pasaba hasta ahora en muchísimas ocasiones. Lamentablemente, esto no ha dejado de pasar, y todavía hay colectivos de personas blancas dando charlas sobre racismo.

Desde los feminismos negros enfentramos a las personas blancas al maltrato al que nos someten cuando nos ningunean y nos silencian, o cuando nos roban legitimidad y se apropian de nuestro discurso. Aunque a veces se hace muy cuesta arriba intentar hacer entender ese maltrato, no dejamos de señalarlo, porque solo así llega la deconstrucción y el cambio.

Esta fue, a grandes rasgos, mi participación en las II Jornadas Fuck Patriarchy. Lo comparto contigo y te invito a reflexionar. Si quieres.

La entrada Locas del Coño en las II Jornadas Fuck Patriarchy aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/03/locas-del-cono-las-ii-jornadas-fuck-patriarchy/feed/ 1
Exotización de la mujer negra, by Desigual http://www.locarconio.com/2017/02/exotizacion-de-la-mujer-negra-by-desigual/ http://www.locarconio.com/2017/02/exotizacion-de-la-mujer-negra-by-desigual/#comments Tue, 28 Feb 2017 08:47:28 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9640 Hace casi una semana, mi queride Li Kaczynski me mandaba este mensaje por WhatsApp: “Tía. Nuevo anuncio de Desigual: “Exotic Jeans” cuatro chicas negras en vaqueros”. Le respondí “luego lo […]

La entrada Exotización de la mujer negra, by Desigual aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Nia Lyons, Nia Parker y Camryn Huthinson, bailarinas de Hiplet. (Fuente: Desigual)

Hace casi una semana, mi queride Li Kaczynski me mandaba este mensaje por WhatsApp:

“Tía. Nuevo anuncio de Desigual: “Exotic Jeans” cuatro chicas negras en vaqueros”.

Le respondí “luego lo miro” porque tenía un par de frentes abiertos en casa (cosas de madres), y después ya se me olvidó.

El sábado por la tarde, estábamos Li y yo juntes y, de repente aparece el anuncio “Exotic Jeans” de Desigual, que es éste:

El anuncio está protagonizado por Nia Lyons, Nia Parker y Camryn Huthinson, bailarinas de Hiplet, un estudio cuya fusión de hip hop y ballet se conoció este pasado verano y se hizo viral.

No voy a decir absolutamente nada en contra de la ejecución del baile, que es una maravilla, ni sobre la canción que, por lo visto, le está encantando a todo el mundo. No, la crítica a dirigida a Desigual no va por ahí. Tampoco voy a comentar nada sobre el hecho de que se trate de mujeres con cuerpos, podríamos decir, mucho más reales de los que estamos acostumbradas a ver en el mundo de la moda. Eso es fantástico. Y se agradece que haya marcas donde se muestren distintos cuerpos.

Pero la pregunta que me hago repetidamente en la cabeza es: ¿qué tienen de exótico unos pantalones?

Según la web de Desigual, “#Hiplet nace de la mezcla y la libertad. Los nuevos Exotic Jeans también.” Y, mira, ese eslogan me parece bastante asqueroso. Porque para empezar, el Hiplet nace de la mezcla del Hip hop y el Ballet. Ni más ni menos.

Es decir, la primera cuestión sería ¿por qué definen como libre un baile creado y practicado por mujeres negras? Es más, ¿por qué gente blanca cambian la definición de Hiplet y deciden llamarlo “mezcla y libertad”? ¿Mezcla de qué? ¿Libertad de quién? ¿Según quién? Y de hecho ¿por qué eligen a tres bailarinas negras para anunciar unos vaqueros definidos como exóticos?

Me repugna la exotización de la mujer negra, ya lo comenté en un artículo que escribí hace algunos meses. Y me repugna que cualquier marca utilice a mujeres negras para anunciar un artículo especificado como exótico.

¿Qué necesidad hay, a estas alturas, de vender cualquier artículo calificándolo de exótico? ¿Qué necesidad hay de que, una vez se tome la decisión de bautizarlo como exótico, tenga que estar relacionado con la imagen de mujeres negras?

