Manifiesto de un cuerpo desnudo

Fotógrafa: Ana Morosini
Fotógrafa: Ana Morosini

La versión original de este manifiesto lo escribí detrás de una copia del discurso de Rosa Luxemburgo “El voto femenino y la lucha de clases” -con un bolígrafo rojo, encendido y metafórico-, pronunciado en las Segundas Jornadas de Mujeres Socialdemócratas, en Stuttgard, 1912. Este discurso son cinco páginas colgadas en mi pared; ahora, un pedacito de Rosa, de todas ellas, de nosotras, es para ustedes.

Cuando me miro al espejo no veo más que un cuerpo que refleja un proceso biológico.

Un cuerpo en el que se filtran características al que el sistema obliga a catalogar con maniqueísmos arbitrarios.

No ignoro mi cuerpo, sus atributos, sus formas, no, no, no.

No ignoro mi físico, pero tampoco hago de él un festín superficial y construido por hegemonías opresoras para ser aceptado.

Trato a mi cuerpo exterior, como a mis órganos internos: lo cuido, no lo modifico ni lo altero para ser aceptado por la sociedad.

¡Puedo ser quien quiera! Porque Yo sobrepasé la barrera de los cánones.

Ya no soy un producto ni una esclava de la industria.

Nadie tiene derecho a decirme qué clase de mujer debo ser, ni a decirme cómo vestir, amar, sentir.

Nadie tiene derecho a desacreditarme porque no me comporto de acuerdo con unos parámetros de normalidad.

Yo soy lo que elijo ser.

Si crees que estoy demasiado gorda o que mi pelo se vería mejor más liso o más rizado.

Que mis uñas mordidas son antihigiénicas o mis dientes están amarillos por fumar.

Que soy puta por compartir consensuadamente mi cuerpo con quien quiero: lo siento por ti, gastas saliva, porque tu opinión no infiere en lo más mínimo en mis formas, no va a cambiar nada.

Te aseguro que aquellas que vivimos de adentro para afuera, bailamos más, nos reímos más, leemos más, disfrutamos más, follamos más y mejor y más rico: porque no nos importan las críticas, volamos libres y derribamos muros de moralidad que huelen a rancio, que nos coartan, que nos detienen.

Aquellxs que viven de afuera para dentro, se llevan complejos, inseguridades: gastan dinero inútilmente intentando llenar vacíos promovidos por esa sed, esa sed capitalista, esa que tanto daño hace, la que crea de ti un monstruo que se odia a sí mismo, que lucha día tras día por estar bien, por alcanzar una felicidad que no existe en modelos heteronomartivos, esa que no concuerda con la total aceptación de nuestro ser.

Nuestro bienestar, compañerxs existe cuando te aceptas, cuando comienzas a vivir -primero para ti, después para lxs demás-, cuando le das una patada al sistema que te oprime, cuando dejas de darte credibilidad a partir de los juicios que lxs demás hacen de ti.

No cambiaría la brisa y el sol que entran por mi ventana; no cambiaría mis caderas perfectas por un cuerpo de revista. Ni mis pelos, pies, uñas.

En cambio me gustaría cambiar el mundo por uno más progresista, más consciente, más crítico, más combativo, más humano. 

soyyomaria
Ilustración de Maria Camila Favelo

 

 

About Laura Estrada Márquez

Divago entre las artes como una gatita que maulla por comida. Poesía, ilustración, collage, fotografía. Investigo, enseño e incluso meo con enfoque de género. paraisotropicalinsumiso.tumblr.com mujeresresenando.wordpress.com paraisotropicalinsumiso.tumblr.com

4 thoughts on “Manifiesto de un cuerpo desnudo

  1. Después de odiar durante muchos años,po no seguir el canon de belleza establecido,hoy estoy orgullosa de ser mujer..a pesar de los impedimentos que se nos ponen en una sociedad en la que desgraciadamente y en muchos sitios haya que seguir reclamando una igualdad con los hombres..aunuque hay muchos que son unos excelentes hijos como el mío,una gran pareja y muchos compas que saben valorar a las personas por lo que somos y no por el sexso que la maturaleza nos dio…Mi respeto y cariño a tod@s

    1. Espero que tu hijo crezca para ser un gran hombre. Sigue educándolo y me alegro de que ya no odies tu cuerpo, que los quieras y le des mucho amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.