Cuatro cosas que hacen los hombres en el fondo cuando “juegan al abogado del diablo” con las feministas

Después de que me hiciesen algunas preguntas generales que me enfrentaban una y otra vez al tópico de que el acoso callejero es “sólo un cumplido”, el anfitrión llamó a la participación de otras mujeres tatuadas que quisieran discutir sus experiencias con los diseños artísticos de su cuerpo y el acoso. No me sorprendió mucho que la primera llamada contestada fuese la de un tío.