Advertencias a un macho condescendiente

Respuesta abierta a Miguel Dalmau por su artículo Advertencias a una señorita en el Diario de Mallorca.

Estoy segura de que si nos cruzáramos por la calle, yo no sería invisible para ti. Me ficharías con la mirada, me darías un repaso a culo, tetas y cara y valorarías si a tu juicio estoy buena o no. Si decidieras que sí, probablemente sentirías la necesidad de hacérmelo saber, ya que tienes muy claro que toda mujer debe conocer tu opinión sobre su cuerpo.

Tras una vida dedicada a equivocarme me quedan pocas certezas. La primera es que los hombres no sois unos salvajes irracionales, sino que sois perfectamente capaces de controlar vuestros instintos y vuestras emociones igual que lo somos nosotras. La segunda, que si no es tu caso y tú sí te consideras un simio de necesidades y pulsiones sexuales incontrolables, resultas un peligro para la sociedad y para las mujeres, por lo que deberás ser encerrado y castrado.

Desgraciadamente para ti, vivimos en una época donde te han enseñado que las mujeres son objetos sexuales para tu disfrute, y donde te han convencido de que puedes hacer lo que te dé la gana. Luego llegan las lágrimas y la podadora.

En este sentido un hombre como tú sólo puede meterse en problemas por una razón: ser un macho condescendiente que nos sigue tratando con paternalismo y nos pretende aconsejar sobre cómo evitar ser violadas. ¿Cómo explicártelo? Un macho busca problemas cuando culpabiliza a las víctimas de las violaciones y quita responsabilidad a los violadores. Las causas de una violación no son ir por calles oscuras, ni la minifalda, ni el escote, ni el alcohol ni la actitud provocativa: la causa son los violadores. Un macho busca problemas cuando se deja arrastrar por ese discurso tan antiguo y tan actual a la vez de que las calles son de los hombres y las mujeres deben privarse de su libertad, recluirse en el espacio privado y esconderse o taparse para evitar problemas.

causas violacion miguel dalmau culpar a la víctima
Causas de la violación por Lidia Infante

Un consejo: cierra la boca. Porque no tienes ni idea de cómo funciona el cuerpo ni la naturaleza humana. Vives en tu antiguo mundo que se cae a pedazos y no te estás dando cuenta, crees en una sociedad donde los hombres son agresivos y sexualmente incontrolables por naturaleza y no por aprendizaje social. Pero no es así y nosotras lo sabemos, pero sigues aferrándote a ese discurso que mantiene tus privilegios y tu estatus social de opresor que encierra el máximo riesgo. Sobre todo para ti. Cada vez que te digan que una mujer es culpable de haber sido violada, no les creas. Cada vez que te animen a utilizar expresiones como “vestirte como una putilla”, pregúntate si en vez de aconsejar a las mujeres sobre qué hacer para evitar ser violadas no sería más adecuado enseñar a los hombres a no violar. Luego sigue tu camino si es que te dejamos.

Pero aprende a escuchar a las mujeres, esas que no tenemos nada que perder porque somos, de momento, ciudadanas de segunda, pero tenemos mucho que ganar con la desdicha de machos paternalistas y vuestros patéticos intentos de llamar la atención. Aciertas al llamarte a ti mismo invisible, de cada vez lo sois más. Menos acertada es tu idea de llamarnos “señoritas”: ni lo somos ni lo queremos ser. Somos lo que nos dé la gana, somos libres, somos fuertes y las calles también son nuestras.

 

About Xesca Sastre

13 thoughts on “Advertencias a un macho condescendiente

  1. Asco y repulsa cada dia, por sentirme como una lechuga expuesta en una vitrina… Y no poder relajarte porque cuando te dices a ti misma: venga no estara mirando otra cosa, haces la prueba de comprobacion mirandole fijamente a los ojos y…bingo! Machirulo al canto! Muchos creen que mirarles malamente y fijamente a los ojos significa que quieres algo. Eso ya me saca de quicio!!.Otras veces, he contestado: que estas mirando? Y todavia me han llamado creida!!!!!! Que asquito. Me encantaria tener el poder de escupir veneno como las serpientes y ya te digo yo que iba a quedarme agusto y mas de tres ciegos, al menos por un rato.

    1. A mi también me ha pasado, es súper habitual que cuando les contestes pases a ser una creída, gorda, fea, zorra, puta… Más argumentos para decir que no es una cuestión de sexo, es una cuestión de poder.

