¿Quién y desde cuando enseña a los hombres su derecho de acceso a los cuerpos de las mujeres?

acoso sexual niños machistas educación machista
Ilustración: Anna Toman

 

Me surge esta reflexión mientras estoy trabajando de niñera. A las nueve de la mañana, estoy con el niño al que cuido en la fila del patio del colegio esperando a que llegue “la seño”, su profesora. Espera junto a otros 15 niñes que se pegan por intentar colarse, se hacen cosquillas, se chinchan unos a otros, gritan trozos canciones, se enseñan juguetes, y otras cosas de esas… Tienen sólo 5 años. Hacen cosas de niñes.

En ese momento, el niño que hay delante del mío (entiéndase el posesivo cariñoso) empieza a señalar y a tocar con un dedo a la niña que tiene delante, en sus partes, gritando “¡chocho! ¡chocho!” La niña tiene también sólo 5 años, pero se reconoce en su cara el enfado que podría sentir cualquier adulta en ese momento. Se gira y le empuja, le dice que la deje en paz y se gira de nuevo a seguir hablando con la niña que tiene delante. El niño tocón la toca ahora por detrás; esta forma de tocarte el culo por debajo, como entre las piernas, que a más de una nos han hecho babosos de los que se ocultan en las bullas de las discotecas. Como la chica lo ignora, el niño-éste-tocapelotas se gira para chinchar al mío sobre unas pegatinas que coleccionan. Yo me quedo un poco en shock, intentando apaciguar a mi niño y al otro, que ya se están pegando, mientras pienso en lo incómoda que estaba la niña y en por qué coño la abuela del niño-tocapelotas no le riñe ni le llama un mínimo la atención.

La pelea de los niños acaba pronto – ya se sabe que se aburren muy rápido y tienen que estar cambiando todo el rato de actividad – y el niño-tocapelotas vuelve a la carga con la niña de delante, gritando la palabra nueva que ha aprendido (chocho) y tocándole con el dedo la zona. La niña se aparta y se gira obviamente molesta y a mí casi que me molesta más, porque supero mi vergüenza a que me riña la abuela del niño en cuestión (porque siento que estoy acaparando las funciones de la señora, vaya) y le riño yo a él. Lo cojo de los hombros, lo giro hacia mí para que me mire a la cara y le digo: “YA ESTÁ, te ha dicho que la dejes, que ya basta, si no quiere que la toques pues no lo hagas”.

Yo creo que he sido bastante clara, pero al niño se la suda un poco y vuelve a hacerle algo a la niña como si fuera gracioso, como una manera de decirme cuánto le importa lo que yo le diga. Yo no me río, y le repito que ya basta. Suena la campana salvadora; llega su profesora, y se van en fila para clase.

Yo, mientras me voy a mi casa, masco la típica pregunta de mujer y/o feminista: ¿estaré exagerando? ¿qué ha pasado? ¿por qué me siento tan incómoda?

Seguramente habrá quien piense que este episodio es una chorrada, pero es que aunque lo sea… no son chorradas que se tengan que aguantar.

About Franziska Pecadora

Soy amante de los gatos, de los libros de politiqueo denso, de la música a muy alto volumen y de las discusiones. Cuando algún hombre dice alguna burrada sobre las mujeres y/o el feminismo me gusta mirarlo con condescendencia y reírme muy alto. Estoy muy de acuerdo con lo de que “Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no ayudan a otras mujeres”, que dijo Madeleine Albright. Sororidad, hermanas.

11 thoughts on “¿Quién y desde cuando enseña a los hombres su derecho de acceso a los cuerpos de las mujeres?

  1. No es ninguna chorrada, ni exageras.
    Desde pequeñas, teniendo que aguantar babosos.
    Es evidente que el niño es aún pequeño, pero hace lo que ha visto y que se cree con derecho a hacer.
    Hay que educar desde pequeños, porque luego cuesta más.

