Espacios no-mixtos: ¡¿Dónde están mis privilegios?!

activismo en espacios no mixtos
Ilustración de la artista valenciana Ana Penyas

Visto lo visto, hoy en día los espacios feministas no mixtos deberían pasar a llamarse “cómo cabrear a aliados aún alienados”. En mi contexto, y como partícipe de un colectivo feminista no mixto, recibo críticas a menudo sobre este aspecto. Y no son precisamente constructivas.

Por qué necesitamos espacios no mixtos

La razón de la existencia de estos grupos radica en la necesidad de empoderamiento y auto-organización de las mujeres como grupo oprimido por el sistema patriarcal. Necesitamos emanciparnos, ganar confianza y perder el miedo a hablar en público en un entorno menos hostil. Esto no significa que los hombres no puedan participar en el feminismo, pero desde un segundo plano. Las mujeres debemos ser las que abanderemos nuestra propia liberación.

Y no, no todos los hombres son unos opresores. Pero el sistema les ha educado para que tengan predisposición a serlo. Igual que a las mujeres nos educan para ser sumisas, a ellos les enseñan a ser independientes, líderes y emprendedores. Cabe mencionar que en diversos grupos mixtos de militancia se evidencia que suele haber poca participación femenina. Formamos una minoría y solemos encargarnos de tareas administrativas, precisamente por todo lo mencionado.

A partir de esta idea surgen críticas acerca de que esto va en contra de la igualdad. Claro que el feminismo busca la igualdad. Pero no podemos actuar como si ya la hubiera. Es evidente que no existe. Aún queda bastante trabajo por hacer, mucho que formarse y desigualdades que erradicar.

Tenemos derecho a agruparnos

Algunos hombres y algunas mujeres con los que he debatido emplean argumentos como que discriminamos al género masculino, igual que habrían hecho ellos. Pero esto no tiene fundamentación.  Por un lado, los hombres forman el grupo opresor y las mujeres el grupo oprimido, ambos creados por el patriarcado. Los hombres también salen perjudicados por este sistema cuando no cumplen con los roles y estereotipos establecidos, pero no es equivalente con la represión diaria de una mujer. Solo por el hecho de ser mujeres nos acosan, nos violan, nos asesinan, nos cosifican, nos invisibilizan y un sin fin más de aberraciones. Tenemos derecho a agruparnos, de forma mixta o no mixta, para trabajar juntas y tenemos derecho también a que reconozcan nuestra legitimidad para luchar por lo que merecemos solo por el hecho de ser personas.

Otros argumentos se basan en que solo somos un grupo de hembristas. En primer lugar, el hembrismo no existe. No hay ningún sistema político, económico o sociocultural que apoye la supremacía de la mujer, por lo que no puede haber un pensamiento colectivo de este tipo. Hay que tener en cuenta que existen mujeres que también creen en ello, por lo que en primer lugar habrá que conseguir que el género oprimido adopte una perspectiva de género y tenga la total certeza de por qué y cómo debemos enfrentarnos al sistema.

Pobres hombres…

Personalmente, apoyo la existencia tanto de espacios feministas no mixtos como mixtos, siempre y cuando toda esta temática esté suficientemente interiorizada por todos los géneros. Creo que el aspecto fundamental a tener en cuenta en esta discusión es que, por una vez, los hombres se sienten excluidos, ya que estos grupos no mixtos no precisan de una aprobación masculina. Ninguno se cabrea porque haya gobiernos formados únicamente por ministros hombres o porque en nuestro país jamás haya llegado a la presidencia una mujer, pero consideran inaceptable que un grupo de chicas se reúna para hablar de feminismo y de cómo las oprime el sistema. Y es que, por primera vez, no pueden ser los protagonistas, están relegados y no puede ejercerse una visión androcentrista en el colectivo.

En conclusión: “Viviendo bajo el paraguas del privilegio, todo atisbo de igualdad parece opresión”.

About Roaznar13 ♀

Estudiante de psicología. Feminismo. Política. Viajes. Fotografía. Libros. "Those who do not move, do not notice their chains" (Rosa Luxemburgo).

