México y la libertad de expresar tu misoginia a la sociedad

Frida Kahlo
Frida Kahlo

Soy mexicana y en mi país vivimos censurados, nuestra «libertad de expresión» le ha costado la vida ya a muchos periodistas. En el estado de Veracruz -donde yo vivo- han muerto al rededor de 20 periodistas por intentar ser objetivos y protestar contra el sistema corrupto en el que vivimos.

Hace unos días volvió a sonar el tema de un tal Gerardo Ortiz, cantante de música grupera (pop) conocido por mí gracias a un videoclip llamado «fuiste mía» que trataba nada menos que de un feminicidio. Lo indignante para mí fue leer comentarios como «está ejerciendo su libertad de expresión», «hay vídeos más violentos que ese y no les molestan», incluso una cantante mexicana comentó que ella tiene un videoclip más violento y nadie se indignó por ello. Es para mí imperdonable el que una persona con uso de razón no pueda entender lo que implica la violencia de género, en un país como México, donde tenemos una Ciudad Juárez, ciudad de poco más de un millón de habitantes en la que que desde 1993 se han presentado más de trescientos homicidios de mujeres, ni siquiera hay una cifra exacta, lo que sabemos es que sigue aumentando día a día. En México 7 mujeres mueren al día, la violencia de género es normalizada y no se distingue como parte del machismo que se vive en el país, no se le reconoce como algo distinto a los muertos por el narcotráfico o por un accidente en la carretera.

Es preocupante e indignante que un cantante de música grupera exponga en un videoclip una escena en la que ejerce violencia a una mujer por haberle sido infiel, la amarra, la agrede sexualmente y aparentemente termina con la vida de ésta. Este género es escuchado por gente que ejerce el machismo día con día, mujeres y niños ven videoclips y escuchan canciones misóginas sin saberlo, porque para ellos es algo normal y cotidiano. Esta música es cada vez más escuchada en el país y en el mundo y esa es la cara que estamos dando como sociedad. Eso no es México, me da vergüenza pensar que gente externa a nuestro país conozca eso de nosotros.

La libertad de expresión está distorsionada para muchas personas, la confunden con agresión y opresión. Podemos expresar ideas, sea cuales sean, nadie nos lo está prohibiendo, pero cuando esta idea está cargada de violencia, misoginia, homofobia, etc. entonces se vuelve un problema, se vuelve una agresión, opresión, y el mismo derecho tenemos a criticar la expresión de esas ideas nocivas.

En la edad media las mujeres eran acusadas de brujas o de haber sido fornicadas por un demonio y se les condenaba a la hoguera. Desde tiempos remotos hemos sufrido violencia de género, nos ha costado tanto trabajo liberarnos de la opresión del patriarcado, no nos vengan a decir ahora que un famoso cantante de música puede ejercer su «libertad de expresión» justificando los feminicidios de «malvadas mujeres» e incitando a su audiencia a violentar a una mujer por serle infiel, porque en algún momento -como dice la canción- «fue suya». Las canciones más misóginas que he escuchado son de banda o de grupera; con letras como: «Seré una bestia que sin respetar tomaré tu cintura y te daré, por detrás de tu cuello, morderte hasta hacerte llorar, que rasguñes mi espalda y me digas que ya, que te duele hasta el alma y no puedes más, mientras grabo un vídeo así, con mi celular…» que al ejercer su libertad de expresión están normalizando la violencia a la mujer, la agresión sexual, la intimidación, la misoginia, el machismo en su máxima expresión.

Es reprobable que se le permita expresar de tal manera a la gente con la excusa de que es su derecho, no puedo permitir que se siga confundiendo la libertad que tenemos como ciudadanos de expresarnos, de protestar, de exigir respeto, de democratizar la información, con la agresión y la opresión. No puedo permitir que se siga normalizando la violencia de género, que mientras más se escuchen estas canciones más tiempo y esfuerzo nos va a costar parar los feminicidios que suceden diariamente en nuestro país, precisamente porque existe ese caldo de cultivo que los ampara y justifica.

About Pilar Pérez Mora

Estudiante de fotografía. Con mucho qué decir y mucho por qué protestar.

One thought on “México y la libertad de expresar tu misoginia a la sociedad

  1. si que se puede prohibir la «apología» de los delitos graves, como el feminicídio o el genocidio, ¿te imaginas que alguien hiciese una canción diciendo ay ay ayyyy que hay que matar en las cámaras de gas a todos etc …? sería apología no solo del nazismo sino de un delito como el genocidio (por ejemplo, creo que la apología del genocidio está prohibida en Alemania y muchos países. Tenéis que luchar en México para que se haga una ley que prohíba la apología de los delitos graves (apología: decirles a los demás que hagan o que hacer ese crimen está o estuvo bien). Hay otras formas de hacerlo, en algunos países la apología de los delitos graves se castigan como desprecio a las víctimas de esos delitos, no se.. son delitos muy graves, si permites que se haga apología de esos delitos entonces no los puedes combatir correctamente..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.