Carta abierta a todos aquellos privilegiados que me llamáis feminazi

Autor: Kwangho Shin
Autor: Kwangho Shin

Cada vez que leo los comentarios de un artículo sobre una mujer asesinada a manos de un hombre o temática similar me pongo enferma. La ley de Lewis se cumple casi de manera matemática: los comentarios en cualquier artículo sobre feminismo justifican el feminismo. Nunca falta la horda de machitos quejicas diciendo lo mismo, ¿y de los hombres que mueren asesinados a manos de mujeres, qué? ¿Para cuándo esa igualdad por la qué supuestamente lucha el feminismo?

A todos estos victimistas ignorantes les informo:

1) Todas las vidas valen lo mismo, sea un hombre o una mujer, pero el motivo por lo que se hace eco con las mujeres maltratadas es porque la cifra de hombres maltratados simplemente no es comparable con las mujeres. Además, el fenómeno de la violencia de género obedece a razones sociales fuertemente arraigadas, mientras que los hombres asesinados por su pareja mujer son hechos aislados y puntuales.
2) Cuando una mujer asesina a su pareja, por muy horrible que sea, y por supuesto debe ser castigado, no se activan mecanismos que lo justifiquen como dar voz a los vecinos para decir que era una bellísima persona o que algo habría hecho su pareja para que perdiera la cabeza, mientras que la violencia de género se caracteriza por una situación de desigualdad, el hombre siente que debe ejercer su superioridad como macho sobre su pareja femenina.
3) Sólo el cero coma de las denuncias son falsas. Y el sistema está especialmente diseñado para cribarlas y que no lleguen a nada. Dejad de apoyaros en que muchas denuncias por violencia de género. Si pretendéis que hay muchas más denuncias falsas que las condenas por denuncia falsa, también tendréis que admitir que hay muchos más hombres que maltratan de los que realmente son condenados por maltratar. Las mismas reglas del juego para todos.

El primer párrafo de la Ley Integral Contra la Violencia de Género, en su exposición de motivos, lo explica de forma muy clara:

La violencia de género no es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Al margen de un tema tan serio como el asesinato, que es la punta del iceberg de la violencia cotidiana que soportamos por el mero hecho de ser mujeres, hay un millar de cosas que me cansan. Me cansa oír que las feministas de antes luchaban por el voto y las de hoy en día luchan por chorradas como lo de teñirse el vello de las axilas o no depilarse, como si el poder disponer de nuestros propios cuerpos con plena libertad fuese un problema menor, o como si fuese asunto vuestro qué hacemos con nuestros pelos. Queridos amigos, es fácil decirle a una mujer que no se depile si no quiere, pero ¿para cuándo vais a dejar de juzgar a una mujer por no hacerlo? Es fácil ser hombre y no afeitarse, dejarse barba, pero si eres mujer y no lo haces, eres sucia (cuando la depilación del vello público por ejemplo incrementa el riesgo de contraer enfermedades), descuidada y además, no eres deseada, como si no ser deseada por los hombres heterosexuales fuese el peor de los castigos que podamos sufrir como mujeres (?). También estoy harta de no poder hablar abiertamente de mi libertad sexual sin que me llamen puta; de no poder decir que no quiero casarme ni tener hijos sin que me llamen rara, amargada, egoísta o que simplemente me digan con una sonrisa estúpida que ya cambiaré de opinión. Estoy harta, a mis 25 años, escuchar comentarios estúpidos a tíos de mi edad, como cuando me dicen que no me queje de los babosos si llevo escote.

Y después de esta reflexión de mujer, que a muchos hombres a los que tanto les gusta criticar sobre feminismo no les interesará, les digo lo siguiente:

Se llama feminismo por que busca la IGUALDAD DE DERECHOS de las mujeres con respecto a los hombres. No busca la superioridad, ni es un movimiento antihombres, ni somos feminazis. Las y los feministas no solo luchamos por que las mujeres tengamos los mismos derechos y libertades, ni luchamos solo para que no se nos juzgue por temas que consideráis banales por que a vosotros no os afecta como la menstruación, la depilación o la libertad sexual. También luchamos para que VOSOTROS podáis vestir del color que os de la maldita gana sin ser llamado maricón, para que os quedéis en casa cuidando de los hijos mientras vuestra mujer trabaja si es lo conveniente sin que te llamen poco hombre y básicamente para que no tengas que sudar testosterona para ser considerado un machote. Por todas estas razones y muchas más lucha y existe el movimiento feminista actual. Así que no me jodáis con que el feminismo no es necesario.