    2. Entiendo a lo que te refieres. Muchas veces más de un tío te hará un repaso con la mirada, te “pasará la ITV” por así decirlo. Y yo, que soy hombre, admito haberlo hecho muchas veces. Pero es importante distinguir varias cosas: pongamos dos casos de un hombre que mira a una mujer por la calle (dejemos los violadores a un lado por un momento).

      Caso 1. Soy un hombre al que le gustan las mujeres. Veo una chica que me parece atractiva. La miro, quizá de arriba a abajo porque me gusta la vista. Pero soy discreto, no me quedo mirando lascivamente porque no solo pienso en sexo o en “qué buena está esa tía” y además, soy perfectamente consciente de que una chica no es un objeto, es una persona como cualquier otra. Pero aún así, físicamente me gusta. Puede que intente conocerla, puede que no, pero no voy a intentar invadir su intimidad ni nada parecido. Simplemente la encuentro atractiva, eso es todo. Mirar un poco no es un crimen.

      Caso 2. Soy un hombre al que le gustan las mujeres. Veo una chica que está buena. Como macho que soy, intento seducirla. Puede que piense en ella como un objeto y, si se pone ese escote o esa minifalda, será por algo. O puede que no, pero aún así me veo en mi derecho de intentar algo con ella así, de primeras. No soy consciente de que a lo mejor a ella no le gusta que alguien haga eso y que quizá estoy invadiendo su intimidad. La miro todo el rato descaradamente, casi acosándola, y a la primera oportunidad que veo, intento hablar con ella para “ver si cae”.

      Supongo y entiendo que los hombres a los que te refieres son los del segundo caso. No suelen respetar tu intimidad y solo te ven como un pedazo de carne, y sí, tienen su mente constantemente en el sexo. Lo que hacen no es ningún delito, pero no es moralmente correcto y puede resultar agobiante para la otra persona.
      En cambio, el primer caso yo lo veo como una persona normal. No te falta al respeto en  ningún momento, simplemente le resultas atractiva y quizá te eche miraditas, sin llegar a acosarte ni nada parecido. Tampoco intenta invadir tu intimidad. Quizá se acerque a hablar contigo porque quiere conocerte, porque le has gustado, pero no te considera un objeto sexual. Además, pongámonos en el caso contrario. Una chica puede hacer exactamente lo mismo si ve a un chico que le resulta atractivo. Y no pasa nada. Cada uno es libre y el uso correcto de su libertad consiste en respetar la libertad de los demás.
      Todo esto es resultado directo de la cultura y la educación que uno reciba desde es pequeño. Sin embargo, los violadores son personas que no están bien de la cabeza. Tienen uno o varios trastornos psicológicos. No son personas normales.
      Ahora bien, estoy muy de acuerdo con este artículo siempre y cuando todos seamos capaces de ver la diferencia entre un hombre, un “macho condescendiente” y un violador, como aquí se habla.
      Un saludo.

      1. Sabemos distinguir un violador de un tío random, no necesitamos que venga otro macho condescendiente a darnos clases y tratarnos como a niñas tontas. Si te consideras del caso uno, ¿para qué te das por aludido? ¿Qué estás viniendo a contarnos? ¿Si crees que lo que haces está bien, por que has dedicado este ratazo a escribirnos un tocho de comentario como si fuéramos imbéciles? Recuerda: si pica, cura.

  2. Puaj, había olvidado este vómito de Dalmau y ahora siento náuseas de nuevo…

    Estoy especialmente de acuerdo en que este… ¿ser? se “considera un simio de necesidades y pulsiones sexuales incontrolables”, o al menos eso de “no hagas caso a mujeres de ideas avanzadas […] Porque no tienen la menor idea de como funciona el cuerpo”, además de paternalista, suena a justificación personal, ¿o me he perdido algo?

  3. Este señor por lo visto culpa a las mujeres de su propio comportamiento salvaje y repulsivo, como en busca de una redención imposible: “soy un monstruo, haz todo en cuanto puedas para que no te haga nada malo”. Pero lo que lamentablemente está diciendo, y se dice en todas partes, ya no es culpabilizar a la víctima, es normalizar al violador. “No se puede hacer nada, así que nos centramos en que las víctimas hagan para no serlo”. ¿Por qué? ¿Por qué no se hace un discurso contundente contra eso? ¿Contra ellos?. ¿Por qué no se les criminaliza, ridiculiza? ¿Por qué cuando hay un asesinato machista no salen las autoridades apelando al asesino? ¿Por qué solo hablan de la victima y del asesinato, como si fuese una cosa caida del cielo?