25 thoughts on “Espacios no-mixtos: ¡¿Dónde están mis privilegios?!

  1. Nunca me había quedado muy claro lo de la necesidad de espacios mixtos hasta que he empezado a trabajar con hombres. Gran artículo

  2. Como hombre pro igualitario, he de decir que basta hace bien poco no entendí la necesidad de estos espacios.

    Me sentía discriminado y consideraba que mi presencia era totalmente necesaria y legitima en cualquier espacio feminista.

    Sin embargo, después de hablar con compañeras que me explicaron la necesidad de empoderarse de manera autónoma, otras que me hablaron de la incomodidad que les producía la presencia masculina ( mujeres maltratadas, abusadas.. Etc) y sobre todo, después de comprobar in situ la manera de la que los hombres de manera inconsciente ( o no ) nos apoderamos de todos los espacios y debates; entiendo y defiendo la necesidad de estos lugares no mixtos.

    Es más, que sirvan como paradigma de lo primero que los hombres por la igualdad debemos hacer: callar y escuchar ( en este caso desde fuera )

      1. Sí Lidia. Te invito a que le eches un ojo a este artículo: https://heterodoxia.wordpress.com/mister-proper-ahora-es-don-limpio-un-poco-de-historia/

        Un saludo 🙂

      2. Sinceramente, no entiendo por qué hay que cambiarle el nombre al feminismo. Estoy muy en desacuerdo con el argumento #1 que dais:

        1º No creemos que sea tan fundamental al movimiento: darse un único nombre (podemos optar por profeministas, antisexistas, por la igualdad, incluso antipatriarcales

        Y precisamente creo que estáis haciendo justo lo que en el punto #3 decís que no queréis hacer:

        3º Creemos aun menos conveniente: darse nombre que parece querer implicar un protagonismo 50%/50% con los movimientos de las mujeres.

        Es vuestro espacio, y haréis lo que os de la gana, pero sinceramente creo que es un error grave.

  3. Hola

    Soy un tío y feminista. Entendiéndolo como la doctrina social que aboga por la igualdad de derechos entre sexos.

    Entiendo que las mujeres se organicen y peleen por su emancipación, creo que existe una discriminación.

    Ahora, si en esa lucha quiere participar una persona y no se le deja por tener picha, creo que comete un error.

    El mismo error que cometió aquel lumbreras que organizó un campeonato de tenis con tias buenas como recogepelotas y ante las críticas lo solucionó poniendo también tíos buenos.

    El sexismo es escurridizo y habita entre todos los seres humanos

    Besos

     

  4. Hace unos días corrí en una carrera cuyo beneficios se destinaban a la lucha contra la mutilación genital femenina. Era una carrera en la que solo podían participar mujeres. Lo ponía en las bases y, por tanto, solo podías comprar tu cuota de inscripción si eras una mujer.

    Una cuota de inscripción en una carrera paga varias cosas. En este caso los 5€ se destinaban íntegramente a la causa; en otros, una parte de la inscripción paga, entre otras cosas, los seguros que cubren a los corredores.

    Cuando llegue´al punto de salida aluciné. Llamadme ingenua, pero aluciné porque allí había muchos hombres vestidos para correr que, efectivamente corrieron. Corrieron para acompañar a amigas o a sus mujeres o a sus novias. Corrieron y no pagaron, claro, porque no podían.

    Y me pareció mal, muy mal. Me pareció una falta de respeto en toda regla. Pensé que flaco favor hacían a las mujeres que acompañaban y que flaco favor nos hacían a todas.

    Una carrera de mujeres sirve, independientemente de cuál sea la causa última por la que se corre, para visibilizar el deporte femenino, que deja de ser deporte femenino cuando se convierte en una carrera mixta.

    Me decía mi chico que a lo mejor esos hombres corrían con sus mujeres porque las mujeres no se atrevían a correr solas. Mi respuesta fue que en ese caso debían ayudarlas a atreverse a correr solas. Por ejemplo, participando primero en carreras mixtas. Esta no lo era.

