Mi, yo, me, conmigo: El boicot neomachista a Salvados

 

Esta noche se emite el primer programa de la nueva temporada de Salvados, aún está por ver cómo van a tratar el tema, pero ya hay muchos ofendidos que están comentando en el cebo (vídeo que avanza trozos de programa) que ha publicado la cadena en su página de Facebook. A nosotras nos interesa mucho lo que opina la gente sobre que se vaya a dedicar un programa entero a la VdG (Violencia de Género), al Machismo, al #MachismoMata, a la Violencia Machista… ¡Hay que ver, señores! Tantos bautismos con definiciones tan agresivas sin ser la cosa nada de eso, ¿verdad?

Quisiera saber si cada vez que salieron víctimas de ETA, esta gente corre a decir: “Ay, pero y el GAL?

O si cada vez que nos ponemos el lacito rosa para visibilizar el cáncer de mama y promover las mamografías, responden alegres: “¡Eh, muchachos! ¡Aprovechemos y vayamos todos a explorarnos el ano! ¡El cáncer de próstata es peligroso!”

O si cuando se habla sobre los musulmanes que violaron a las mujeres en Colonia, preguntan: “Oye, ¿y los cristianos que quieren legalizar la violación?

O si cada vez que sale un musulmán diciendo barbaridades dicen: “Joder, ¡pues como los Obispos pederastas y nadie hace nada!

En realidad no me lo pregunto. Ya sé la respuesta.

Obviamente existen hombres maltratados, y nadie niega que haya denuncias falsas. Eso ha quedado ya claro en otras publicaciones.

Lo que pasa es que cuando se habla de un tema en el que la mujer es la víctima desde que el mundo es mundo, y así lo dicen las cifras y el sentido común, y el hombre cis blanco heterosexual es el agresor y no es el héroe, el protagonista salvador, el Rey, el cirujano jefe de la serie, el poli guaperas con mal genio pero tope de majo, el amigo leal, el marido abnegado, el novio que comete errores pero los subsana con un finde super romántico, el pastor de la iglesia de turno, el siempre sonriente acompañante de personas con diversidad funcional, el escritor arruinado que resurge, etc… Cuando la historia no empieza y acaba en y con el hombre cis blanco heterosexual, digo, siendo ese hombre cis blanco heterosexual el cabeza de cartel, entonces, muchos hombres cis blancos heterosexuales se ponen en modo “hazme casito” y “jo, mamá es que duele aquí. Aquí, mamá… en el orgullo”.

Porque no entienden, ni admiten, que la historia tiende a evolucionar.

A cambiar.

Muy despacio.

Preocupantemente despacio, sí…

¡PERO ESA ES LA TENDENCIA!

Y no lo soportan.

Y se enfadan, jo.

Y EXIGEN su turno… como si nunca se les hubiese dado la palabra.

Como si alguna vez en la vida hubieran sido ellos uno de los grupo minorizados y silenciados.

About Li Kaczynski

Creo que este espacio siempre me ha sobrado porque es casi lo único que siempre me deja speechless. Tampoco sé restar o dividir en los captchas y siempre cambio hasta que sale suma o multiplicación.

One thought on “Mi, yo, me, conmigo: El boicot neomachista a Salvados

  1. El comentario de una tal Raquel Berlìn al programa, hasta q los borraron todos: “Viendo los comentarios a este programa, tanto en ésta como en otras plataformas, es más evidente que nunca que el machismo es tan imperante como antes e incluso más virulento pues una acción (las mujeres alzando la voz) conlleva en los machistas la misma reacción misógina de siempre. Cuando uno está al borde de perder sus privilegios siempre usa todas sus armas para protegerlos. Da igual si son los blancos frente las protestas por derechos civiles de los negros, las familias heteronormativas frente a las luchas LGTB, los dueños del trabajo frente a las huelgas de los trabajadores. La reacción de victimismo y bunker es siempre la misma. Sin embargo me apena obsesrvar como ningún odio es tan visceral, tal trasversal, tan duro, tan negacionista y tan enfermo como el de la lucha de ciertos hombres por mantener sus priviliegios de género. Seguid negando, seguid desmereciendo nuestra lucha con datos falsos y falseados, seguid culpando a la víctima. No pararemos de luchar, porque vosotros no sois mas que el KKK del patriacardo. El maldito Klan. Que lo sepan tod@s.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.