¿Son exóticos estos jeans porque sientan mejor a las mujeres negras porque tienen el culo grande? ¿Es esa la idea? ¿Es ese el mensaje que quieren difundir, perpetuando así todos esos prejuicios que gran parte de la sociedad tiene hacia las mujeres negras? O ¿acaso son exóticos únicamente porque los llevan mujeres negras? Entonces, ¿se podría deducir que toda la ropa que lleve una mujer negra es exótica?

Si tras el maravilloso anuncio, con esas mujeres preciosas bailando tan bonito, el enfoque hubiese sido: “Tan flexibles y tan cómodos que hasta te los puedes llevar a clase de danza, ballet, hip hop, hiplet, etc…” el resultado hubiera sido magistral.

Me parece genial que Desigual publique un anuncio en el que únicamente aparecen tres mujeres negras profesionales, ya que la el nivel de representatividad que tenemos, como ya he dicho, es escaso.

Me parece aún más genial que una firma con tanto alcance dé visibilidad a un proyecto (el Hiplet) hecho por y para bailarinas negras.

No me gusta que Desigual, una empresa creada por un hombre blanco y rico, hable desde su posición de privilegio queriendo inferir libertad a una danza creada por personas negras. Esa danza será lo que sus creadores decidan, no lo que Desigual diga.

Y me gusta todavía menos toda esta relación permanente de las mujeres de raza negra con el exotismo. Basta ya de eso.

La entrada Exotización de la mujer negra, by Desigual aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/02/exotizacion-de-la-mujer-negra-by-desigual/feed/ 9
Las 11 diferencias entre los machotes rancios y los hombres mínimamente decentes http://www.locarconio.com/2017/02/diferencias-hombres-machistas/ http://www.locarconio.com/2017/02/diferencias-hombres-machistas/#comments Thu, 23 Feb 2017 12:50:13 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9619 Una compañera me ha hecho llegar uno de los artículos más rancios y machistas que he leído desde la última vez que leí a Enric Vila. El artículo se titula […]

La entrada Las 11 diferencias entre los machotes rancios y los hombres mínimamente decentes aparece primero en Locas del Coño.

]]>

Una compañera me ha hecho llegar uno de los artículos más rancios y machistas que he leído desde la última vez que leí a Enric Vila. El artículo se titula “Las 11 diferencias entre las mujeres inmaduras y las mujeres maduras” y viene acompañado de esta imagen.

Dicen que las feministas odiamos a los hombres, pero no es cierto. Odiamos a algunos hombres, a los machotes rancios. Pero, ¿en qué se diferencian los machotes rancios que escriben esta bazofia de los hombres mínimamente decentes?

Cómo diferenciar a un machote rancio de un hombre mínimamente decente

Al parecer, existen algunos hombres inmaduros en el “mercado” quienes, sin importar su edad, todavía viven en el siglo XIX.

Los machotes rancios y los hombres mínimamente decentes piensan y viven de manera diferente, ya que interactúan con el mundo desde otra perspectiva. Unos escriben artículos machistas como el que hemos comentado y otros no piensan que las mujeres tengamos que hacer de los hombres el centro de nuestras vidas y aguantar cualquier cosa con tal de “retenerlos”.

Los primeros maltrataran a todas las mujeres de su entorno en serie, mientras que los segundos seguramente tengan la oportunidad de ser buenas personas.

Estas son algunas de las conductas que diferencian a los imbéciles integrales de los hombres mínimamente decentes.

1. Control

Los machotes rancios piensan que las mujeres están obsesionadas con controlar a los hombres, porque se han creído el mito patriarcal de que nuestra única aspiración en la vida es el matrimonio.

Los hombres mínimamente decentes saben que las mujeres no viven esperando a que les caiga un anillo en el dedo, como el tío del anuncio de Donuts.

2. Vocabulario

Los machotes rancios usan términos como zorra, guarra y feminazi. Los hombres mínimamente decentes saben que no deben usar insultos sexistas y que no viven en un Hembrismo.

3. Tiempo

Los machotes rancios creen que todo su tiempo libre es suyo y cargan la responsabilidad de los cuidados y el trabajo doméstico en su pareja. Los hombres mínimamente decentes seguramente también, aunque menos.