    Necesitamos espacios propios también a nivel público. Necesitamos acceder al espacio público para poder renunciar a él. Cuando no se tiene nada, no hay nada a lo que renunciar ni nada que compartir.

    Para mí, la frase clave de todo este artículo es esta: “Claro que el feminismo busca la igualdad, pero no podemos actuar como si ya la hubiera”

  5. Algunos hombres no lo entienden. Quiza esta analogia les saque de la duda: Alguien se imagina si los patronos y empresarios quisieran formar parte de los sindicatos por estar discriminados? Pues eso mismo.

  6. Enprimer lugar, gracias. Es algo en lo que he estado pensando últimamente y me va bien tener puntos de vista.
    Y gracias por todos los artículos que publicais, estoy en etapa de formación y me ayudan mucho!

    Entiendo tu postura, y en parte la comparto. Aunque evidentemente hay hombres feministas, y rechazen cualquier tipo de privilegio, los tienen. Pero hasta que punto es justo ‘dejarles fuera “?
    Ya se que hay grupos mixtos y sin problema. Pero el hecho de que se plantee, aun no me acaba de agradar, aunque como he dicho antes, lo entiendo y comparto hasta cierto punto.

    Habra que darle al coco!

  7. No es igual a decir que los “blancos” no deberíamos ser parte visible en la lucha contra el racismo?
    deberíamos dejar que fuese el grupo oprimido el que abanderase el movimiento? O es cosa de todos/as?

    1. En ningun sitio dice que no se te permite ir. Deberias de releerlo. A nadie se le ocurriria decir que un hombre no puede formar parte de la lucha feminista, de hecho ninguna feminista dice eso.

      Que tu lo malinterpretes es otra cosa.

      Lo unico que se pide es que si quieres formar parte y eres hombre, recuerdes que tienes que dejar preferencia a las victimas. Esto es, a las mujeres. Por que es un movimiento para ellas. A los hombres les toca de refilon. Solo hay que saber cual es el lugar de cada uno. Y los hombres en el feminismo tenemos un hueco, pero no debemos de tener mas que eso. Porque el espacio que ocupemos nosotros podria ocuparlo una mujer.

      Igual que a los blancos el racismo les toca de refilon y en una marcha contra la violencia racista un extrangero tiene mas importancia que un blanco.

    2. Dale la vuelta ¿Qué te parecería que los blancos nos ofendiésemos ante espacios exclusivos para personas negras, chinas o árabes? ¿No tienen derecho a reunirse ellos solos donde quieran y cuándo quieran? Para luchar por sus derechos o para jugar al dominó si les da la gana (si nos da la gana)

  8. Algunos hombres no lo entienden. Quiza esta analogia les saque de la duda: Alguien se imagina si los patronos y empresarios quisieran formar parte de los sindicatos por estar discriminados? Pues eso mismo.

    En serio?????
    Conozco a unos cuantos tios que no maltratan mujeres, de hecho ninguno de los que yo conozco lo hace. Cuantos empresarios sindicados conoces tú??
    Se podrá estar a favor o contra de los espacios no mixtos, pero hay que intentar dar argumentos y no decir lo primero que pasa por la cabeza.

    1. Los espacios no mixtos no son solo para maltratadores. De hecho, aunque te sorprenda, los privilegios masculinos van mucho más allá de maltratar a la pareja y que la sociedad mire para otro lado porque “son cosas de pareja, mejor no meterse“, o dudar de las víctimas que denuncian que han sido violadas porque “a lo mejor iban provocando, o a lo mejor se lo inventan para no parecer unas zorras“. El acaparar el espacio y el tiempo, el estar socializados para ser líderes mientras que a nosotras se nos educa para estar en la retaguardia y en tareas de cuidados, en no hacer oír nuestra voz, en ser sumisas y discretas… no tiene nada que ver con ser un maltratador o no.

    2. Si no quieres entenderlo no lo vas a entender. Y Jessica te ha respondido maravillosamente. No se nos hecha, no se os da un espacio y un lugar que simplemente no es nuestro. Y aun asi, tenemos nuestro espacio en el feminismo.

