El Secreto de Vera Drake

Vera Drake aborto libre legal
El secreto de Vera Drake vía Filmaffinity

 

Si hay algo que de verdad me gusta, es el cine. Hay películas para todos los gustos. Películas para reír, llorar, pensar… y, sobre todo, películas para aprender.

Siempre me ha gustado ver películas que pueda relacionar con el feminismo y todos los temas que me interesan. Como ejemplo crudo y brutal de una realidad, publiqué Las hermanas de la Magdalena. Aquí os traigo a la bondadosa Vera Drake.

Londres, 1950.

Vera Drake es una mujer humilde, buena y querida por todos. Madre de dos hijos y mujer entregada, trabajadora dentro y fuera de su casa. Siempre con una sonrisa, y siempre dispuesta a ayudar a los demás. Por decirlo de otra manera: una mujer ejemplar.

Ese afán de Vera por ayudar a los demás fue precisamente lo que la llevó a la desgracia, a ella y a su familia.

Como obligación moral, se dedicó durante unos diez años a practicar abortos a mujeres jóvenes y sin recursos que solicitaban su ayuda. Todo quedaba en secreto, hasta que una de las chicas sufre una terrible infección que casi acaba con su vida y es cuando todo sale a la luz. No cobrara por ello, lo hacía por bondad. Consideraba que no era justo que una mujer tuviese un hijo sino lo quería. Que una mujer con seis hijos que no podía mantener trajese más al mundo si no los quería. Que una mujer que hubiese sufrido una violación tuviese que tener ese niño si no lo quería. Que una mujer inmigrante, sola y sin dinero tuviese que tener un hijo si no lo quería.

Por aquel entonces, un método que frecuentemente se utilizaba para los abortos clandestinos, era el introducir en la mujer agua jabonosa con desinfectante. Funcionaba, pero con dolor y con un terrible riesgo de infección.

Vera sabía de sobra que el aborto se consideraba algo ilegal. De hecho, practicar abortos se equiparaba al asesinato en primer grado. Pero ella no consideraba que estuviese cometiendo asesinatos o matando niños de forma sistemática. Ella declara que ayudaba a chicas jóvenes con sus problemas.

En la película se muestran dos realidades: las jóvenes sin recursos que tienen que abortar de forma clandestina e insegura, y el embarazo no deseado en mujeres pudientes, que se podían permitir pagar la legalidad, una clínica de lujo y un aborto seguro. Problemas que hoy en día siguen existiendo. En muchos países, el derecho de una mujer sobre su cuerpo es ilegal. En muchos países, sigue habiendo mujeres que, entre otras macabras técnicas, deben introducir en sus cuerpos desinfectante porque no desean ser madres. En demasiados países, el derecho de una mujer a decidir sobre su maternidad es cuestionado, juzgado y hasta penado.

About Nuria GB

Asturiana en Madrid. Psicóloga, emprendedora social, existencialista agnóstica y ecofeminista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.