Manifiesto Feminista Ultra-básico

I_see_you_now_wishcandy
Ilustración: Wish Candy

 

Como persona, mujer  y feminista que soy, EXIJO:

  • Que no se me mate ni se me viole ni se me agreda por prepotencia machista.
  • Que no se me acose ni se me juzgue ni se me ofenda por el mero hecho de transitar por la calle, por la ropa que lleve o deje de llevar, o por ser mujer.
  • Que no se me cosifique como si fuera un mero objeto sexual a disposición del hombre.
  • Que no se me someta a una dedicación exclusiva o desproporcionada al cuidado de padres, hijos, enfermos, quehaceres domésticos, abastecimiento, gestión y administración de la casa, y demás labores para las que natural y fisiológicamente estamos exactamente igual de capacitadxs hombres y mujeres.
  • Que no se me esclavice moralmente por medio de los cánones establecidos por una sociedad patriarcal.
  • Que no se menosprecie mi físico por no implantarme pechos o labios, no maquillarme o no llevar escote, no llevar tacones, no ponerme lencería fina, no ir cada semana a la peluquería, no estar delgada, no depilarme como si fuera una niña o no blanquearme el ojete sólo para complacer al machismo.

About MordaZia LesiVa

Machiodiadora profesional. Venenosa, viperina y arpía. Librejodedora lírica.

4 thoughts on “Manifiesto Feminista Ultra-básico

  1. Falta un trozo de texto.

    Os dejo el texto íntegro y original:

     

     
    “Como persona, mujer  y feminista que soy, EXIJO:
    Que no se me mate ni se me viole ni se me agreda por prepotencia machista.
    Que no se me acose ni se me juzgue ni se me ofenda por el mero hecho de transitar por la calle, por la ropa que lleve o deje de llevar, o por ser mujer.
    Que no se me cosifique como si fuera un mero objeto sexual a disposición del hombre.
    Que no se me someta a una dedicación exclusiva o desproporcionada al cuidado de padres, hijos, enfermos, quehaceres domésticos, abastecimiento, gestión y administración de la casa, y demás labores para las que natural y fisiológicamente estamos exactamente igual de capacitadxs hombres y mujeres.
    Que no se me esclavice moralmente por medio de los cánones establecidos por una sociedad patriarcal. Que no se menosprecie mi físico por no implantarme pechos o labios, no maquillarme o no llevar escote, no llevar tacones, no ponerme lencería fina, no ir cada semana a la peluquería, no estar delgada, no depilarme como si fuera una niña o no blanquearme el ojete sólo para complacer al machismo.

    De igual manera y con ello RENUNCIO a:
    Violar, matar o agredir sexualmente a ningún hombre.
    Acosar, molestar o piropear a ningún hombre que transite tranquilamente por la calle.
    Juzgar u ofender a ningún hombre por cómo vaya vestido.
    Cosificar al hombre como si fuera un mero objeto sexual cuya única función es complacerme.
    Exigir una dedicación exclusiva o desproporcionada del hombre a los cuidados de los padres, hijos, enfermos, quehaceres domésticos, abastecimiento, gestión y administración de la casa.
    Obligar a ningún hombre a operarse los pechos o los labios, a maquillarse, llevar escote y tacones, a ponerse lencería fina, ir a la peluquería, depilarse, estar musculado ni blanquearse el ojete para satisfacernos a las mujeres y de esa manera poder ser libre y feliz.”

    Saludos.
     

    1. Hola Morgana, la persona que ha escrito el artículo y la web son españolas. A menudo lo damos por sentado en estas cosas, sin tener en cuenta que en países como Argentina todavía es un lucha encarnizada. Gracias por recordarnoslo 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.