4. Perdón

Los machotes rancios creen que su pareja debe perdonarles instantáneamente cualquier cosa, sin trabajarse ni hacer ningún esfuerzo para compensar o redimir a su pareja. Los hombres mínimamente decentes saben que las heridas pueden tardar en curarse y no culpabilizan a su pareja por ello.

5. Miedo

Los machotes rancios tienen miedo de abrazar a sus colegas, por si piensan que se ha vuelto “maricón”. Los hombres mínimamente decentes también, pero no usan la palabra “maricón” como insulto.

6. Diferenciar

Los machotes rancios ignoran a su pareja cuando dice “no” o se resiste a tener sexo. Los hombres mínimamente decentes no violan.

7. Venganza

Los machotes rancios publican vídeos y fotos íntimas de sus ex’s en internet por despecho. Los hombres mínimamente decentes saben que eso es delito.

8. En el Amor

Los machotes rancios tienen miedo a la responsabilidad y huyen de la intimidad y la proximidad emocional para no tener que hacerse cargo de las tareas de cuidados que una relación requiere. Los hombres mínimamente decentes saben responsabilizarse de las tareas de cuidados cuando se implican en una relación afectiva.

9. Hogar

Los machotes rancios piensan que las obligaciones del hogar no van con ellos y se quejan cuando su pareja les exige. Los hombres mínimamente decentes no siempre hacen el 50%, pero no se quejan cuando se les reprocha.

10. Planes

Los machotes rancios esperan que estemos libres en el último momento incluso el día de nuestro cumpleaños. Los hombres mínimamente decentes respetan tu tiempo y hacen planes con cierta antelación.

11. En la cama

Los machotes rancios te coaccionan llamándote inmadura si no haces lo que a ellos les parezca. Los hombres mínimamente decentes no violan.

Extra

Los machotes rancios entrarán a trolear a la sección de comentarios. Los hombres mínimamente decentes lo compartirán.

La entrada Las 11 diferencias entre los machotes rancios y los hombres mínimamente decentes aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/02/diferencias-hombres-machistas/feed/ 36
Si eres negra, no te dejes el DNI en casa http://www.locarconio.com/2017/02/registros-detenciones-motivos-raciales/ http://www.locarconio.com/2017/02/registros-detenciones-motivos-raciales/#comments Mon, 13 Feb 2017 16:57:14 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9564 La primera vez que me pararon iba a coger el autobús camino de mi clase de danza. Una pareja de la Guardia Civil me cortó el paso y me pidió […]

La entrada Si eres negra, no te dejes el DNI en casa aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Mujer negra ante policía.
Leisha Evans enfrentándose a la policía durante la marcha de Baton Rouge en julio de 2016 (Fuente: BBC).

La primera vez que me pararon iba a coger el autobús camino de mi clase de danza. Una pareja de la Guardia Civil me cortó el paso y me pidió los papeles. Yo no llevaba el DNI. Ni siquiera sabía que tenía que llevarlo. Me dijeron que, por esa vez, me dejaban estar, pero que la siguiente vez me llevarían al calabozo. Me pasé el viaje en bus llorando. Tenía 13 años.

Mi amiga Iris salía de hacer la compra con su marido. Iris es mestiza y su marido es negro. Les pidieron la documentación. Su marido la llevaba. Iris no llevaba el DNI, pero les enseñó el documento digitalizado en su teléfono móvil. Los policías le preguntaron dónde había hecho la falsificación y la llevaron al calabozo y, a pesar de que su marido estaba en la comisaría una hora después con el DNI de Iris, ella estuvo retenida 4 horas más en las que tuvo que aguantar estoicamente comentarios machistas y racistas humillantes e hirientes. Me telefoneó para contármelo cuando salió; lloramos juntas al teléfono por la rabia y la injusticia.

Esta es mi experiencia y la de Iris. Pero también es la de Clebia, a la que llegaron a parar hasta tres veces en un día y cuando preguntó si había algún motivo, le espetaron un “porque lo digo yo” como toda explicación.