About Elena Sánchez Jiménez

Estoy hasta el coño

12 thoughts on “Carta abierta a todos aquellos privilegiados que me llamáis feminazi

  1. Hola me ha encantado el artículo y me gustaría añadir que el término «feminazi» surgió de un hombre estadounidense que comparaba la lucha feminista con el holocausto moderno y de ahí surgió el término feminazi que en si no existe

    1. Que cosa es ser feminazi? Yo quisiera que alguien por favor me explicara cómo esas dos palabras pueden juntarse, que alguien me cuente que cosas hacemos las feministas parecidas a el movimiento nazista?

  2. BRAVO!! De todos los artículos que he leído en esta web, que son unos cuantos, es el que más me ha gustado. Dice absolutamente todo lo que quería leer. Y es que da rabia cuando alguien usa el término feminazi para desprestigiar el feminismo, especialmente cuando se trata de alguien que NO SABE LO QUE ES EL FEMINISMO. Criticar insultando («feminazi» es un insulto) no está bien nunca, pero aún peor está cuando uno no sabe lo que está criticando. Sinceras felicitaciones a la autora.

    Saludos!

  3. Bueno feminazismo son esas mujeres que creen que son superiores al hombre en todo, el extremo opuesto es el machismo. El feminismo busca la igualdad en todo(la virtud en término medios). Si observamos bien el machismo se acentuó en el régimen franquista, desgraciadamente por el movimiento nacional (sublevados). De hecho el cambio revolucionó a la mujer ya por los métodos anticonceptivos y la llegada de la democracia. El problema radica en los privilegios de aquellas mujeres que se aprovechan.ej ir a la universidad gratis . Sobre si hay menos en la prensa es por intereses políticos y económicos… Ahora mismo se han vuelto las tornas y hay personas que están sufriendo por estas cosas que suceden gracias a mujeres que hacen daño a las verdaderas perjudicadas. Y también perjudicados como sus respectivas familias. Saludos un hombre.

  4. Sucede que es articulo suena violento y esta escrito desde la violencia y pareciera que solo busca generar odio entre quienes pensamos diferente, los que somos normales y tenemos metas y objetivos normales, todo bien si queres teñirte los pelos de las axilas pero hacelo para ti y no para el resto del mundo, que sea parte de tu intimidad, el derecho lo tenemos, por lo cual no veo cual es el reclamo.

