El despiadado culto al cuerpo

culto al cuerpo estereotipos medios de comunicación
Fotografía: Ji Yeo

 

La belleza corporal es un requisito de la vida moderna. Los medios de comunicación tienen en su poder un gran arsenal con el que influir en la concepción que tenemos de nuestros cuerpos y lo que es aún más importante: hacernos pensar que el cuerpo se puede moldear a voluntad, con una serie de productos que orgullosamente ponen a nuestra entera disposición, ya qué, detrás de todo, siempre hay intereses económicos.

La delgadez hoy en día es sinónimo de éxito social y personal. La forma anatómica de nuestros cuerpos representa en la sociedad un valor de primacía. Estamos en la era del capitalismo de la imagen. El cuerpo deja de ser una herramienta para convertirse en un fin.

Trastornos de la alimentación como la Anorexia Nerviosa no pueden ser entendidos sin tener en cuenta su profunda significación cultural y personal. Es decir, no sólo se trata del físico, se trata de la capacidad de autocontrol, de asociar la “perfección” del cuerpo con todas las esferas de su vida. Son propietarias de un cuerpo y a la vez esclavas del mismo. Vamos integrando los valores del cuerpo por medio de la socialización y un socializador por excelencia son los medios de comunicación.

Existe una relación directa entre la purificación del alma y el papel que el cuerpo debe tener en la sociedad, siendo la representación de uno mismo en la vida cotidiana. Desde la burguesía, el éxito que uno tiene como individuo se basa en el manejo de la impresiones. La presión es mucho más fuerte en la mujer, ya que siempre ha sido más valorada por su apariencia física, aunque eso no quita que cada vez vaya cobrando más peso en el hombre. 

En el caso de la mujer, la presión social siempre actúa en forma de fuerzas opuestas. Por un lado, se espera que en la esfera pública se desenvuelva igual que un hombre (competente, independiente, activa) en la privada, que sea como la mujer tradicional (madre, esposa, dependiente, pasiva). Esta ambigüedad de rol puede ser la explicación para que el cuerpo pase a ser el centro de control en las mujeres.

Los medios de comunicación se encargan de asociar las emociones al cuerpo. La mejora de la autoestima irá de la mano con la mejora de la apariencia. O, lo que es lo mismo, de la identidad. “Vuelve a disfrutar del verano como cuando eras pequeña” (y estabas delgada). 

Con ello no digo que el hombre no esté bajo presión social en lo referente a su físico, ya que la publicidad tiene de sobra para todos. Pero la mística de la feminidad sigue unida a la mujer, a la importancia de ser bella (o lo que es lo mismo, delgada) y además ser competente en el mundo laboral. Y belleza va unida a delgadez, y delgadez a éxito. Y todo ello nos lleva a la felicidad.

Personalmente, no considero que seamos víctimas absolutas de la sociedad y el capitalismo y que no podamos hacer nada al respecto. En nuestras manos está el ser críticas y el tomar, de todo ello, sólo lo que nos interesa.

About Nuria GB

Asturiana en Madrid. Psicóloga, emprendedora social, existencialista agnóstica y ecofeminista.

4 thoughts on “El despiadado culto al cuerpo

  1. Mas bien va asociado a un tema de salud, al menos yo lo veo asi, un cuerpo no cuidado fisicamente tambien da una imagen de dejadez y eso produce una imagen de rechazo, algo que no puede parecer atractivo, a mi al menos no me lo parece a simple vista, yo me cuido, no por estereotipos, me gusta practicar deporte como hobbie, para no tener problemas de salud en un futuro, ya que como mujer son mas faciles de tener. Lo que no se puede es querer destruir el amor romantico y a su vez hacer desaparecer tambien la atraccion sexual que determina el instinto capacitivo de nuestra especie en sus bases mas salvajes. 

    1. Muchas gracias por tu comentario, pero no lo entiendo muy bien. No pretendo destruir nada con este articulo sino hablar de estereotipos exigidos hoy en dia e imposibles de alcanzar para muchos, especialmente relacionados con las mujeres. Claro que tiene que ver con salud, salud como sinonimo de delgadez y hablamos de salud cuando hablamos de violencia de genero. Todo esta conectado. Claro que hay que cuidarse y verse una guapa, pero salud y verse guapa una misma no siempre coinciden con los estereotipos. A mi personalmente me dan igual, pero por desgracia a mucha gente si le importan y si le afectan.

    2. Me parece absurdo el comentario que acabo de leer de Merchina. Yo tenia un novio súper delgado que se alimentaba de chocolates y bollería. Yo que tengo sobrepeso mido cada cosa que como, hago ejercicio y me cuido. Mi imagen es sinónimo de dejadez? Será para mentes estrechas incapaces de ver… A mi nadie me causa rechazo, acepto a las personas como son, con sus imperfecciones y valoro la calidad humana no el hecho de que no tenga estrías o de que le entre un pantalón de la talla 34. Con respecto a la sexualidad, chica, todos y todas tenemos nuestro público, a ver te crees que la gente con carnes no ligamos! No a todo el mundo nos gustan delgad@s y huesud@s!! De verdad que tu comentario es de lo mas gordófobo que se puede leer. Saludoa

  2. ¿sumamos prejuicios alrededor de la delgadez? os ayudo. A las delgadas nos encanta que nos digan que estamos delgadas. A todas horas, cualquiera, en cualquier contexto. Puedes decírnoslo como piropo, preguntarnos por nuestro secreto en el súper, el trabajo o la piscina, como introducción casual a un discurso sobre la anorexia, o por si acaso no tenemos espejo y báscula. Nos encantan los consejos nutricionales en general, y las recetas de las madres en particular, especialmente cuando generosamente nos «mandan» con ellas unas semanas.  Disfrutamos cuando nos preguntan si vomitamos, por nuestras analíticas, o la complexión familiar, muy normal todo. Palabras clave para garantizar una buena y agradable conversación pueden ser: anemia, carencia, desnutrición, huesos, talla, solitaria, problema…muy recurrente nombrar países sin recursos o campos de concentración. Vale insistir, puedes repetir la misma palabra o frase tres veces seguidas, especialmente si piensas que te estamos mintiendo en algo, o que no nos enteramos, no molesta, en serio. Y otra de las mayores ventajas de estar delgada es poder leer artículos que explican lo guay que nos trata la sociedad, nuestro éxito, belleza..Será cosa mía hallarme con más frecuencia como sospechosa de lavativa que recibiendo reconocimiento y flores, ¿pero cómo no voy a sentirme feliz, estando delgada y teniendo a quien lo cuente por mi? . ¿ Y si probásemos a no sacar conclusiones sobre nadie por el tamaño de su cuerpo, en lugar de reforzar estereotipos, qué pasaría? preguntas que se hace una..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.