Ser o no ser…y siempre será la cuestión

demasiado independiente empoderamiento feminista
Fotografía: Yasya Fogelgardt

Una vez, hace mucho tiempo y en un país muy lejano, un chico con el que estaba, que había decidido dejarme, me dijo una cosa que a día de hoy no se me olvida: eres demasiado independiente.

Y es a día de hoy que todavía me pregunto qué coño significará eso y qué quiso decirme exactamente. Es a día de hoy que pienso que a ese chico simplemente le quedé grande y algo me tenía que decir, evidentemente echándome la culpa a mí. Cuando me lo dijo, recuerdo que pensé pues mira, a lo mejor sí que soy demasiado independiente, por no esperar por ti, por pensar en mí antes que en ti y por no ser tu perrito faldero.

A lo mejor lo que ese chico quería en ese momento era alguien que le subiese la autoestima y bebiese los vientos por él. Yo pienso que no estoy aquí para cumplir con las expectativas de nadie. Lo curioso es que nunca he tenido una amiga que me haya dicho algo así, da la casualidad de que fue un chico con el que estaba. También he recibido comentarios feos sobre mi personalidad de chicos con los que estaba, nunca de mis amigas y tampoco de mis amigos. Y ésto me hace pensar.

Me hace pensar en cómo pueden ser posibles esas ansias por quedar por encima de la otra persona, el tener que echarle la culpa a la otra persona de que las cosas no funcionen. A que somos demasiado independientes, a que no estemos dispuestas a ceder, a que siempre seamos nosotras antes. Me hace pensar en cómo puede ser posible que no encuentre a un hombre lo bastante feminista y loco como para estar conmigo. Lo bastante… ¿qué? ¿permisivo? ¿compresivo?

Llevo viviendo dentro de este cuerpo 29 años y no se… Los comentarios destructivos como que no los llevo bien. Yo ya estaba aquí antes. Me levantaba y acostaba cada día con esta cabeza sobre los hombros, con estas ideas que voy puliendo, con esta personalidad que intento mejorar y potenciar cada día. ¿Quién eres tú para criticar mi personalidad? O simplemente, ¿qué tiene de malo ser demasiado independiente? ¿A un hombre se le criticaría diciéndole «eres demasiado independiente»?

De verdad que en su día me rallé por el tema. Si a lo mejor no tuviese tanto carácter, si fuese mas mansa, mas sumisa…ya sabéis…»más mujer». Si fuese más… «lo que sea», a lo mejor no estaría sola.

Haberme criticado a mí misma por no ser como ellos querían, haber sufrido por ello, eso es lo que llevo mal y no el ser demasiado independiente, porque eso me permite estar sola y estar a gusto, y no esperar por un príncipe azul. Que gracias a mi «demasiada independencia» pues mira, nunca estuve donde no quería estar, llevo hechas más cosas con 29 años que mucha gente en toda su vida, siempre hice lo que me salió del coño.

Pero ¿merecería la pena? ¿merecería la pena renunciar a lo que somos por no estar solas, por ser lo que otros quieren? Definitivamente, basta de cuestionarnos a nosotras mismas.

Sed en acto lo que sois en potencia, y, si alguna vez alguien os dice que sois «demasiado independientes», levantad la cabeza y recorred orgullosas las calles.

About Nuria GB

Asturiana en Madrid. Psicóloga, emprendedora social, existencialista agnóstica y ecofeminista.

10 thoughts on “Ser o no ser…y siempre será la cuestión

  1. En mi caso fue un chico del trabajo con el que había cierto feeling el que me lo dijo. «Eres muy independiente»……y ese día se acabó el feeling, lo acabé yo concretamente. Si esperaba que cambiara por él, iba listo.

  2. Ser independiente no es nada malo, en mi opinion es todo lo contrario. Si alguien te deja porque eres muy independiente puede ser que esa persona sienta que tu no estas todo lo presente que esa persona esperaria de ti. Eso nos puede pasar a hombres y mujeres por igual 😉

  3. No estás sola, estás soltera. Que no es lo mismo. A mi también me dijo lo mismo un chico una vez, me dejó totalmente confundida porque para mi… ¡¡eso era una virtud!! Ahora echo la vista atrás… ¡y de menudo me libré! 🙂

  4. Chapó por este artículo y chapó por las personas independientes, yo alguna vez he tenido que escuchar eso también como un defecto y aún así, siempre me lo he tomado como un cumplido, has descrito a la perfección todo lo que he sentido y pensado millones de veces respecto a este tema.