Es la experiencia de Johanna, mestiza, yendo con su madre blanca cuando, con 19 años, un policía le pidió el DNI ante la mirada estupefacta de su madre, y le advirtió que no volviera a salir nunca más sin la documentación.

Registros y detenciones por motivos raciales

Podría hablar de las experiencias de Dunia, Mariel, Agnes, Boñaúsese, Jaai, Estela, Patri, Astrid, Kaire, Silvia, Yasiris, Mayé, Esther…

Puedo hablar de las experiencias de algunos hombres negros con la policía pero mejor lee las de Elizeo, Josué, Cheikh, Abraham o Danilson en este artículo.

Puedo seguir contando muchas experiencias de personas negras a las que la policía ha parado para requerirles la documentación cuando se limitaban a circular libremente por la ciudad sin llevar a cabo nada sospechoso, haciendo algo tan cotidiano como ir a la universidad, al trabajo, a la compra, viajar en transporte público, esperar dentro de un coche a otra persona, tomar una copa, caminar cargando una mochila a la espalda.

Podría poner muchos ejemplos más, pero terminaré con el caso de Berta, a quien requirieron la documentación en la Plaza del Sol de Madrid. Cuando preguntó por el motivo, le dijeron que se trataba de un control policial rutinario. Berta preguntó entonces que, si se trataba de algo rutinario, por qué solo le pedían la documentación a ella. El policía respondió que se limitaba a hacer su trabajo.

Hacer su trabajo. Aquí es donde, en mi opinión, radica el problema. Ante la respuesta que le dieron a Berta, entiendo que los agentes de policía tienen indicación de pararnos a las personas negras. ¿A santo de qué y con qué motivos?

¿Puede ser uno de esos motivos el hecho de garantizar la seguridad general? Podría ser. Pero si es así, ¿se garantiza la seguridad general a costa de la inseguridad de un colectivo? Porque, por más que yo haya normalizado que soy sujeto de desconfianza solo por tener más melanina, no dejo de sentir inseguridad.

Además de sentir inseguridad, me siento humillada. Caminas por la calle, te cruzas con la policía, te detienen para pedirte la documentación y entonces da igual lo que estuveras haciendo o adonde fueras: te tienes que parar.

Eso implica llegar tarde, no sé, a recoger a tus hijes del colegio, a una entrevista de trabajo… ¿y qué le dices a quien te entrevista? ¿Mientes? ¿Le dices la verdad? ¿Le dices algo como «siento llegar tarde. Es que la poli me ha parado para pedirme los papeles»? ¿Se lo va a creer? ¿Con qué cara te va a mirar? ¿Te va a contratar?

Este tipo de detenciones, además, siguen confirmando en parte de la población esa desconfianza hacia las personas de mi colectivo. Y mientras tú ya te sientes incómoda, parada en medio de cualquier calle por la policía que revisa tu documentación (aunque les dés un DNI), la gente que pasa por tu lado te mira y piensa “algo habrá hecho”. Y eso acrecenta la incomodidad de la persona detenida.

En ocasiones, cuando comparto con personas blancas el malestar que me produce el hecho de que a mí la policía me pueda parar por la calle porque sí para requerirme la documentación sin más motivo, me encuentro con la incomprensión de que no entienden que no es lo mismo que les paren a ellas porque llevan pintas. No es lo mismo. No lo es.

Hace unos años, le decía a un amigo lo injusto que me parecía el hecho de que la policía me pare para pedirme la documentación por ser negra. En ese momento, mi amigo me dijo algo como que “bueno, si un pelirrojo comete un delito, pues es normal que le pidan la documentación a todos los pelirrojos, ¿no?”. Decidí no contestarle por muchos motivos. Pero para mí estaba claro que no era lo mismo.

A día de hoy mi amigo entiende que no es lo mismo. Se ha dado cuenta de que su ejemplo era un mal ejemplo, porque él partía del hecho de que buscaban a alguien por un delito.

¿Qué delito cometemos cometo yo, como mujer negra, cuando salgo a la calle? ¿Tener la piel de un color diferente al de la mayoría de la sociedad? ¿Eso justifica las identificaciones policiales por perfíl étnico?

Ante los delitos de odio, ¿justicia?