      Y por cierto, te recuerdo que nadie hace esto para que le den las gracias. Cuando haces algo, lo haces porque crees que esta bien, en tu conciencia queda y con eso basta. No ayudas para que te elogien.

      Y por cierto y por ultimo, creo que no has querido entender mi comentario. A lo mejor si lo relees, lo coges.

      1. Sigo sin entender por qué los hombres reclaman espacio en los colectivos feministas, cuando lo que tendrían que hacer es coger el espacio que ya tienen en la sociedad y feminizarlo…

  9. Yo pienso que A los blancos, el racismo no nos toca de refilón, al igual que a los hombres el machismo tampoco.
    Evidentemente, mi idea con el comentario no era dudar del derecho de cada uno a pertenecer a grupos mixtos o no. Que cada uno haga libremente lo que quiera y como quiera.
    Trataba de cuestionar el papel del hombre y su sitio en esta lucha

    1. De refilon me refiero a que el nivel de afeccion entre los hombres del machismo es minusculo en comparacion al de las mujeres. Vamos ni de cerca el machismo nos afecta a nosotrosd igual. Que lo hace, pero no nos matan, ni nos violan ni algo tan simple como que nos molesten por la calle. (y con inmigrantes, pues igual)

      Simplemente digo que hay espacio como bie dices para cada uno. Y el del hombre es atras porque su voz no puede dar el mismo testimonio que el de una mujer que es la principal afectada por el problema. No se si me explico jejeje

      Por cierto no he querido sonar cortante e¡n ningun mpoemnto, si ha sido asi, lo siento 🙂

  10. Entiendo tu punto de vista. el hombre no es sobre quien se descarga la agresión física. Es evidente que ese testimonio sólo puede darlo una mujer que sufre la agresión. Pero En el caso de los menores que presencian malos tratos por parte de su padre a su madre, son víctimas directas, independientemente del sexo del menor. Y sufren mucho.
    No termino de ver esa necesidad de buscar diferencias entre los papeles que tenemos que tomar.
    por cierto, no has parecido cortante!

  11. No solo a los hombres les cabrea no poder participar en colectivos feministas. A mí como mujer también me cabrea. También lo veo como una discriminación. El feminismo busca la igualdad y la solución es actuar buscando esa igualdad.
    He entendido todos tus argumentos y estoy de acuerdo con todos ellos. Sin embargo enfocaría la solución de una forma muy distinta.
    En orden de que las mujeres inseguras o con experiencias traumáticas pudieran levantar la voz y dar su opinión, formaría inicialmente el grupo sin hombres. Una vez creado y una vez las mujeres hayan asumido el papel de portavoces explicaría la introducción de miembros masculinos y femeninos al colectivo. Ya que no tienen nada que temer de hombres feministas y es bueno que lo entiendan. Ellos también nos quieren y quieren luchar a nuestro lado. Muchos no saben cómo hacerlo bien, sí, pero desde luego apartándoles y dejándoles de lado sólo por el hecho de ser hombres, generáis una ola de rechazo tanto por parte de hombres como mujeres.
    Al hombre es importante enseñarle también. Enseñarle la necesidad de escuchar a las mujeres. No prohibir nada, pero desaconsejar y dar razones. Hacer que las personas entiendan.

    Mi punto de vista es que en la lucha contra la discriminación toda ayuda es poca y los hombres pueden jugar un papel necesario también. No siendo portavoces, sino influyendo en los oídos a los que nosotras no tenemos acceso. Oídos de personas que sólo escuchan a otros hombres y a nosotras nos toman por locas antes si quiera de que hablemos o expongamos.
    He expuesto esto último a varios de mis amigos y amigas y he conseguido por su parte una conciliación con el feminismo.

  12. En todo caso, yo en ninguna parte leí que al hombre se le excluya del movimiento o la lucha feminista; acá sólo abogan por la existencia de grupos no mixtos. Grupos mixtos hay y puedes unírteles si quieres ser parte de la lucha, no hay ningún problema, así que ¿Por qué quejarse tanto de que hayan espacios sólo pa mujeres?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.