    Y otra cosa. Que la mujer no es libre… Ni para caminar, ni para beber, ni para vestir, como si un fenómeno meteorológico (algo incontrolable e inevitable) viniese con muchas probabilidades a violarla. Las mujeres somos libres de hacer lo que nos de la gana, son ellos los que no nos dejan ser libres, los que interpretan como les sale de los cojones cómo vestimos, cómo miramos, qué decimos, como si todo lo que hacemos fuese por ellos, destinado a su deleite. Aqui una vez más, el poder y consecuentemente la posesión, posesión del 50% de la humanidad. Que no es poco.

    ¡Hasta el coño ya!

  4. Lo siento, pero todo este argumento es falaz desde su comienzo. Empieza asumiendo que los hombres somos violadores constantes, incluso con la mirada.

    Prosigue con “Enseñarle a los violadores a no violar” como si ellos no supiesen que están haciendo algo malo. La realidad es muy diferente. Los violadores, según varios estudios psicológicos y psiquiátricos, saben que lo que hacen está mal, pero lo hacen por un deseo oculto de poder. El poder sobre sus victimas.

    Entonces, ¿Por que les dicen a las mujeres que aprendan a defenderse y tomen medidas contra ello? Precisamente porque para un violador da igual la cantidad de clases de consentimiento que le des, para un violador es totalmente irrelevante si está bien o mal lo que está haciendo, el (o ella) lo hará de todas formas porque está mal de la cabeza. Por lo tanto lo mas sensato que se puede hacer es hacer que el resto de las personas aprenda a como evitarlos y como evitar las situaciones donde encontrarselos. ¿O acaso tu irías por una calle oscura a la madrugada con un celular de gama alta brillando en tu rostro? Obviamente, es una receta para el desastre. ¿O crees que podemos enseñarle a un ladrón a no robar? El mismo concepto se aplica a un violador.

    No por esto estoy excusando al violador, no. Las violaciones son de los actos mas despreciables que se pueden cometer, y por eso están penados por la ley. Sin embargo, aquí si hay una injusticia tremenda en las leyes y eso es que la violación de una mujer hacia un hombre no está contemplada. Por lo cual si eres un hombre y eres forzado a tener sexo por una mujer, la mujer no será una violadora. Y esos casos ocurren diariamente, pero nadie les hace caso.

    1. ¿Pero tú has leído el artículo al que esta carta responde, alma de cántaro? Porque esta carta es una respuesta a la carta de Miguel Dalmau publicada en el Diario de Mallorca, en la que en el primer párrafo dice que los hombres son simios salvajes que no pueden evitar follar, y que la mujer que se viste de putilla está buscando problemas. LI-TE-RAL-MEN-TE. Todas tus quejas, a Miguel Dalmau entonces, que es quien asume que LOS HOMBRES no pueden contenerse de violar porque son simios salvajes que se ponen como motos cuando ven una minifalda y no pueden evitar forzar sexualmente a las mujeres. Es que les vamos provocando, queremos tener libertad para vestirnos como putas pero no para asumir las consecuencias de nuestra libertad y ya se sabe, los chicos son así.

      (los hombres) somos unos salvajes, unos simios irracionales que a duras penas logramos contener nuestros instintos y nuestras emociones (…) A ti (mujer) te han convencido de que puedes hacer lo que te de la gana y luego llegan las lágrimas y las estadísticas. (…) “

      Miguel Dalmau diario de mallorca

    2. Pues deberías informarte mejor ;

      El 98% de los violadores son personas sanas, totalmente conscientes de lo que hacen, pero aún así lo hacen, pero el caso es que son personas sanas “y no mal de la cabeza” como reza el falso tópico social, y te lo dice una experta en el tema. Y para el caso tampoco necesitas ser experto para saberlo porque hoy, tienes los mimos datos desde Wikipedia hasta en cualquier documental de la talla “Documentos TV” asi que no se que documentales verás tu… O simplemente era una treta que te venia bien a mano….

      ¿ Una mujer violando a un hombre ? ¿ Me explicas como ? ¿ Drogándoles la copa por desesperación? Además de antinatural es bastante difícil teniendo en cuenta que las pocas mujeres que llegan a situaciones extremo suelen pagar los servicios de un gigoló (y no todas, las hay que se tiran hasta 2 años sin sexo y más, y tan tranquilas, porque ni sienten que lo echen en falta…) y también por lo general a una mujer pueden darle 2 episodios fuertes en toda su vida, pero aún asi se le pasa y no por ello va a costarse con el primero que tenga a mano porque las mujeres tienen otras necesidades más allá de las físicas…

      Asi que… aún asi la proporción de hombres violados es inferior al 3-2% y en su mayoría las violaciones de hombres son producidas por otros hombres….

      Lo de hacerse los tontos cuando es tan evidente ya rechina…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.