En cuanto a la justicia, la cosa no está mucho mejor. En marzo del año pasado denuncié un comentario abiertamente racista que un energúmeno dejó en mi vídeo Ser mujer negra en España. Bueno, denuncié a varios usuarios por insultos claramente racistas y machistas.

El pasado mes de diciembre la Fiscalía Provincial de Barcelona decidía archivar la denuncia a pesar de que a raíz de la investigación policial se detectó contenido potencialmente peligroso en el perfil de uno de los usuarios que denuncié.

Esta decisión a mí me genera indefensión. Esta decisión a mí me hace constatar el racismo institucional. Parece que, por ser negra, soy sujeto de desconfianza, pero no sujeto digno de protección. Y eso es doloroso, desesperante e injusto.

Mi querido amigo y fotógrafo Rubén H. Bermúdez publicaba un artículo en Radio Africa Magazine titulado “Escribir sobre racismo es violento”. Hablar sobre racismo también es violento. Señalar conductas racistas es violento, y lo es sobre todo cuando a la mayoría de las personas blancas les cuesta admitir el racismo estructural en el que se han educado, el racismo estructural en el que nos hemos educado, y me incluyo, porque yo he nacido, me he criado y he estudiado en España.

Y cuando el racismo es estructural, las administraciones, las instituciones y todos los estamentos de la sociedad también están impregnados de él. Y ese racismo está tan arraigado que no se ve si quienes lo vivimos en primera persona no lo señalamos. Pues yo lo señalo. Y es un alivio que otras personas que no viven directamente esta discriminación, pero que se revisan y se deconstruyen, se pongan a mi lado y lo señalen conmigo, con nosotras.

Aún así, tengo que oír a veces comentarios del estilo de que me he beneficiado de un sistema que critico, porque he tenido la facilidad y los medios para formarme y tener una buena educación, señalando que en algunos países esto es un privilegio.

Y sí, en otros países, tener formación universitaria o un empleo en la administración pública siendo mujer negra es impensable. Pero yo no vivo en otros países. Vivo en Catalunya. Por eso lucho por que Catalunya se convierta en una sociedad más igualitaria. Que a veces, escuchando a determinadas personas, parece que, como vivimos en una sociedad con determinados derechos adquiridos, nos tengamos que conformar, bajar la cabeza y renunciar a mejorar. Y así es como se cae en el inmovilismo.

La ONU ha proclamado el Decenio Internacional para los Afrodescendientes, que empezó el día 01/01/2015 y finalizará el 31/12/2024. Uno de los objetivos de este decenio internacional es, y cito textualmente, “promover el respeto, la protección y la realización de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de los afrodescendientes, como se reconoce en la Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Y, como parte de la ejecución del programa de actividades del Decenio Internacional para los Afrodescendientes, la Asamblea General establece que “A nivel nacional, los Estados deberían adoptar medidas concretas y prácticas mediante la aprobación y aplicación efectiva de marcos jurídicos nacionales e internacionales y de políticas y programas de lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia a que se enfrentan los afrodescendientes”.

Lo que yo entiendo de la proclamación de la ONU es que este organismo reconoce que los derechos humanos de los afrodescendientes deben promoverse y protegerse. A ver si, de una vez por todas, se vela por la protección de todas las personas y dejan de ser necesarias medidas como ésta de la ONU.

A ver si las administraciones se ponen las pilas. A ver si dejan de criminalizarnos y deciden protegernos de una vez.

La entrada Si eres negra, no te dejes el DNI en casa aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/02/registros-detenciones-motivos-raciales/feed/ 6
¿Laicismo beligerante? Sí, existe. http://www.locarconio.com/2017/02/laicismo-beligerante-si-existe/ http://www.locarconio.com/2017/02/laicismo-beligerante-si-existe/#comments Wed, 08 Feb 2017 14:35:15 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9446 Con este articulo pretendo, simplemente, poner sobre la mesa con un poco de humor que desde que se hizo pública mi participación en este medio han sido una constante los […]

La entrada ¿Laicismo beligerante? Sí, existe. aparece primero en Locas del Coño.

