Se acabó

se acabó lo que se daba
De la ilustradora holandesa Loish

Se acabó.

Tengo 15 años y, a pesar de mi corta edad, como a muchas de nosotras, el patriarcado lleva oprimiéndome desde que nací.

El detonante que, hace poco, me dijeron que si no quería que hablasen de mi escote de forma grosera, la solución era taparme. Y no entendieron mi indignación.

Siempre había entendido que se nos enseña a no ser violadas y no a ellos a no violar. Pero ayer lo viví, en pequeña escala. Una vez más en mis propias carnes.

Me han llamado puta por no querer follar. Me han tocado sin consentimiento. Me han hecho sentir que el problema soy yo por llevar la ropa que me gusta y por mi orientación sexual.
Me niego a callarme. A tener que taparme para evitar groserías. A no destacar lo que me gusta de mi cuerpo por aquellos que optan por no respetarme.

Durante 2 años he sido víctima de acoso sexual –leve, pero sigue siéndolo– y maltrato psicológico por mi propia ex pareja, por la cual terminé autolesionándome y culpándome de todo. Solamente por sus celos infundados de que yo decidiese hacer con mi cuerpo lo que quería.

Se acabó

Y hay un punto en el que te plantas y dices “basta”. No quiero que se nos infravalore. Ya no como mujeres, sino como personas. Por no depilarnos, por no vestirnos como dictan los prototipos, por disfrutar de nuestra libertad sexual.

Se acabó el acomplejarme por ellos, por el qué (me) dirán y qué pensarán, se acabó tener que ir con miedo y dejarme infravalorar… También se acabó callarse y esperar a que llegue alguien con su grito de guerra. No cuando yo puedo tener el mío.

About Coño Enfurecido

6 thoughts on “Se acabó

  1. Es como si este texto lo hubiera podido escribir yo misma. Me siento plenamente identificada en todo lo que dices, excepto en el empoderamiento y madurez que desprendes: a tu edad yo me parecía mucho más a las chicas del barrio a las que hoy trato de ayudar porque no son conscientes de las opresiones que sufren por parte de sus familiares, parejas, etc. Enhorabuena Sara, y preciosa ilustración.

  2. Muy cierto, he llegado al punto de huirle a cualquier relación amorosa, Porqué la forma de pensar del común me resulta detestable, y al elegir esta forma de vida, he recibido criticas por parte de muchas personas incluyendo mi familia, llegando al punto de callar para no discutir… El hecho es que sea consciente o inconscientemente, las mujeres empezamos a huir, cuando cambiamos de acera; porqué viene un grupo de hombres al frente, cuando callamos en las calles, cuándo nos acosan, y muchas acciones más. Soy feminista desde hace muchos años; he peleado, he gritado, he llorado y también he callado… Espero encuentres tú camino y puedas ser libre, en esta sociedad patriarcal que nos infunda el miedo desde niñas, y matiza el machismo cómo “normal” Espero tpdas podamos cambiar de a poco esta triste realidad! Recordando siempre que el cambio empieza por uno mismo, para después influir en otros. Mucha Fuerza!

  3. Me gustaría saber si tienen permiso de los padres de esta chica para que colabore en esta revista, ya que se denuncian unos actos que son constitutivos de delito y deberían estar el corriente, así como las autoridades competentes, yo he hecho la pertinente denuncia ya que no considero que se deba aprovechar de esta manera a una menor para el lucro.

  4. El leer esto me dio mas esperanza en la humanidad . como adolescente que soy te digo que el titulo de ‘guerrera’ es poco para ti. Eres un orgullo. Tus padres deberían sentirse orgullosos de ti :’) . Niñas como tu son las que lograran que esta odisea termine.

  5. Lucha, hermana. En cuanto haya un atisbo de acoso o maltrato, NO BORRES nada digital. Instala una App en el móvil para grabar conversaciones y consulta las opciones para denunciar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.