  5. Cuando mencionas que la cantidad de cifras de mujeres asesinadas por su pareja es mayor que hombres asesinados tienes toda la razón, pero solo estás hablando de un tipo de violencia muy específica que es la doméstica. Evidentemente los hombres son los que más sufren violencia GENERAL en el mundo, son muchísimos más hombres asesinados que mujeres en países violentos, por delincuencia común, robos, peleas callejeras, guerras, (te recuerdo que la guerra es un asunto prácticamente de solo hombres, solo ellos tienen que afrontarla). ¿Qué tienen para decir entonces frente a esto? Por otra parte, sé que hoy en día es increíble que todavía haya desigualdad entre mujeres y hombres y podríamos estar en desventaja en ciertas ocasiones, pero yo a la mujer no lo considero un ser vulnerable, o tal vez no tanto como un niño, un anciano, un «discapacitado» que no debería llamarse así, o un animal, por ejemplo. La violencia frente a los anteriores sí me parece el mayor acto de cobardía, pues ellos sí se encuentran totalmente en desventaja, son los más vulnerables. Yo soy una de las que considera, como mencionas, que las feministas de antes sí luchaban por cosas importantes y que las de ahora se preocupan por «chorradas». Es verdad que las mujeres tenemos presión frente a muchas cosas (como los hombres), pero finalmente, algunas de ellas no te van a hacer la vida imposible y se trata más de una actitud mental. Si no puedes votar o no puedes estudiar como las mujeres del pasado, definitivamente es un abuso o una opresión, pero que tu tía o vecina te diga que «algún día vas a sentir el reloj biológico» porque no quieras ser madre… tal vez puedas sentir enojo o incomodidad dos segundos, pero finalmente no tiene trascendencia. Una vez vi un post en facebook que decía «A nadie le importa si quieres ser delgada o gorda, si quieres tener hijos o no, si quieres vestir falda o pantalón, EN SERIO, A NADIE LE INTERESA, SUPÉRALO». Y tenían toda la razón, pueden estar peleando contra «las normas de belleza del sistema» y tal vez no se han dado cuenta que nadie las está mirando y a nadie le importa. Si quieren salir con las piernas y axilas peludas, háganlo, no pasa nada, pero no lo publiquen como si fuera una realización personal o algo de admirar, porque no, no eres única única y diferente, no eres interesante solo por no llevar falda y tener el pelo corto. Y por último, que era la parte a la que quería llegar, es que entiendo y está bien que quieran luchar contra algunas presiones que tenemos las mujeres en cuanto a belleza y comportamiento, pero también tienen que aceptar que algunas no queremos cambiar esto (no la verdadera desigualdad, como el asunto de los salarios más bajos, etc), sino frente a la belleza y vanidad. Yo, por ejemplo, me depilo cada vez que veo el primer vello y no dejaré de hacerlo porque para mí es cómodo y bonito, me siento mejor cuando estoy así, ¿entonces soy parte del sistema y me están oprimiendo? no me interesa, solo hago lo que yo considero correcto. Me gusta llevar el cabello largo, cuidar mi cuerpo, me gusta la moda, mas porque soy diseñadora. La obesidad NO ES ALGO SALUDABLE y definitivamente no deberían promoverlo, en mi adolescencia fui gorda, ahora soy delgada, y tengo muy claro que estar así es mejor (no hay que decir lo que las personas quieren escuchar, las cosas como son). En general me consideran una mujer muy femenina Y NO TENGO NINGÚN PROBLEMA CON LO QUE ESTO SIGNIFICA, por el contrario, me siento muy identificada, y tengo muy claro que esto no tiene nada que ver con mi carácter o debilidad. El asunto del deseo siempre me ha causado curiosidad, todas las personas queremos sentirnos deseadas en algún momento, hombres y mujeres de cualquier orientación. Evidentemente algunas mujeres no quieren sentirse deseadas «ni necesitan la aprobación» de los hombres porque no les interesan los hombres, pero quieren ser deseadas por otras mujeres. Todos tratamos de sentirnos deseados de diferentes maneras, no solo la mujer que se viste mostrando su piel quiere sentirse deseada, la mujer recatada y elegante también busca serlo siendo de esta manera. Tienes toda la razón al decir que la prioridad de una mujer no es necesariamente ser deseada por un hombre, pero tampoco quiere decir que no quiera serlo. Por supuesto que queremos sentirnos deseadas por nuestro novio, esposo, o el hombre que nos interese.

  6. Feminazi = supremacista hembrista. Es un problema muy grande sobre todo en la clase política y las redes sociales que ya han conseguido cambios legislativos que de facto supone la eliminación del derecho a la presunción de inocencia de cualquier hombre en el caso de cualquier denuncia recibida, por ejemplo, tratándonos a todos como a delincuentes con la condicional.

    No tiene nada que ver con el feminismo pasivo, ni con el activo, ni con el feminismo radical.
    No es fácil entender porque l@s autoproclamad@s feministas dan amparo bajo su bandera a esas absurdas y fascistas ideas, para disfrazar de feminismo una mierda de ideología que no es otra cosa más que supremacismo feminazi.

    Lo más asombroso es que el 99 % de mujeres y hombres que uno conoce por la calle son feministas, y entre el 1 % restante hay muchos más machistas que feminazis. Por eso esa oleada feminazi en los altos poderes fácticos representando a un número tan ínfimo de personas, no se pueden entender sin un intento de doble deslegitimación desde la derecha contra el ideario feminista por una parte, y contra el ideario de izquierdas por otro.

    L@s feminist@s que dan cobijo y protección a supremacistas hembristas contribuyen – de manera negligente – a ese descrédito creciente. Quizás se tiende a conceptuar a las feminazis como una suerte de brazo armado que va a hacer avanzar el feminismo de manera más rápida y contundente. Eso es una necedad. El tiempo demostrará que es pan para hoy y hambre para mañana.

    STOP FEMINAZISMO. LOS HOMBRES NO SOMOS CRIMINALES SOLO POR NACER CON PENE.

    P.D.: el vocablo «feminazi» lo inventaría un fascista estúpido, pero el término es perfecto. No hay manera mejor de referirse a la contaminación del ideario base del feminismo con datos falsos, estupidez elevada al cubo, odio visceral e injustificado hacia todos los hombres, y auténticas técnicas de propaganda nazi para justificar las pretensiones de las supremacistas hembristas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.