]]>

Con este articulo pretendo, simplemente, poner sobre la mesa con un poco de humor que desde que se hizo pública mi participación en este medio han sido una constante los mensajes cuestionando la posibilidad de compaginar varias de mis identidades. Con el tiempo iré subiendo artículos sobre cómo convivo con ellas, quienes más trabajan sobre el tema y cómo algo que parece tan imposible al final sólo lo es cuando nos empeñamos en meter todo en las diminutas cajas que nos han hecho creer que existen. Sólo os pido un poco de paciencia y estar dispuestes a liberaros de prejuicios.

Salir del armario como creyente y encontrarse laicismo … ¿Que?

Hace unos tres años largos acudí a una charla sobre: islam, izquierda y lucha por la liberación. Yo aún estaba en trámites para salir del armario como creyente y me presentaba más como curiosa que como alguien con verdadera necesidad espiritual por conocer y conocer sobre estos temas. ¿El motivo de eso? La pereza total de tener que dar explicaciones. Me resultaba mucho más cómodo ser feminista en la calle y dejar la espiritualidad para casa.

Entre las ponentes Brigitte Vasallo, Nahella Ashraf, y Neus Roca debatían sobre la importancia de la interseccionalidad y lo incómodo del laicismo beligerante que sufrían en muchas ocasiones las comunidades musulmanas. Ahí fue cuando yo dije: “¡Eh! ¡Wow, esto a mi también me pasa!” En su momento escribí un artículo sobre ello:

Y me ofende que me me juzguen. Que me juzguen los católicos cuando me ven entrar en algún templo es algo que se que va a pasar, No espero lo contrario, sería infantil e inocente. Pero que personas de izquierdas, que se declaran progresistas me miren mal y cuestionen mis decisiones me sorprende y me molesta. Sobre todo, porque sus argumentos son fácilisimos de desmontar, porque no se han documentado y argumentan desde el desconocimiento y la ignorancia. Y lo peor no es que desconozcan y juzguen, lo peor es que encima esten orgullosos de su desconocimiento y sean arrogantes. Por favor, yo animaría a esas personas a escuchar y aprender antes de emitir una opinión (que no es lo mismo que un juicio!) Dejad de daroslas de respetuosos y progresistas y cuestionaros un poquito… porque resulta altamente agobiante tener que estar dando explicaciones constantemente.
Islam, izquierda y lucha por la liberación en Queer Punk Riot

Tras mucho pensar, voy a intentar ser breve y hacer un TOP5 de las cosas que más nos molestan a las personas espirituales. (Recordad que hablo como cristiana, imagino que a otras espiritualidades se las cuestiona con otros puntos. Pero pensad también que como cristiana tengo una desventaja: la gente cree que sabe de que habla porque de pequeñe fue a un colegio de monjas, el cura de su pueblo fue desagradable con su hermano que es gay o bien hay un pasaje de la Biblia que dice x y eso ya es un argumento (sin más ejercicio de exégesis, ni estudio, ni comprensión del momento histórico del texto, ni nada. Comprendéis mi desesperación , ¿Verdad?). Sin más dilación, ahí va:

