Nuestra niñez patriarcal

Cómo la educación patriarcal nos hace creer desde pequeñas que lo único importante es encontrar a un hombre que nos quiera. Hace unos días encontré el diario que escribí a los 12 años. Absolutamente todo lo que escribía giraba entorno al sexo masculino, todo eso acompañado de algunos comentarios, obviamente negativos y denigrantes sobre mi físico.

La feminista perfecta

¿Lo que para una es liberador y empoderante puede ser patriarcal y alienante para otra? Feministas radicales, moderadas o conservadoras… Las hay de tantos tipos que a la hora de querer aprender sobre el feminismo no sabes por donde empezar. Algunas dirán que el feminismo solamente protege a la mujer, otras que también a los varones, otras te hablarán de feminismo interseccional y otras de feminismo animalista y antiespecista. ¿Deconstruir el género o abolirlo? ¿Regular la prostitución o penalizar al cliente? ¿Espacios no mixtos o espacios inclusivos? También dice la leyenda que hay feministas depiladas y otras sin depilar, feministas que enseñan su cuerpo y otras que no…

Dogmas machistas: La brecha salarial no existe

Explicación de la brecha salarial. El sexismo como fallo del mercado. ¿En qué se apoyan para negar existencia de la brecha de género? En que hay leyes que prohíben la discriminación salarial. Ya, claro, y también hay leyes que prohíben la corrupción, ¿significa eso acaso que la corrupción no existe? Uno de mis argumentos favoritos para negar la existencia de la brecha salarial es el siguiente: Si las mujeres realmente cobraran un 20% menos, entonces las empresas sólo contratarían mujeres y así tendrían más beneficios. Si no lo hacen es porque no hay brecha salarial. En teoría parece lógico, ¿verdad? Solo que se apoya en una serie de premisas que no se dan en el mundo real

Mujeres rompiendo los roles de género

La sociedad, sólo por ser de género femenino, nos impone una serie de roles de género como son la cocina, los hijos, el marido, la limpieza, la dependencia, los cuidados en general, la sumisión, el sometimiento, los colores pastel, el parto, el dolor, el sufrimiento, el golpe, la agresión, la disminución de sueldo, la explotación… Podemos ser y hacer mucho más que eso. Podemos revolucionar y revolucionarnos.

De como me ayudó el feminismo a crecer y aceptar mi asexualidad

Vivía –vivo- en una sociedad hipersexualizada donde se espera una continuidad de tus actos, donde no cabe la posibilidad que dos personas puedan llegar a estar juntas sin necesidad de llegar a la cama. Porque parece que entonces es solo amistad, porque es lo normativo. Me hicieron creer que tarde o temprano me “adaptaría” a esa normatividad. No entendían que exista una atracción no-sexual.

Saliva y género. El lenguaje condiciona nuestra mirada

Me preocupa el poco valor que se le dan a las palabras, al gran poder que tiene el lenguaje para representar la sociedad en la que vivimos y condicionar cómo pensamos, y que a éste hecho no se le de importancia. Desde que George Lakoff definió la importancia de los marcos mentales en ciencia cognitiva para condicionar el razonamiento analítico, no entiendo el empecinamiento en seguir repitiendo que el lenguaje es algo aséptico. Cuando la información que recibimos (los datos) no se conforman a los marcos inscritos en nuestro cerebro, nos quedamos con los marcos e ignoramos los hechos. Y, sin embargo, nos siguen bombardeando con que el lenguaje no nos condiciona, que no es más que una herramienta de comunicación socialmente neutra.