  2. En absoluto es una chorrada. Soy maestra de infantil y primaria y lo que digo a los niños siempre es q no hay que tocar el cuerpo de nadie sin su permiso. Y que no tenemos que dejar que otros les toquen si no quieren. Los niños tienen que aprender y los adultos enseñar. Los niños , principalmente los más pequeños, no son conscientes de estas cosas, no son capaces de ponerse en el lugar del otro y no entienden que molestan u ofenden. Pero para eso estamos los padres primero y los profes después. Además es una época de descubrimiento y exploración y pueden tener comportamientos inadecuados sin ser conscientes. También se produce con chicos, con la supuesta gracia de ir bajándoles los pantalones  y tocándoles los genitales. Ya en cursos más avanzados y como “vromas” que no tienen gracia.

     

    Hay que enseñarles a respetar los cuerpos de los demás y a la vez el suyo propio para prevenir también los abusos sexuales. Que si alguien les toca y no les gusta, se sienten mal se incómodos tienen el derecho a que les dejen en paz y de denunciar a la persona que li ha hecho. Que si les hace sentir mal, es que está mal y no tienen por qué aguantarlo.

  3. Lo que está claro es que, respesto a la pregunta con la que abres el artículo, la respuesta es obvia. Mucho antes. Esos niños de cinco años que parece que están haciendo tonterías están ya reproduciendo los mismos comportamientos que tanto conocemos. Y en estas primeras estapas, en estas primeras representaciones de roles, nadie dice nada porque son niños. Para cuando no lo sean será ya muy tarde para cambiar nada. (Sé que por suerte hay excepciones, pero en general asi estamos).

     

  4. Tengo diversas conjeturas respecto a este tema, todas opinión personal, por supuesto. Por una parte no se puede negar la curiosidad de los niñxs, son curiosos con todo, con lo desconocido, ahí entra también el sexo. Supongo que en ese aspecto debe influir la “no educación” sexual que se les da a los pequeños, incluso en la adolescencia (a mi no me dieron la charla de orientación sexual en el instituto). Por otra parte, se sabe que los niños son violentos por mayoría en comparación con las chicas y el problema es que eso es algo que se perpetúa durante toda la infancia y se refuerza en la adolescencia. No es que la abuela no le enseñe al niño que hacerle eso a las niñas está mal (aunque en ese momento no entiendan porqué), es que cualquier acto de violencia entre niños no está mal visto: “son cosas de niños”.

    Recuerdo que me pasó una vez, con 8 años. Reaccioné rápido porque interpreté de inmediato (lo recuerdo muy bien) que un niño estaba haciendo esas cosas que hacen los niños y que “les gusta” y eso era impermisible. Fui a responder con un acto todavía más violento que el suyo pero salió corriendo y no le perseguí. No sé si os ha pasado, pero creo que una niña ya sabe a muy pronta edad que ese tipo de cosas no están bien.

    Yo creo que hiciste lo correcto, aunque posiblemente el niño lo haya olvidado. Hay que ser “exageradas” y poner el grito en el cielo cuando pasen estas cosas, sobretodo educar a nuestros propios niñxs en respeto. El machismo germina desde ese primer momento inocente e ignorante.

  5. No es ninguna chorrada, sobretodo, precisamente porque la abuela hasta lo ve normal, pues en su época lo era (siempre le han hecho creer que los niños pueden hacer lo que quieran, raro es que no le echase la culpa a la niña), y el simple hecho del coraje que da que los padres o familiares pasen del niño tocacojones y cuando le regañes tu encima te diga algo, que de esos hay bastantes.

    Lo único que no soporto del texto es que utilices niñes en vez de niños, lo siento, pero no todo vale. Que hay que cambiar el lenguaje machista, por supuesto, a costa de cargarte la lengua, no.

      1. En el texto original yo escribí “niñxs”, y en la revisión me cambiaron la x por la e. A mí me gusta bastante usar la x porque me transmite mucho la idea de que es el concepto de niños y niñas (en este caso), lo más desligado del género posible. Aunque es verdad que a la hora de hablar o leerlo no queda muy claro cómo hacerlo y por eso ahora hay quien empieza a usar la e.

        El lenguaje va cambiando a medida que queremos mostrar la realidad de otra manera y lo usamos…. Y a veces puede ser un poco cansino, pero yo como mujer estoy más cansada de ser invisibilizada en el masculino genérico.

      2. Te lo cambiamos porque el uso de la X dificulta la lectura a las personas invidentes, ya que si usan un aparato que traduzca el texto a audio no lo reconocerá correctamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.