Las 5 frases que más molestan a las personas espirituales

  1. La cara de sorpresa de las personas al enterarse de que eres creyente y el: –¿En serio crees? Pero…tu parecías … osea, como tan progre… Entonces, ¿Crees en Adan y Eva y todo eso? No hagáis eso, por favor. Ser creyente no significa creer a pies juntillas todo lo que pone en un libro de hace 2000 años. (Tampoco implica ser judeo-cristiane, hay más espiritualiades)
  1. La cosa todavía no ha empeorado del todo, todavía pueden decirte: – Osea, no digo que tú seas tonta, porque tú eres muy inteligente… por eso me sorprende… Pero estarás conmigo en que la mayoría de gente que es creyente es muy sectaria, pobre, ignorante y se creen muchas tonterías… Además siempre intentan imponer su opinión. Pero no digo que tu seas así. Claro, porque tu conoces a todas las personas creyentes de todas las espiritualidades y sabes como son. Eso no es un argumento, es una suposición llena de prejuicios y además es clasista porque estas asociando una manera de pensar a la ignorancia y esa ignorancia a la clase socio económica de las personas.
  1. Si la conversación no sigue por el punto 2, no te preocupes que empeorar siempre puede empeorar, por ejemplo podría ir por la siguiente vía: – Pero a ver, cari… tu vales para mucho más, como puedes creerte esos cuentos. ¿Tu estás bien? Porque es normal creer en Dios cuando una esta mal y, oye, igual va a ser que estas deprimida o necesitas respuestas que no encuentras y te aferras a eso. En serio, ¿tanto cuesta de comprender que crea en algo? No, no estoy perdida y no me infantiliceis, gracias. (Y aunque estuviera perdida, merezco que se respeten mis creencias). Y de paso, no seáis capacitistas. Creer es algo que sale de dentro y fin, sin tener que estar rota ni desesperada ni porque sea una más o menos capaz de encontrar respuestas. Y como tal, merece respeto.
  2. Yo lo entiendo y casi lo respeto, pero a ver… pruebas no tienes. Claro, porque tu tienes en tu casa un armario lleno de pruebas de física cuántica de nivel avanzado y cada noche te las miras para estar segurisime de que Dios, Allah, o en lo que sea que creamos nosotres no existe. Vuelve a ese cajoncito a pensar lo que acabas de decir, anda.
  3. Como vas a ser creyente, no puedes ser creyente porque tu eres feminista, poliamorosa y mil cosas que la iglesia rechaza. Sorpresa, la institución y la espiritualidad no son lo mismo. Puedo ser creyente y puedo ser feminista, bollera y poliamorosa si me apetece. A la institución déjame que me ocupe yo de intentar cambiarla, tu ocúpate de cambiar tus prejuicios.

>Y … un Bonus Track, El top MARAVILLA de las respuestas al enterarse de la espiritualidad ajena:

La persona de turno saca la Biblia (o lo busca en Internet, sin ningún complejo) y ¡Redoble de tambores!: te cita un capítulo – versículo que supuestamente va a desmontar por completo tu fé. Como si nunca hubieras leído los textos, como si jamás te hubieras cuestionado nada.

Esto es el mansplaining por excelencia, el laicosplaning o ateosplaining, como queráis llamarlo. Este motivo maravilla es el que me llevó a la universidad. La única manera que encuentro de entender esto como algo divertido es convertirlo en un duelo de versículos. Probadlo, es fácil ganar si eres una friki de los textos.

La entrada ¿Laicismo beligerante? Sí, existe. aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/02/laicismo-beligerante-si-existe/feed/ 7
Las universidades que no amaban a las mujeres http://www.locarconio.com/2017/02/las-universidades-que-no-amaban-a-las-mujeres/ http://www.locarconio.com/2017/02/las-universidades-que-no-amaban-a-las-mujeres/#comments Wed, 01 Feb 2017 13:37:06 +0000 http://www.locarconio.com/?p=9503 A principios del mes de enero nos levantábamos con la noticia de que el catedrático y exdecano de la Universidad de Sevilla era condenado por abusar sexualmente de dos profesoras […]

La entrada Las universidades que no amaban a las mujeres aparece primero en Locas del Coño.

]]>
Fotografía de la exposición “Mujeres en vanguardia: la residencia de señoritas en su centenario 1915-1936” realizada en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

A principios del mes de enero nos levantábamos con la noticia de que el catedrático y exdecano de la Universidad de Sevilla era condenado por abusar sexualmente de dos profesoras y una becaria de su departamento. La gente se preguntaba cómo pudo pasar eso en una universidad; cómo nadie se había dado cuenta de lo que estaba pasando antes.

Sí, querides, estas cosas pasan, porque la universidad no es un pequeño mundo de algodón y de igualdad para todas las mujeres que estudiamos/trabajamos allí. Como en cualquier situación, el repulsivo comportamiento del exdecano es la punta del iceberg de una serie de prácticas que la universidad mantiene y se encarga de perpetuar.

De hecho, si protestas te pueden abrir expediente, tal y cómo les pasó a las valientes de la Universidad de Santiago este verano, que ante las machiruleces de su profesor (del tipo: “ya te dije el primer día que me desconcentraba tu escote” o “te empeñas en traer escote hasta el ombligo”), respondieron con fuertes protestas. Si te decides a luchar puedes estar en pleito durante una década, tal y como le pasó a la profesora de la Universidad de Murcia que denunció al catedrático F. Alonso por plagio y por acoso.