    Un fuerte aplauso a la siguiente frase: «Que gracias a mi “demasiada independencia” pues mira, nunca estuve donde no quería estar, llevo hechas más cosas con 29 años que mucha gente en toda su vida, siempre hice lo que me salió del coño»

  5. Ja Ja ja, creo que nos ha pasado a todas..algún listo dice «eres demasiado independiente». Qué le vamos a hacer, desde luego ser independiente es la mejor forma de quitarse de en medio a los pesado y a los niñatos que buscan atención, se van ellos solitos. Y sólo quedan los que son capaces de acompàñarte en tus viajes y de aportar algo valioso ellos también.

    (a los tíos les dirían…»tío eres un crack, vas a tuputa bola, genial»)

  6. Yo también he oído esa frase, más que de novios, de amigas que me «reñían por mi bien» porque siendo así de independiente no iba a encontrar novio.

    A mis novios nunca les ha importado, de hecho les ha gustado esa faceta mía. Supongo que si te lo dijo alguien al romper es más por quedar por encima, en plan » no es que yo no quiera es que tú eres imposible»

    Me ha gustado mucho el artículo y es que siempre me ha sorprendido mucho esa frase, ¿es que esa gente prefiere a alguien dependiente? ¿quieren que alguien dependa de ellos y sin ellos no sepa hacer nada? Pues vaya, yo prefiero una relación con alguien que no dependa de mí, que no me necesite y sobre todo si es porque no sabe estar solo. Yo quiero estar con una persona que esté conmigo porque quiere, porque le guste, porque esté conmigo más feliz todavía de lo que está solo. Y espero lo mismo de mi pareja.

    Gracias por el artículo.

  7. Mira, estoy de que me digan que soy demasiado independiente, que voy a mi bola, que hago lo que quiero…. Pero como un defecto!

    El problema es que mi novio me lo dice y yo no estoy dispuesta a depender de él, antes voy yo! Pero esto que parece a mis ojos algo evidente, es incompatible en una relación ( al menos las que yo he tenido). Qué modelo de pareja nos inculcan para que dejemos de lado nuestras ambiciones con cumplir las expectativas otros?

    Yo ya estoy harta de ser la mala de la película

  8. Hacéis bien en considerarlo un cumplido y una señal de que ese chico no era la pareja correcta para ti. Una cosa es que haya parejas que se apoyan, incluso que hacen muchas cosas juntos. Otra distinta que critiquen que haya personas que necesiten su espacio, incluso estando en pareja. Para mi el problema real es la expectativa de que el hombre sea «independiente» entendido como que haga lo que quiera, mientras que la mujer sea «dependiente» entendido como que se quede en casa esperando que le digan lo que tiene que hacer y que no tenga vida propia más allá de la pareja.

    Ser independiente es sano. No pasa nada porque él quede con sus amigos y tu te vayas a clases de algo que te guste, sea baile, programación o macramé. O que él se quede jugando a la consola mientras sales con las amigas. Lo importante es coordinarse y complementarse. Pero el rollo de «me voy de cañas con los amigotes y tu te quedas en casa limpiando y preparando la cena» es egoísta.

    En esencia, «eres demasiado independiente» significa «no me haces todo el caso que me gustaría» y muchas veces también «soy inseguro y me gustaría que tu vida gire en torno a mi». Me temo que ese tipo de personas no distinguen la realidad de personas reales, de la ficción de las pelis en las que la vida de las chicas gira en torno a un hombre. Pero eso es su problema y puedo asegurarte que, aunque sea difícil, es cuestión de tiempo que encuentres alguien con quien encajes y que entienda que por estar en pareja no dejas de tener vida: familia, amigos, sueños, trabajo, aficiones, responsabilidades… La vida es mucho más que tener pareja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.