La televisión y los medios de comunicación me hacen sentir fea y vieja

Recibo cientos de mensajes al día de mujeres hiper-estetificadas que me dicen que han encontrado una solución a los problemas de mi piel. No me había dado cuenta de todos esos problemas y ellas ya tienen la solución. Resulta que también estoy gorda y tengo el pelo encrespado y seco, sin brillo. Si fuese mamá, probablemente sería una mala madre, si no hiciese todo lo posible por comprar lo mejor para mi bebé. Para los hombres también tienen muchas perlas, pero no me doy mucha cuenta de cuáles, porque algo en mí desconecta cuando un anuncio va dirigido ellos. No están hablando conmigo. Como mucho me puedo identificar con esa cara bonita que le abraza por detrás cuando se afeita bien.

Simone de Beauvoir y Susana Thénon responden a Eduardo Galeano

En cada acto sobre violencia de género al que asistí siempre había un hombre que leía este texto de Eduardo Galeano: “Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, que hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los supermachos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo.”