En mi caso, esta diferencia entre hombres y mujeres quedó latente desde el primer día de clase. El catedrático quería ir un poco de enrollado un poco de autoridad. Así, fifty-fifty. Dejando muy claro su machismo empezó a contar un poco a ojo cuantas mujeres éramos. Para que os podáis hacer una idea: al tratarse de una carrera de letras, seríamos como el 80% más o menos.

-¡¡¡Cuántas mujeres!!! –exclamó un poco frustrado- Claro… como es una carrera de M. M. C. … Sí, una carrera de “Mientras Me Caso”…

Creo que ese era el objetivo de todas nosotras. Buscar un partidazo, caer rendidas en los brazos de un maromo que nos sacara de la pronta e inevitable miseria de las carreras “sin salida” como la nuestra. Habíamos estudiado un bachillerato para poder entrar a una facultad que nos diera la formación suficiente para recitar Shakespeare mientras fregábamos o saber “un poco de tó” para no aburrir y repetirnos con los mismos temas de siempre durante el tentempié del mediodía.

Así pues, aunque todas sabíamos que ese comentario rancio era muy grave, la clase entera sonrió un poco estúpidamente pensando si había escuchado bien o si lo había malinterpretado; aunque no sé qué narices podríamos interpretar mal en una frase de 15 palabras, 1 sigla y 6 puntos suspensivos.

En esa misma Universidad de renombre, un año o dos después sufríamos antes, durante y después de la clase, los chistes “sobre mujeres” que nos contaba otro de nuestros machiprofesores. Y claro, si no nos reíamos nos preguntaba que por qué no nos hacía gracia, que en esta vida había que tener humor. Que había que aprender a reírse de todo.

¿Quién se iba a enzarzar con este buen señor? ¿Quién le iba a explicar los límites entre lo que es humor y lo que son comentarios pasadísimos de rosca hechos desde una posición de privilegio? Nadie. Porque además de la pereza que da intentar desmontar cosas tan básicas, él tenía una posición de poder, era él quien te iba a evaluar después, era el hombre del que se habían quejado numerses alumnes años anteriores… y que ahí seguía, explicándonos la diferencia entre las edades de las mujeres a la hora de llevárselas a la cama.

La punta del iceberg son los abusos sexuales. Lo que está bajo el agua, lo que no vemos, son los chistes machistas que nos contaban los profesores al salir de clase para hacerse los graciosetes, es el no valorar nuestras opiniones, es el hacer comentarios sobre cómo nos vestimos. Es ver las estadísticas del estudio realizado en enero de 2016, que refleja cómo a pesar de que el 66% de las víctimas cuentan a alguien su situación, solamente llega a denunciar el 8% de ellas.

Es leer la página web de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de  la Calidad y de la Acreditación), un organismo que se encarga de hacer una evaluación de los docentes de las universidades de toda España, y darse cuenta de que este tipo de comportamientos no aparecen, como si al no escribirlos no existieran. Un poco avestruz, que mete la cabeza en la tierra para que lo que la asusta deje de existir.

Estudiar en la Universidad española ha sido para mí la desilusión de darme cuenta de que es un sistema que no solamente hace impunes, sino que respalda absolutamente, a los hombres que dan rienda suelta a su machismo más casposo. Las mujeres necesitamos de la universidad apoyo cuando se denuncien actitudes machistas, y por supuesto intransigencia total para los agresores, sean quienes sean. Hayan escrito mil artículos de investigación, sean notablemente eruditos, hayan dirigido 800 tesis, sean rectores, decanos, catedráticos o directores de instituciones prestigiosas.

Por favor, tolerancia cero ante este tipo de actitudes. Queremos estudiar y trabajar tranquilas.

La entrada Las universidades que no amaban a las mujeres aparece primero en Locas del Coño.

]]>
http://www.locarconio.com/2017/02/las-universidades-que-no-amaban-a-las-mujeres/feed/ 2